16 de febrero de 2019 notifications search
menu
EDITORIAL

Vienen tiempos arduos para México

JOSÉ SANTIAGO HEALY
viernes 04 de enero 2019, actualizada 8:56 am


Si el 2018 fue un año especialmente complicado para México, el nuevo año podría ser funesto si no se toman las acciones oportunas y correctas por parte de los sectores público, privado y social.

Las razones de un panorama sombrío para este 2019 están a la vista:

En primer lugar las amenazas de una desaceleración económica en Estados Unidos que podría convertirse en recesión y dar al traste con los planes de crecimiento del nuevo gobierno.

En segundo lugar la relación entre el Estado y el sector privado ha cambiado radicalmente desde la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador y los morenistas. Los ataques y descalificaciones contra los empresarios siguen a la orden del día.

En tercer término tenemos una perspectiva económica nacional incierta en medio de un ambiente político y social que ha comenzado a enrarecerse.

Varias de las decisiones económicas tomadas por el gobierno entrante han sido cuestionadas tanto al interior como al exterior de México. Por si fuera poco, la trágica muerte de dos políticos de la oposición -los esposos Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso- levantaron un velo de sospecha sobre el nuevo régimen.

¿Alguien puede explicar cómo sucede un accidente fatal de dos acérrimos rivales de Morena en un helicóptero que reportan en magníficas condiciones, tripulado por un piloto experimentado y cuyo vuelo se realiza en un día soleado y con amplia visibilidad?

La cuarta razón se refiere a la nueva composición política en México donde el partido en el poder domina ampliamente las cámaras de diputados y senadores además de varias entidades claves como la Ciudad de México, Veracruz y Tabasco.

Con el reciente nombramiento de Arturo Saldívar como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, surgen sospechas de que también el poder judicial estará manejado desde Palacio Nacional.

El Ejecutivo propuso para el año 2019 un presupuesto razonable en términos del déficit fiscal, sin embargo dejó muchas áreas estratégicas descobijadas y varios estados castigados con recortes presupuestales lo que afectará el crecimiento y el ánimo en varias regiones del país.

Quedan además amplias dudas sobre el gasto social excesivo que ha sido destinado para ayudar a las personas de la tercera edad, a jóvenes sin trabajo y a sectores sociales desprotegidos.

Se trata de su multimillonarias sumas que beneficiarán a personas necesitadas, sin embargo es un gasto improductivo que no generará empleos y menos riqueza.

El estilo personal de gobernar por parte de López Obrador es otro factor preocupante. Es evidente que hemos retornado al presidencialismo de antaño donde nada se moverá en México sin la aprobación del jefe del ejecutivo.

Nuestro país había logrado avances sustanciales en cuanto a la descentralización de programas nacionales y en especial a la toma de decisiones. Ahora tendremos que esperar al "dedo" presidencial para que fluyan las accionas de gobierno.

En este contexto será crucial que la sociedad mexicana, a través de sus organismos ciudadanos, recupere el dinamismo de años pasadas cuando se construyeron instituciones valiosas como el Instituto Federal Electoral y la Comisión de Derechos Humanos que después cayeron en las garras de los partidos políticos.

Las perspectivas son pues sombrías, sin embargo no todo está perdido y menos si consideramos que el camino que ha recorrido el país hacia la democracia no arrancó ayer y tampoco podrá ser destruido por un hombre o un partido.

López Obrador es un político de izquierda que raya en el populismo, pero ha mostrado prudencia a la hora de gobernar y ha sabido corregir algunos de sus errores.

Confiemos que con la ayuda de sus colaboradores y el contrapeso de una sociedad crítica como es la mexicana, podamos avanzar pausadamente y lograr el crecimiento que requiere nuestro país.

Las crisis presentan siempre oportunidades, en este año habrá que aprovechar las coyunturas como son los incentivos que tendrá la franja fronteriza para que esa región resurja y se convierta en el motor de la economía nacional en los próximos años.

Gobernantes, empresarios, dirigentes políticos y sociales tendrán que ver más allá de las notables diferencias que existen para diseñar nuevos esquemas y planes para facilitar la inversión nacional y extranjera.

Suena irónico hablar de ello luego de la cancelación del aeropuerto de Texcoco, empero México es mucho más que una terminal aérea y podrá seguir adelante a pesar de un fallido gobierno, ya lo hemos vivido en el pasado.

Sin duda el panorama es a todas luces peliagudo, pero nada que espante al espíritu y a la determinación de los mexicanos.

NOTICIAS, NOTICIAS…

Sorprendió una fuerte nevada en pleno Año Nuevo a los habitantes del norte de Sonora y Baja California, no se veía tan abundante precipitación de nieve desde hace unos diez años. Una onda fría seguirá afectando a buena parte del país por lo que se recomienda protegerse muy bien, en especial a niños y ancianos… Cuentan que AMLO mandó su carta a los Reyes Magos con dos peticiones: un trenecito maya de gasolina que aguante hasta las afrentas de los zapatistas y una caja grande llena de soldaditos bien entrenados y honestos para su Guarda Nacional.

Comentarios a [email protected]
TAGS
Temas del día
  • Fortaseg
  • Chapo Guzmán
  • Roma
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando tendencia...