16 de febrero de 2019 notifications search
menu
Torreón

Colonia César G. Meraz es un peligro: estudio

DIANA GONZÁLEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DGO, sábado 05 de enero 2019, actualizada 7:46 am

El Centro Nacional de Prevención de Desastres Naturales (Cenapred) entregó el informe técnico de estudios de tomografía eléctrica y georradar de penetración terrestre al municipio de Lerdo que se realizó en la colonia César G. Meraz. El estudio se ejecutó por ser área de hundimientos.

Los resultados indican que las calles donde existe mayor riesgo son la Calle Nevado de Toluca, Calle Aconcagua, Calle Himalaya, y Calle Pirineos.

Concluye el estudio que hay evidencia de dolinas o cavidades cuya presencia constituye un peligro, ya que pueden migrar a la superficie y provocar hundimientos súbitos que afecten tanto a la infraestructura local como a los habitantes.

"En casos extremos una o varias viviendas pueden hundirse completamente a consecuencia de falta de techo de la cavidad", cita el estudio en sus conclusiones.

Entre las recomendaciones se especifica que en una segunda etapa se debe hacer una exploración directa con perforaciones en los sitios indicados como anómalos y en una tercera etapa se deben remediar las cavidades localizadas.

El estudio indica que el mayor riesgo se ubica en la calle Nevado de Toluca (que es el principal acceso a la colonia) y en la calle Aconcagua, áreas donde hay que perforar para conocer la forma, extensión y geometría de las posibles cavidades usando una perforadora direccional y otros métodos descritos. También se recomiendan acciones similares en las calles Himalaya y Pirineos.

"Una vez que se tenga la verificación directa se deberá tomar la decisión en cuanto a la posible remediación de la cavidad sobre la que se tengan construcciones o la reubicación de sus habitantes. Lo anterior implica utilizar algún método de relleno con asesorías de un geotecnista", indica el documento del Cenapred.

Adicionalmente citan una técnica desarrollada por ingenieros de la Armada de los Estados Unidos de Norteamérica que consiste en inyectar cemento con agregados desde la parte más baja de la cavidad para lo cual es necesario tener la certeza de la profundidad de las cavidades.

No obstante, lo anterior no es tarea sencilla, pues el estudio indica que la mezcla debe ser tal que al final del fraguado ésta tenga las propiedades de resistencia, deformación y permeabilidad de los suelos que prevalecen en el sitio porque de no tenerlas se corre el riesgo de generar daños como la propagación del fenómeno hacia zonas que no estaban afectadas originalmente.

4CALLES son donde dan por un hecho que hay cavidades.
3AÑOS más es lo que duraría la gestión en el SIMV.
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...