17 de junio de 2019 notifications
menu
Internacional

'Muy posible que cierre de gobierno llegue a 2019'

AP
WASHINGTON, EU, lunes 24 de diciembre 2018, actualizada 7:18 am

Enlace copiado

Un alto funcionario de la Casa Blanca advirtió ayer que es "muy posible" que el cierre parcial del gobierno llegue hasta el Año Nuevo, y aseguró que la solución del conflicto depende de los demócratas del Senado.

"La bola está en la cancha del Senado", dijo Mick Mulvaney, jefe de despacho interino de la Casa Blanca.

Mulvaney, quien también es director de la oficina del presupuesto de la Casa Blanca, dijo que ha estado esperando noticias del líder de los demócratas del Senado, Chuck Schumer de Nueva York, después de que el gobierno presentara el sábado a Schumer una contrapropuesta para la larga disputa sobre el financiamiento del muro fronterizo prometido por el presidente Donald Trump.

Mulvaney se negó a dar detalles de la oferta, pero dijo que la propuesta está entre la petición de los 5,700 millones de dólares que pidió Trump y los 1,300 millones de dólares ofrecidos por los demócratas.

Se espera que el punto muerto causado por el muro se extienda hasta el jueves ya que la Cámara de Representantes y el Senado, que tuvieron sesiones extraordinarias el fin de semana, se retiraron hasta finales de la próxima semana.

El lunes y martes, Nochebuena y Navidad, respectivamente, son días festivos federales, lo que significa que gran parte del gobierno federal ya estará cerrado.

El miércoles es el primer día en que los contribuyentes comenzarán a sentir los efectos del cierre, dijo Mulvaney. Agregó que pronosticaba que el cierre se extendería más allá del jueves, cuando se tiene programada una sesión del Congreso.

"Es muy posible que este cierre se extienda más allá del 28 y hasta que entre el nuevo Congreso", dijo.

Los demócratas se mantuvieron firmes ayer en su oposición a pagar por el muro, que fue una promesa central de la campaña del presidente Trump.

En el segundo día del cierre federal, Trump tuiteó el domingo que lo que el país necesita es "un buen MURO tradicional que funcione", en oposición a una serie de drones aéreos y otras medidas que "son maravillosas y muy divertidas", pero no las correctas para evitar que "drogas, pandillas, tráfico humano, elementos criminales y muchas cosas más" entren a Estados Unidos.

CONSECUENCIAS

La Estatua de la Libertad permaneció abierta para visitas, gracias al dinero del estado de Nueva York, y el Servicio Postal de Estados Unidos, una agencia independiente, todavía entregaba correo.

En Washington, los monumentos a los presidentes más célebres de EE.UU. -Abraham Lincoln, George Washington o Thomas Jefferson- se mantenían abiertos para sorpresa de algunos turistas, que temían encontrarse con vallas y carteles de "cerrado" como ocurrió en el cierre de Gobierno de 2013.

Sin embargo, la interrupción afectó muchas operaciones del gobierno y las rutinas de 800,000 empleados federales. Aproximadamente 420,000 empleados fueron considerados esenciales y se esperaba que trabajaran sin goce de sueldo. Otros 380,000 se irán con licencia, o sea que permanecerán en casa sin pago. El Senado ya había aprobado una ley asegurando que recibirán su pago retroactivo, y la Cámara de Representantes probablemente haga lo mismo.

Durante meses, Trump consideró triunfal la idea de un cierre a causa del muro. La semana pasada dijo que estaría "orgulloso" de cerrar al gobierno. Hizo campaña con la promesa de construir el muro y también prometió que México pagaría por él, algo que México se ha negado a hacer.

Trump aceptaría menos dinero para el muro

Trump está dispuesto a aceptar menos dinero del que ha estado exigiendo para construir el muro en la frontera con México, dijo ayer un alto funcionario de la Casa Blanca, mientras que un legislador demócrata señaló que su bancada podría mejorar su propuesta presupuestal pero sin destinar recursos para esa estructura.

Los dimes y diretes entre las partes difundidos por los medios de comunicación no ayudaron a generar esperanza de que la paralización de algunos sectores del gobierno federal durante la Navidad concluirá esta semana, en que la Cámara de Representantes y el Senado reanudarán sesiones.

Mulvaney, que también está a cargo de la oficina presupuestaria de la Casa Blanca, dijo estar a la espera de la respuesta del líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, a quien el gobierno presentó una contrapropuesta en medio de la disputa de larga data en torno a la financiación para el muro.

Mulvaney no abundó en detalles pero señaló que la cantidad propuesta se ubicaría entre los 5,700 millones de dólares solicitados por Trump y los 1,300 millones que los demócratas están ofreciendo.

“Nos distanciamos de los cinco (mil millones) y esperamos que ellos ofrezcan más de 1.3”, declaró Mulvaney.

El director habló de la flexibilización en la postura del mandatario menos de un día después de que un alto funcionario del gobierno insistiera el domingo ante la prensa que el Congreso ceda ante las exigencias de Trump, destacando la naturaleza impredecible del estilo negociador del presidente.

El senador demócrata Dick Durbin se pronunció a favor de aumentar el uso de la tecnología en la frontera en lugar de construir “una muralla medieval”.

Al preguntársele si estaba dispuesto a incrementar los recursos siempre y cuando el dinero no se utilice para el muro, Durbin respondió: “Desde luego”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...