15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Cuestionan seguridad del mercado de San Pablito

EL UNIVERSAL
TULTEPEC, EDOMEX, sábado 29 de diciembre 2018, actualizada 8:52 pm

Enlace copiado

El nuevo tianguis pirotécnico de San Pablito quedó lejos de lo prometido por autoridades estatales en cuanto a medidas de seguridad, muchas de las cuales quedaron sólo en proyecto.

La tarde del pasado 28 de diciembre fue reabierto el mercado pirotécnico, luego del incendio del 20 de diciembre del 2016 que consumió la totalidad de locales y dejó saldo de 42 personas muertas y más de 60 lesionadas.

A más de dos años del siniestro, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) otorgó permisos extraordinarios a 168 locatarios para venta de pirotecnia en el tianguis, del 25 al 31 de diciembre de este año.

Armando Portuguez Fuentes, alcalde con licencia de Tultepec, afirmó en julio del 2017 que le presentaron un anteproyecto del tianguis con locales de 2.5 por 2.5 metros, muro perimetral y cuatro salidas con puertas automáticas que se abrirían en casos de emergencia, se reduciría de 300 a 260 el número de locales y habría una "aduana" al ingresar, donde se pesaría la mercancía para que los vendedores no excedieran los 25 kilogramos de producto permitidos.

Posteriormente se dijo que crearían montículos de tierra en el área de amortiguamiento del tianguis y encima plantarían árboles, que funcionaría como barrera natural en caso de incendio, además de que el estacionamiento estaría en un predio aledaño.

En enero del 2018, Portuguez Fuentes cuestionó el gasto de 35 millones de pesos realizado por el gobierno estatal para construir 150 locales del tianguis de San Pablito, pues el ayuntamiento invirtió 7 millones de pesos para edificar los 150 locales faltantes.

"Se nos dijo que se iba a hacer un mercado confinado, que iba a tener bardas con barrotes metálicos, una frontera en aquella esquina, que iba a haber una diagonal con una vialidad y que se iban a colocar torniquetes, una especie de báscula para que pasaran ustedes con sus mercancías y pudieran pesarla para que no pasaran más de lo permitido", dijo entonces.

Añadió: "Está bien, excelente, pero al final nada de eso quedó y el dinero sí se gastó. Y al final eso es lo que duele, que utilizan nuestra desgracia, nuestro dolor, a la mejor para sacar un dinero para otro lado. Yo no sé para dónde se haya ido, pero yo no creo que aquí se hayan invertido 35 millones de pesos, ¿ustedes sí lo creen?".

El 7 de julio del 2017, el Instituto Mexiquense de la Pirotecnia (Imepi) realizó pruebas a un prototipo de local para el mercado pirotécnico de 2.5 por 2.5 metros, construido de concreto armado de hormigón, diseñado especialmente por la empresa Cemex.

La resistencia de ese concreto es de 400 kilogramos por centímetro cuadrado, mientras que el concreto comercial resiste 250 kilogramos por centímetro cuadrado.

Los anteriores locales del tianguis de San Pablito medían 3.5 por 3 metros y eran de block con techo de lámina, construidos en módulos de cuatro, que compartían bardas.

Los nuevos locales son más pequeños, de 2.5 por 2.5 y con mayor resistencia, pues son del concreto especial, también con techo de lámina.

Los módulos del nuevo tianguis son de cuatro locales, pero ahora separados por un espacio de alrededor de 50 centímetros, en tanto que los anteriores locales compartían bardas.

Portuguez Fuentes dijo, incluso, que la Sedena propuso reubicar el mercado pirotécnico para alejarlo aún más de las zonas urbanas, además de que luego de que fueron construidos los locales argumentó que las distancias no eran adecuadas, lo que retrasó la liberación de los permisos, suspendidos por el incendio del 20 de diciembre del 2016.

El nuevo mercado pirotécnico de San Pablito no tiene torniquetes ni hay báscula para que los comerciantes pesen su mercancía y no excedan los 25 kilogramos de cohetes permitidos, tampoco cuenta con cuatro salidas con puertas automáticas.

El espacio entre los módulos es más amplio y no hay venta de comida en el interior del mercado, además de que los locatarios elaboraron un Reglamento Interno con el que se autorregulan y prevé sanciones, que van de la amonestación a la clausura del local y el retiro del permiso correspondiente.

Dicho Reglamento establece que cada local debe tener hasta 25 kilogramos de juguetería pirotécnica y prohíbe que los comerciantes se extiendan más allá de su local.

Autoridades y locatarios afirmaron que el nuevo diseño del tianguis evitará una reacción en cadena, por lo que en caso de un accidente sólo se afectará un local o un módulo, no todo el mercado, como ocurrió en las tres ocasiones anteriores.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...