18 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas la Laguna

IBERO TRANSFORMA

MIGRACIÓN Y XENOFOBIA

LUZ MARÍA LÓPEZ MEZA
martes 08 de enero 2019, actualizada 8:18 am


El segundo semestre de 2018 en materia de migración fue realmente doloroso. La caravana de migrantes que transitó por nuestro país, y posteriormente varados en Tijuana, la xenofobia de la población tijuanense, el despliegue de las tropas militares de los Estados Unidos en las principales fronteras con México, la insistencia del Presidente Trump en la construcción del muro que a toda costa quiere que México pague por él; el desalojo de migrantes de los albergues que brindan atención humanitaria en Tijuana. Para este 2019, el día primero de enero el desfile xenofóbico en Delawere Estados Unidos en contra de los migrantes, además de la reducción del gasto público en Estados Unidos como presión a los congresistas en estados unidos para la aprobación del muro de Trump. Todo esto refleja una grave crisis humanitaria de toda la población y en el vecino país con mayor intensidad y permisidad por parte de su Presidente.

La migración es un derecho, ¿por qué será tan difícil entender este derecho?, la mayoría de la población no pueden entender que, si el país donde resides no te brinda la principal seguridad, libertad, y de supervivencia, la población tiene derecho a buscar otras alternativas para asegurar su vida y la de su familia.

Las leyes internacionales protegen a los migrantes: el Artículo 22 de la Convención Americana de Derechos humanos señal que: toda persona tiene derecho a salir libremente de cualquier país, inclusive del propio, tiene derecho de buscar y recibir asilo en territorio extranjero… en ningún caso el extranjero puede ser expulsado o devuelto a otro país, sea o no de origen, donde su derecho a la vida o a la libertad personal está en riesgo de violación a causa de raza, nacionalidad, religión, condición social o de sus opiniones políticas, y está prohibida la expulsión colectiva de extranjeros.

Otros derechos que tienen los migrantes en son; Derecho a la nacionalidad, Derecho al libre tránsito, Derecho a la seguridad jurídica y al debido proceso, Derecho a la atención consular, Derecho a no ser discriminado, Derecho a la protección de la unidad familiar, Derecho a la dignidad humana, Derecho a no ser criminalizado, Derecho a no ser detenido en albergues, Derecho a la hospitalidad del estado receptor y a la solidaridad internacional.

Las leyes que protegen a los migrantes impiden que construyamos muros, que impidamos el paso a todas estas familias y que también les frustremos sus sueños de una nueva vida y de libertad.

¿Entre qué nuevos muros los hemos encerrado o desaparecido? Gobierno y sociedad tienen que dar una respuesta que salvaguarde la vida y la seguridad de todos estos migrantes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...