18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Deportes

Consultorio Deportivo

AUTOVALORACIÓN DE LA CAPACIDAD FÍSICA

JORGE GALVÁN
lunes 07 de enero 2019, actualizada 9:25 am


Una pregunta frecuente entre las personas que deciden iniciar una actividad física es cuál es su nivel de capacidad física, y de qué forma pueden saberlo, ya que un buen número de ellos no cuenta con los recursos para practicarse exámenes y pruebas diagnósticas.

La prueba de percepción del esfuerzo de Borg, es un instrumento que puede utilizarse si el deportista no pertenece a un grupo de riesgo o no tiene antecedentes de alguna enfermedad que pueda comprometer su estado de salud.

Esta prueba fue elaborada por el sueco Gunnar Borg, es conocida también como prueba de percepción del esfuerzo subjetivo, ya que corresponde al grado de esfuerzo que siente el paciente al realizar alguna actividad física.

En un principio la prueba estaba formada por 20 niveles para posteriormente ser modificada a 10 u 11 niveles, los cuales parten del nivel 0, que corresponde al estado de reposo, en donde obviamente no hay esfuerzo, asciende en niveles que van del 1º muy, muy suave, el 2 que corresponde al esfuerzo suave, los niveles 3,4,5 y 6 reflejan un esfuerzo de moderado a duro o algo duro, mientras los niveles 7,8 y 9 representan sensación de esfuerzo muy duro y los niveles 10 y 11 un esfuerzo máximo.

Esta escala puede asociarse a las frecuencias cardíacas en donde ciertas zonas están ligadas a actividades aeróbicas aplicables a la quema de grasa, que corresponderían al nivel 3 de Borg o de frecuencias en las que se obtiene beneficio de adaptación cardiovascular correspondientes al nivel 7 de Borg. Existen más pruebas aplicables sin mayor dificultad para su aplicación como el test de Ruffier y su variante como el test de Dickson en los que se evalúa la frecuencia cardíaca en reposo y posterior a 30 sentadillas en 45 segundos a los 15 segundos siguientes y un minuto después, el grado de recuperación o proximidad a su frecuencia cardíaca de inicio es el parámetro de su capacidad física, obviamente existen limitantes para la aplicación de la prueba como pueden ser lesiones de rodilla o bien de antecedentes cardiovasculares que pueden agravarse por la exposición al ejercicio.

Como lo he comentado en ocasiones anteriores es mejor acudir a un médico con orientación deportiva, quien cuenta con los recursos y conocimientos necesarios para hacer una evaluación adecuada.

Y ya que usted ha tomado la decisión de tener un mejor estilo de vida no está de más recomendarles que extremen las medidas preventivas tanto por el clima imperante en la región como las enfermedades respiratorias tan frecuentes en esta temporada, haga un esfuerzo por un examen médico, elija las carreras que correrá durante la temporada tomando en cuenta tiempos de recuperación a fin de evitar lesiones, así mismo el sitio, la hora y la ropa adecuada para su entrenamiento, no olvide consumir líquidos suficientes y aplíquese las inmunizaciones necesarias para prevenir enfermedades para que disfrute a plenitud la actividad de su preferencia ¡hasta la próxima!

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...