17 de junio de 2019 notifications
menu
Finanzas

TLC 2.0, aún está 'en el aire' por EU

Un análisis de la ONU señala que tendrá efectos negativos en algunas industrias

AGENCIAS
WASHINGTON, EU, miércoles 17 de octubre 2018, actualizada 6:25 am

Enlace copiado

El texto del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ahora conocido como USMCA por sus siglas en inglés, no será ratificado por el Congreso de Estados Unidos hasta el próximo año, confirmó ayer martes el líder republicano en el Congreso, Mitch McConnell.

"Mis asesores comerciales dicen que no es posible hacerlo por los diversos pasos por los que tenemos que pasar. No he escuchado que vaya a ser posible abordarlo este año", confirmó en entrevista con Bloomberg News.

Con las elecciones de medio mandato en 20 días, el cronograma establecido hace imposible que el actual Congreso estadounidense sea el que ratifique el acuerdo. Sin embargo, varios líderes republicanos estaban presionando para que se acelerara el proceso, ante el horizonte que la Cámara de Representantes pase a estar controlado por los demócratas tras los comicios.

Si eso ocurriera, los republicanos temen que, con el presidente sin la mayoría en una de las cámaras legislativas, el tratado quede atorado en el Capitolio. Las declaraciones de McConnell confirmaron que, muy a su pesar, no podrán votar el tratado hasta la conformación del próximo Congreso.

Uno de los pasos que se deben dar antes de su votación en el Congreso de Estados Unidos es el de sesiones de audiencias públicas, para las cuales ya hay fechas confirmadas: los días 15 y 16 de noviembre.

De esas audiencias saldrá un informe sobre el posible impacto del USMCA en la economía estadounidense, a partir de los comentarios de todos los sectores y partes afectadas e implicadas, que será entregado tanto al presidente como al Congreso.

Cuestionado sobre la aplicación de aranceles a sus vecinos México y Canadá, McConnell dijo que, aunque no es un "gran fanático" de las tarifas, han servido para "determinar la situación" con ambos países y, en ese sentido, mejorar las relaciones comerciales a largo plazo.

Según el líder republicano, esa estrategia es precisamente la que Trump está intentando aplicar con China: llegar a buen puerto tras una guerra comercial arancelaria. "Si las guerras comerciales a corto plazo terminan produciendo una mejor relación con China, eso sería fantástico", resumió.

PEGARÁ A INDUSTRIAS

El nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá afectará la llegada de inversión extranjera directa a México, advirtió la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés).

El informe Monitor de tendencias de inversión del organismo internacional detalló que el nuevo pacto comercial norteamericano reducirá los flujos de capital foráneo a México, sobre todo por las ventajas competitivas que perderá el país respecto a las que tenía con el anterior TLCAN.

"La inversión foránea tendrá un impacto por el nuevo acuerdo, porque erosionará algunas de las ventajas competitivas de México, en particular en la industria automotriz. "Ello se sentirá más en la segunda mitad de 2018 y en los próximos años", previó la institución de la Organización de las Naciones Unidas.

En el primer semestre de este año, México recibió 17 mil 842 millones de dólares, cifra 6% menor que en el mismo período de 2017, cuando entonces captó por capital extranjero 19 mil 65 millones.

La inversión extranjera directa tiene el propósito de crear vínculos duraderos con fines económicos y empresariales de largo plazo de un hombre de negocios foráneo con el país receptor.

Este tipo de capitales permite aumentar la generación de empleo, el desarrollo, estimular la competencia e incentivar la transferencia de nuevas tecnologías.

Y México debate el nombre del tratado

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador señaló que, de acuerdo con la encuesta realizada en redes sociales, T-MEC es el nombre preferido en español para el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá.

A través de su cuenta de Twitter @lopezobrador_ agradeció a los ciudadanos su participación en esta encuesta, la cual arrojó, expuso, una clara preferencia por T-MEC.

“Pediré a Jesús Seade que transmita esta lectura a sus contrapartes negociadores del gobierno del presidente Peña Nieto; que se pongan de acuerdo en el nombre coloquial del Tratado”, puntualizó.

A través de esta misma red social, detalló que la otra opción era TEUMECA, de T.ratado / E stados U.nidos / ME xico / CA nadá; en tanto, que T–MEC significa T.ratado / M.éxico / E.stados unidos / C.anadá.

Los resultados arrojados por la encuesta fueron 16 por ciento para TEUMECA, 45 por ciento para T-MEC y 36 por ciento para ninguno de esos.

En un mensaje anterior, López Obrador explicó la necesidad de buscar un nombre en español al tratado USMCA, que es un acrónimo del nombre en inglés.

Además, señaló que de acuerdo con la recomendación de Jesús Seade, negociador de su equipo, “el nombre que el presidente Trump dio al tratado está estableciéndose en México a falta de un nombre propio,“, y esto convendría corregirlo “porque ese nombre así como algunas traducciones que se han hecho llevan la “A” de Acuerdo”.

Agregó que el instrumento sería en México un tratado y no un acuerdo, “(hay acuerdos internacionales; pero éste no lo es, de ahí la distinción entre la A NAFTA y la T en TLCAN, y sobretodo porque USMCA es el acrónimo del nombre en inglés. “Adoptemos un nombre en nuestra lengua”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...