19 de febrero de 2019 notifications search
menu
Gómez Palacio

Alertan que no es fácil denunciar abuso sexual

Los servicios de emergencia registraron 4,357 llamadas por abuso sexual en México

EDITH GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 06 de diciembre 2018, actualizada 8:36 am

De enero a octubre de este año, a nivel nacional, los servicios de emergencia registraron 4,357 llamadas por abuso sexual, de las cuales 66 correspondieron a Coahuila y 53 a Durango, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La estadística es relativamente baja considerando que por lo menos cada nueve minutos se violenta sexualmente a una persona, según la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas Violadas (ADIVAC).

Para una persona abusada sexualmente, hablar de esta situación no es fácil y sobre todo, denunciarla. Pueden tardar meses o incluso años debido a que, en ocasiones, ni siquiera están conscientes de que son víctimas de abuso, además de que la vergüenza y la culpa son los principales sentimientos que experimentan.

Adriana Teresa Romo, psicóloga infantil e integrante de la Red de Mujeres de La Laguna, dice que es poco probable que una víctima hable o denuncie esta situación de manera inmediata.

"Cuando hay un abuso y sobre todo cuando es de una manera más o menos prolongada, es decir, que se repite, no es un evento y ya, sino que empieza como un abuso psicológico, como una manipulación que tiene tintes de afecto, de cercanía, de protección, eso se va incrementando, va habiendo cada vez, conductas, palabras o actitudes más encaminadas al abuso físico, emocional, pero más incrementados puede llegar a haber abuso sexual, hay que entender que se tiene la falsa creencia de que si no hay una violación como tal, una penetración no afecta, por eso no se denuncia".

Dice que la experiencia de sobrevivientes de abuso sexual dicta que tocamientos, palabras, exposición a pornografía, obligar a niños, niñas y jóvenes a presenciar conductas sexuales, cualquier tipo de abuso puede ocasionar, psicológicamente, un daño similar o parecido a una violación, "es un error creer que el daño es menor".

Romo señala que no denunciar inmediatamente no debe ser motivo para que se pierda la credibilidad en la víctima, pues cada quien vive un proceso diferente y conforme se avanza en ese proceso, entonces es como pueden animarse a hablar.

Incluso mujeres de 48 años, o jóvenes de 22 años, externan su experiencia cuando el abuso sucedió a los 6, 7 u 8 años de edad.

Esto también obedece, según la especialista, a que muchas veces la víctima no identifica el abuso sexual, hasta que alcanza una edad madura.

"Es tan impactante a nivel psíquico, que las personas cuando son infantes y jóvenes ni siquiera entienden qué les está pasando. Durante muchos años él o la adolescente se calla, porque no entiende lo que sucedió, hasta que la personalidad está madura, la persona hace conciencia".

Además, normalmente porque quien abusa tiene conductas seductoras, es decir, primero se ganan confianza, cercanía de la víctima, portándose como personas agradables, simpáticas, cercanas y eso hace que las personas vayan confiando en ellos, si a esto se le agrega la figura de autoridad (papá, abuelo, sacerdote) personas que tienen cierta ascendencia afectiva y moral, y así es mucho más fácil manipularlas.

Adriana Teresa Romo, dice que esta situación prende focos rojos en las familias, pero sobre todo en las instituciones educativas, pues en este año, en Gómez Palacio se han denunciado públicamente abusos de docentes de una primaria y dos preparatorias.

"Las instituciones tienen que implementar consejería, vigilancia, selección de personal o ciertos mecanismos de control, evaluación o supervisión, que ayuden a evitar los abusos sexuales, y también están obligadas a hacer las denuncias cuando se enteran de éstos".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...