16 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Ciencia

Las plantas también sienten y reaccionan al dolor

Experimento científico

EL SIGLO DE TORREÓN
EU, lunes 17 de septiembre 2018, actualizada 10:30 am

Enlace copiado

Un grupo de botánicos, microbiólogos y bioquímicos estadounidenses estudió la reacción de las plantas al ‘dolor’ y sus resultados fueron publicados en la revista científica Science.

Según los expertos, que estudiaron específicamente a la planta ‘Arabidopsis thaliana', una pequeña planta de Eurasia y el norte de África, sus conclusiones fueron que la fauna también reacciona ante por ejemplo la mordedura de una oruga u otro insecto.

Y aunque las plantas no tienen un sistema nervioso como tal, su reacción es la activación de células que fungen como mecanismo de defensa.

"Las plantas son estacionarias y no pueden escapar de los herbívoros, de manera que deben responder con defensas químicas para disuadirlos y reparar el tejido dañado", afirman las dos principales autoras del estudio que trabajan en la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte.

Su idea base de la investigación era que las plantas reaccionan de una forma similar a como lo hace el sistema nervioso de los animales. Descubrieron finalmente que las plantas se comunican por medio de iones de calcio, que les permiten enviar señales a larga distancia, lo que a su vez implica una serie de canales receptores.

El botánico Simon Gilroy, participante en este estudio, dijo al sitio web de la Universidad de Wisconsin: "Sabemos que hay un sistema de señales sistémico y que, si hieres [a la planta] en un punto, el resto de la planta desencadena sus respuestas defensivas. Pero no sabíamos qué había detrás de este sistema".

La reacción se puede ahora observar a través de los videos compartidos, en los que puede verse que la carga eléctrica, proteínas fluorescentes usadas para poder observar las señales, se transmiten por iones de calcio desde donde se dañó a la planta hasta el resto de ella, a una velocidad de un milímetro por segundo. Al propagarse la onda, el nivel de las hormonas defensivas en la región dañada también aumenta, notaron los investigadores.

DA.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...