24 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Voz de Palco

SE ACABÓ

EDUARDO SEPÚLVEDA
lunes 03 de diciembre 2018, actualizada 9:58 am


Enlace copiado

El sueño del bicampeonato terminó; lo que pretendía Santos no era cualquier cosa. En torneos cortos, solo dos equipos en México han logrado repetir títulos: Pumas y León, y estos Guerreros se "vieron" campeones antes de tiempo.

Al final de las 17 jornadas del torneo regular, los Guerreros terminaron como el único equipo en anotar en cada partido. En casa, no perdieron un solo encuentro. Alcanzaron a quedar entre los cuatro primeros de la tabla para cerrar su serie de cuartos de final en casa ante uno de los rivales "odiados".

Santos alimentó esperanza en sus aficionados que ya se sentían más que su primer rival a vencer en liguilla: Monterrey. Pero un día los Guerreros dejaron de ganar.

El viernes 26 de octubre, Santos Laguna ganó por última vez en 2018. Lo hizo precisamente ante Rayados. Fue un 1-0 intenso, que ya dejaba ver a dos contendientes de liguilla; sería un adelanto de lo que vendría.

Y luego vino la debacle.

De la jornada 15 a la 17, es decir en los últimos tres partidos de torneo regular, Santos perdió ante Querétaro y empató con Pumas y América (hoy, semifinalistas), luego repitió derrotas ante Rayados y, por primera vez, dejó de meter gol.

Santos, al que le quedan dos semanas antes de ceder el trono, cayó 1-0 el miércoles pasado en Monterrey. Parecía un resultado manejable como para regresar al Corona, con el cobijo de su gente, y darle vuelta. Sencillito. Es más, el 1-0 los ponía del otro lado. No tardaron las comparaciones con la liguilla anterior, donde los Guerreros regresaban de Monterrey abajo en el marcador, 2-0 ante Tigres y lo lograron.

Se comenzó a hablar de una remontada épica (que ni era necesario tanto), se empezaron a recordar las viejas hazañas.

También vinieron a la mente las estadísticas, buscando pistas y argumentos que pusieran al equipo de casa en las semifinales.

Y entre tantos datos y números, me llamó la atención el que subió a su cuenta de Twitter Raymundo Carrillo: Santos, en cuartos de final, jugando la vuelta en casa y con necesidad de remontar en el marcador, lo hizo en cuatro ocasiones de cinco.

Alentador, ¿no? En primera instancia, sí. Pero el buen "Ray" ilustró con una tablita su comentario y ahí podría leerse otra cosa. Por orden cronológico, Santos: remontó, remontó, no remontó, remontó, remontó... Es decir, ya "tocaba" no remontar.

Más allá de números, de estadísticas, de cabalas, de apuestas, de creencias, Santos necesitaba un gol y no lo metió. Reyes lamentó no haberlo hecho en la ida, pero tampoco en casa pudo.

Leí en redes sociales que Diego Alonso no era "la gran cosa como técnico", y no necesitó serlo para ganarle la partida a Salvador Reyes, un técnico mediano hasta ahora.

En esas mismas redes, Brian Lozano "explotó" después de la derrota en Monterrey: "Ahora se tira mucho palo a los jugadores Cuando mas apoyo necesitan , pero la cosa que cuando todo va bien ahí se suben al barco , gracias a los aficionados que si apoyan al equipo en todo momento buenos pero más que nada en los malos también !! Saludos (sic)", escribió.

Error. Cuando jugadores y técnicos comienzan a perder la cabeza, difícilmente regresan. Tratamos con aficionados y fanáticos, es fácil recibir criticas desmesuradas. "Chava" lo sabe, pero no olvidemos que ante la intempestiva salida de Siboldi, él se quedó al mando de manera interina. Los resultados le acompañaron y siguió en el banquillo, pero no era la primera opción.

Igual el club, jugadores y técnico a veces piden apoyo y se "esconden" cuando quieren. Naturaleza humana.

Reyes tampoco se ve bien buscando en el VAR al culpable, ¿dónde está el goleador Furch ahora? ¿Dónde "Cabecita"?

Hoy debe haber una lección para todo el equipo albiverde. Seguramente, el trabajo ya comenzó de cara al Clausura 2019, donde además del torneo de Liga MX, los Guerreros buscarán una revancha: la Copa de Campeones de la Concacaf. Hoy se conocerá a su primer rival.

El 2018 ha sido bueno para los Guerreros, más de lo que muchos hubiéramos anticipado. Ahora, hacia adelante, a seguir cumpliendo metas y pendientes. A hablar menos y jugar más.

¿Le seguimos? @Foko_54

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...