16 de junio de 2019 notifications
menu
Internacional

Bolsonaro y Haddad se ven en primer round

Ambos candidatos tienen diagnósticos diferentes para una economía brasileña en recuperación

EFE
RÍO DE JANEIRO, BRASIL, domingo 07 de octubre 2018, actualizada 8:12 am

Enlace copiado

Los dos candidatos favoritos en las elecciones presidenciales de hoy en Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad, proponen modelos opuestos para rescatar a la mayor economía de Sudamérica, ya que el primero se dice totalmente liberal y el segundo intervencionista.

Las encuestas indican que ambos serán los más votados hoy, con el 35% del favoritismo para Bolsonaro y el 22% para Haddad, por lo que deberán medirse en una segunda vuelta el 28 de octubre, para la que aparecen técnicamente empatados.

Los sondeos indican, por lo mismo, que los brasileños tendrán que optar en el balotaje entre el modelo liberal propuesto por el ultraderechista, que defiende las privatizaciones y la reducción del gasto público, o el intervencionista de Haddad, quien promete derribar las medidas de ajuste fiscal de los dos últimos años para que el gasto público pueda "ayudar a hacer girar a la economía".

Ambos candidatos tienen diagnósticos diferentes para una economía que comienza a recuperarse de la más profunda recesión de su historia, se resiente con índices de desempleo aún preocupantes y enfrenta un déficit fiscal considerado insostenible.

El vencedor de las elecciones asumirá un país que, según las últimas proyecciones del Gobierno, tan sólo ganará un 1.3% este año tras haber crecido un tímido 1% en 2017 y que aún sufre los efectos de la profunda recesión de 2015 y 2016, la peor en varias décadas y que dejó una retracción acumulada de cerca del 7%.

La mayoría de los candidatos reconoce que el principal desafío económico es el déficit público pero difieren sobre la reforma al régimen de jubilaciones, que el mercado y los economistas consideran urgente para equilibrar las cuentas.

El sector público acumuló en los últimos 12 meses hasta agosto un déficit nominal de unos 503,000 millones de reales (unos 123,200 millones de dólares), equivalente al 7.45 % del PIB, que hizo que la deuda bruta del sector público saltara desde el 50% del PIB en 2014 hasta el 77.3% del PIB este año.

La principal propuesta del programa económico de Bolsonaro, coordinado por el experto Paulo Guedes, un liberal de la llamada Escuela de Chicago, es la reducción de la deuda pública en un 20% mediante privatizaciones y concesiones al sector privado.

Otra de sus prioridades es eliminar el déficit público y para ello pretende reformar el régimen de jubilaciones mediante la creación de un sistema paralelo de jubilación por capitalización.

Haddad, por el contrario, propone la revocación de las medidas de ajuste fiscal adoptadas por el actual presidente, Michel Temer, como la congelación de los gastos públicos y la reforma laboral. El ahijado político del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y candidato por el Partido de los Trabajadores (PT) igualmente promete interrumpir las privatizaciones.

Ultraderechista siguió creciendo en sondeos

El ultraderechista Jair Bolsonaro, que lidera la intención de voto para las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil, siguió creciendo en los sondeos y abrió una distancia de 14 puntos frente al socialista Fernando Haddad, su principal rival, según dos encuestas divulgadas ayer. Los sondeos, de las firmas Datafolha e Ibope, las más importantes del país, señalan que Bolsonaro tiene en la víspera de las elecciones una intención de voto del 36 %, mientras que Haddad, el sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la disputa electoral, se estancó en el 22%.

Para el Instituto Ibope, el respaldo al ultraderechista creció 4 puntos desde una encuesta similar del miércoles, cuando tenía 32%, mientras que el del candidato del Partido de los Trabajadores (PT) cayó un punto en el mismo período, desde el 23%. Para Datafolha, en cambio, la intención de voto en favor de Bolsonaro sólo creció un punto frente a la de la encuesta que divulgó el jueves, cuando el polémico diputado tenía el 35%, y la de Haddad se mantuvo estable en el 22%. De acuerdo con las dos encuestas, los dos líderes abrieron una amplia ventaja sobre los otros candidatos, ya que como tercer favorito permanece el laborista Ciro Gomes, que tiene 13% en la encuesta de Datafolha y 11% en la de Ibope.

Les siguen Geraldo Alckmin, el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con el 7 % en ambos sondeos, y la líder ecologista Marina Silva, con el 3%. De acuerdo con las dos encuestadoras, Bolsonaro tiene entre el 40% y el 41% de los votos válidos, es decir, cuando son descontados del total los votos en blanco y los nulos. La legislación electoral brasileña descarta los votos en blanco y los nulos y prevé una segunda vuelta entre los dos candidatos con mayor número de votos válidos, prevista para el 28 de octubre, en caso de que ninguno consiga más de la mitad de los sufragios. Es decir que, según ambas firmas, Bolsonaro aún necesitaría crecer diez puntos para garantizar su elección como jefe de Estado el domingo sin necesidad de disputar una segunda vuelta.

Con esos cálculos, el ultraderechista, polémico por su defensa de la dictadura militar y sus declaraciones machistas, racistas, homófobas y xenófobas, lanzó el viernes una campaña en las redes sociales pidiendo el “voto útil” de los electores de candidatos sin posibilidades en los sondeos para poder terminar el pleito sin necesidad de segunda vuelta.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...