23 de febrero de 2019 notifications search
menu
Internacional

Se radicalizan posturas antes de votar Brexit

El acuerdo será votado el próximo 15 de enero, con posiciones divididas

EFE
LONDRES, REINO UNIDO, martes 08 de enero 2019, actualizada 10:01 am

El Reino Unido afronta la última semana antes de que el acuerdo del "brexit" se someta finalmente a votación parlamentaria el próximo 15 de enero, con las posturas de detractores y defensores del pacto cada vez más radicalizadas.

Lejos de haber acercado posiciones, el receso navideño concluyó este lunes con la Cámara de los Comunes igual de dividida que como terminó el año.

El líder del principal partido de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, elevó el tono de sus críticas al Gobierno de la conservadora Theresa May, al calificar su acuerdo como "el monstruo de Frankestein". El político presentó ayer en el Parlamento una pregunta de urgencia acerca del estado de las conversaciones del Ejecutivo con los Veintisiete para mejorar el tratado propuesto sobre el divorcio entre Londres y Bruselas.

Corbyn lamentó en Westminster que May no compareciera para responder a su cuestión y, en su lugar, lo hiciera el ministro del "brexit", Steve Barclay, quien aseguró que la "premier" continúa trabajando con la UE en este sentido y ha mantenido conversaciones con diversos líderes europeos durante la fiestas navideñas.

El titular de la cartera a cargo del "brexit" puntualizó que será a partir de este miércoles, cuando se reanude el debate parlamentario sobre el texto, cuando los diputados serán informados de los avances que se han producido entre las partes.

RECHAZAN RENEGOCIACIÓN

Sin embargo, la Comisión Europea (CE) insistió ayer en que no habrá ninguna reunión para renegociar el documento consensuado el pasado mes de noviembre entre los dos bloques.

"Estamos en un punto donde hay que esperar a los acontecimientos del proceso de ratificación del lado británico y no habrá reunión entre los equipos negociadores" de Londres y Bruselas, manifestó el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

La UE ya advirtió que no piensa cambiar el tratado negociado, pero se mostró dispuesta a hacer "aclaraciones" sobre su contenido, en particular, sobre la polémica cláusula de seguridad para evitar una frontera en la isla de Irlanda, que se aplicaría si no hay un acuerdo comercial bilateral al fin del periodo de transición posterior al "brexit". El Gobierno debe conseguir esas garantías adicionales al pacto para tratar de recabar el apoyo suficiente en la Cámara de los Comunes, a fin de evitar una salida no negociada.

Una posibilidad que, aunque el Gobierno rechaza, plantea como única alternativa a su acuerdo con el fin de presionar a los diputados para que voten a favor del mismo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...