EDITORIAL
ANDRÉS OPPENHEIMER Viernes 19 de oct 2018, actualizada 9:12am ... Anterior El Siglo 7 de 8 Siguiente ... El Siglo

¿Está Estados Unidos sosteniendo al régimen de Maduro?

El Siglo
El Reporte Oppenheimer

Hay una gran contradicción en la postura del presidente Donald Trump sobre Venezuela: por un lado tiene un discurso de línea dura --e incluso hace veladas amenazas de una intervención militar-- pero por el otro se rehúsa a cortar las importaciones estadounidenses de petróleo venezolano, que son la principal fuente de ingresos de la dictadura de Nicolás Maduro.

De hecho, Estados Unidos ha aumentado sus compras de petróleo venezolano recientemente. Si bien estas importaciones habían disminuido en años recientes, han aumentado desde febrero de este año, y subieron un 28 por ciento en septiembre, según la empresa de datos Refinitiv Eikon.

Las compras de petróleo en Estados Unidos representan hasta el 80 por ciento de los ingresos petroleros de Venezuela. Si Trump redujera drásticamente las importaciones de petróleo venezolano, Maduro --que ya tiene que hacer frente a una inflación anual de 1 millón por ciento y a una escasez generalizada de alimentos y medicamentos-- estaría en aún mayores aprietos, dicen algunos analistas.

Entonces, ¿por qué Trump no reduce las importaciones de petróleo de Venezuela?

Primero, porque las refinerías estadounidenses en la Costa del Golfo se oponen, alegando que eso haría subir los precios de la gasolina y afectaría a votantes de Trump en Louisiana, Texas, Alabama y Mississippi. Trump podría perder más votos en aquellos estados de los que ganaría entre los venezolanos-estadounidenses en Florida, le dicen algunos de sus asesores.

En segundo lugar, la Casa Blanca está centrada en paralizar las exportaciones de petróleo de Irán. Muchos funcionarios temen que causar simultáneamente un colapso de las exportaciones petroleras de Irán y Venezuela elevaría los precios mundiales del petróleo y perjudicaría a los consumidores estadounidenses.

Tercero, y quizás lo más interesante, aunque Trump se muestra como un duro sobre Venezuela para ganar votos en Florida, es probable que tema empeorar la crisis en Venezuela y producir una situación que lo comprometería a una intervención militar allí.

"Si lo rompe, lo tiene que comprar", dijo George David Banks, ex asesor de energía y medioambiente de Trump, al sitio de internet S&P Global Platts. "La Casa Blanca no quiere ser dueña de esa crisis".

Trump ha intensificado las sanciones individuales contra funcionarios de alto rango del régimen de Maduro, e impuso sanciones a las compras de deuda venezolana. Pero el gobierno de Trump "está más renuente que nunca" a imponer sanciones petroleras a Venezuela, dice el reporte de Platts.

Los partidarios de reducir las importaciones estadounidenses de Venezuela rechazan la idea de que tal medida agravaría la crisis humanitaria del país sin necesariamente derribar a Maduro. Argumentan que la situación es tan crítica que acelerar la crisis para forzar la salida de Maduro sería la mejor opción.

Y una reducción de las importaciones de petróleo venezolanas no necesariamente le daría a Maduro una victoria propagandística al permitirle presentarse como una víctima del "imperialismo", dicen. Trump podría simplemente reducir las compras de petróleo venezolano sin declarar un embargo, ni hacer ningún anuncio, afirman.

Pero quizás el argumento más fuerte para un recorte gradual de las compras de petróleo de Venezuela es que obligaría a otros países a tomar más en serio los pedidos de Trump de que aumenten las sanciones económicas contra Venezuela.

¿Cómo puede Trump pedirle a otros países que impongan sanciones económicas cuando Estados Unidos es el mayor socio comercial de Venezuela y, en efecto, está financiando al régimen de Maduro?, preguntan muchos.

Cuando en una entrevista el año pasado le pregunté al presidente de Argentina, Mauricio Macri, qué debería hacer la comunidad internacional para restaurar la democracia en Venezuela, respondió que Estados Unidos debería dar el primer paso.

"Si Estados Unidos tomase una medida que permita suspender las compras (de petróleo) a Venezuela, ahí el régimen de Maduro tiene un serio problema de financiamiento". Macri agregó que "esa posición de Estados Unidos podría cambiar las cosas definitivamente" en Venezuela.

MI OPINIÓN:

No sé si un recorte de las importaciones de petróleo venezolano es la mejor opción. Pero si Trump quiere que lo tomen en serio cuando pide aumentar las sanciones económicas internacionales a Venezuela, debería considerar reducir las compras de petróleo venezolano, en lugar de estar enviándole más dinero en efectivo al régimen de Maduro.


Etiquetas: El reporte Oppenheimer

Más de EDITORIAL

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT