08 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Doctor en Casa

No duermas con el enemigo

Los efectos de un colchón en mal estado

YAZMÍN PÉREZ
Torreón, Coahuila , martes 04 de diciembre 2018, actualizada 5:54 pm

Enlace copiado

Seguramente has escuchado sobre la importancia de dormir para levantarse con energía, pero tú, por mucho que lo intentas no logras levantarte así por la mañana. Claramente tienes un problema con tu descanso y algo va mal, pero no contigo sino con tu colchón.

Cuidar la calidad de sueño en nuestra vida es muy importante para vivir sanamente, ya que la recuperación de energía se realiza durante la noche, cuando nuestro cuerpo puede descansar y reponer todo lo necesario para el día siguiente. El colchón es el elemento de primera necesidad que marca la diferencia entre dormir de manera deficiente y un sueño reparador; aunque pocos saben que su colchón puede estar afectando su estado de salud.

Usualmente no se le da la importancia debida a la compra de un buen colchón. Mucha gente piensa que no hay problema con las características; lo relevante es tener un colchón donde dormir. Pero realmente es un tema delicado; la calidad que tenga puede determinar el grado de descanso que se consiga y por lo tanto, la cantidad de energía diaria.

Si estas durmiendo en un colchón en mal estado, toma en cuenta sus efectos:

Dolor

Comúnmente dormir en un colchón que presenta hundimiento o bultos puede causar dolor de espalda y/o dolores musculares; estas irregularidades no permiten que la columna vertebral esté alineada de forma correcta, causando tensión en músculos, ligamentos y articulaciones. Dormir en un colchón que aporte el soporte adecuado al cuerpo es la mejor alternativa para evitar este tipo de complicaciones.

Insomnio

Dormir en un colchón en mal estado puede causar insomnio, ya que tu cuerpo no se encuentra completamente cómodo y te moverás constantemente buscando la posición ideal. Además está comprobado que una de las maneras más efectivas para aumentar tu energía es descansar en un colchón con un grosor mayor a dos pulgadas.

Fatiga

Como consecuencia del insomnio la fatiga se presenta al no poder recuperarte durante la noche, lo que ocasiona tener durante el día una sensación de cansancio constante.

Alergias

Un colchón viejo puede desencadenar síntomas de asma y reacciones alérgicas, debido a que pueden contener un alto contenido de polvo y ácaros. Los colchones con tecnologías que eviten la acumulación de humedad, pueden ser una solución eficaz para estos problemas.

¿Cuándo debes cambiarlo?

Lo mejor es remplazarlo después de cinco a siete años de uso en promedio. También si los forros están rasgados, si tiene protuberancias, mal olor o ha sido sometido a humedad constante.

Aprende a cuidarlo:

*Lava el protector de tu colchón una vez al mes con agua caliente, para eliminar los ácaros.

*Aspira bien tu colchón cada 15 días y aprovecha este proceso para ventilarlo por lo menos una hora.

*Dale vuelta periódicamente.

*Límpialo en seco; nunca lo pongas en contacto con humedad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...