EDITORIAL
GERARDO JIMÉNEZ GONZÁLEZ Miércoles 5 de dic 2018, actualizada 8:29am ... Anterior El Siglo 6 de 10 Siguiente ... El Siglo

¿Cambio en el régimen político?

El Siglo
A la ciudadanía

Durante su prolongada campaña y en la toma de posesión, el nuevo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha insistido en que estamos ante un cambio de régimen político en México. Mientras él reitera esta afirmación en su discurso algunas personas nos preguntamos qué tipo de cambio está anunciando porque el régimen político actual se conformó en la época postrevolucionaria y se complementó durante el período neoliberal que, también reiteradamente menciona.

En la etapa posrevolucionaria, durante la tercera y cuarta décadas del siglo pasado, se crea un nuevo régimen político que desplaza al creado durante el porfirismo, donde el centro del poder giraba en torno a la relación que se estableció entre el gobierno central y los locales con las oligarquías representadas por los terratenientes y grupos empresariales nacionales y extranjeros. Dicho régimen si bien no fue eliminado totalmente dejó ser el centro de gravedad en el poder político del país.

El régimen político que emerge de la ruptura porfirista se caracterizó por una amplia alianza de clases expresada a través del principal partido político, el partido oficial (que evolucionó como PNR, PRM y PRI), pero tuvo una característica particular: redefinió la relación entre el Estado y la Sociedad creando estructuras de mediación y control político sobre las organizaciones sociales, fenómeno al que se denominó corporativismo político.

El Estado, a través de sus instituciones políticas, económicas y administrativas, prolongó sus estructuras incorporando las principales organizaciones sociales, obreras, campesinas, populares y empresariales a su propio cuerpo, al aparato estatal. Las centrales obreras y campesinas o las organizaciones populares, así como algunas de las cámaras empresariales, pasan a formar parte de las instituciones oficiales y quedan sujetas a los dictados del grupo gobernante. Este régimen político aseguró condiciones de paz social a la par del crecimiento económico que se impulsó, particularmente, a partir de la cuarta década del siglo XX.

El proceso de industrialización que se empuja en ese momento favorece la formación de clases medias y empresariales que, si bien al inicio también forman parte del aparato estatal, posteriormente se desmarca y adquiere cuerpo al formar su propio partido político (PAN). Las organizaciones de campesinos y obreros que también reclamaban independencia del poder político desarrollaron movimientos sociales y políticos, pero fueron contenidos desde el aparato oficial por medios coercitivos, reprimiéndolos y cooptando sus dirigentes, para el viejo régimen la democracia era un ejercicio de simulación que consideraba inaceptable esa independencia.

Fue esa mediación y control corporativo sobre las organizaciones obreras, campesinas, populares y algunas empresariales, la clave que marcó al viejo régimen político, pero éste sufre una transformación ante las recurrentes crisis económicas que enfrenta el capitalismo en México, que no sólo evidenciaron los límites del modelo económico basado en una fuerte intervención estatal en las actividades productivas a través de las llamadas empresas de participación estatal, también abrieron grietas en el propio Estado Mexicano, siendo la de 1988 la más relevante.

Aquel capitalismo de estado mostró su ineficacia económica y en ello contribuyó el saqueo al erario público, perdiendo el debate ideológico del intervencionismo estatal en la economía por otro que reclamaba el manejo de ésta por los mercados, por los empresarios que cada vez más incidían en ella. La ideología neoliberal abre camino privatizando las empresas y algunas funciones otrora desempeñadas por el Estado, abriendo las fronteras al libre comercio para integrarse al proceso de globalización, liberando las trabas que limitaban el aprovechamiento mercantil de nuestros recursos naturales y flexibilizando las condiciones laborales en la empresas, estancando los salarios y favoreciendo la acumulación de capital.

El neoliberalismo, tan denostado por López Obrador, favoreció la concentración de la riqueza, pero multiplicó el ejercito de pobres entre los mexicanos, finalmente, mostró sus límites y costos sociales y ambientales. El régimen político que el nuevo presidente quiere cambiar parece ser aquel que terminó desarticulando las estructuras sociales y políticas corporativas y favoreciendo la formación de grupos económicos de élite, diríase de clase mundial, que se convierten en los nuevos poderes fácticos que capturan las instituciones políticas del Estado Mexicano.

¿Pero qué cambio pretende hacer? ¿Rehacer las viejas y desarticuladas estructuras corporativas por donde también se fugó gran parte del erario público? ¿Aquellas que contribuyeron a la ineficacia económica de las empresas estatales a través de las cuales intervenía en la economía? Tal parece que López Obrador ha centrado su atención en redefinir las relaciones de poder entre el poder público, el Estado, y los grupos económicos de élite, reducir o menguar la capacidad que éstos tienen de incidir en las políticas y el gasto público que éstos determinaron en los gobiernos del período neoliberal, las tres décadas y media que menciona.

Todo cambio provoca una reacción y los márgenes para realizarlo también tienen sus límites, no basta marcar esa separación entre el poder político y económico, también debe definir la nueva relación entre el primero y la sociedad, o aquella parte de la sociedad que no forma parte de las élites económicas, tal elasticidad se ve en la conformación y desempeño del nuevo partido político que adquiere hegemonía en esta coyuntura electoral, Morena. Es esta parte del nuevo régimen político la que aún no se ve como se pretenda configurar, como tampoco la respuesta que dichas élites van a dar ante el ajuste que viene.


Etiquetas: A la ciudadanía

Más de EDITORIAL

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT