Columnas Social
El Siglo de Torreón Jueves 2 de ago 2018, actualizada 4:13am ... Anterior El Siglo 3 de 3 Siguiente ... El Siglo

Circunstancias

El Siglo

UNA BREVE COMENTARIO SOBRE LA ALIENACIÓN

Durante mi época en la Preparatoria Venustiano Carranza a principios de la década de 1970, había leído y escuchado sobre la palabra alienación, pero no tenía claro sobre su significado. Debido a lo complicado del término, no me interesó darle seguimiento. Ya en la carrera universitaria, me crucé con la palabra de nuevo, pero esta vez la entendí como un concepto utilizado por Carlos Marx, filósofo alemán, en el siglo XIX para describir la reacción emocional de un individuo hacia su sentimiento de opresión por parte de los empresarios capitalistas, quienes aparentemente intentaban explotar a la clase trabajadora. Esta reacción generaba en las personas aislamiento social y conducta antagonista hacia la gente en el poder organizacional o político.

Después de estudios de postgrado en 1982, y trabajando para la iniciativa privada, noté otra perspectiva sobre la palabra alienación. Esta vez, tenía una connotación principalmente psicológica y aplicada al campo laboral, y la entendí en términos de la administración de empresas. En este caso, el término alienación tenía que ver con la reacción de ciertos empleados hacia sus trabajos, los cuales se habían convertido en un tipo de obsesión y en el centro de sus vidas. Gente que pensaban en el trabajo gran parte de su tiempo debido a problemas o la necesidad de salir adelante profesionalmente. Problemas que resultaban en niveles altos de estrés, no dormir bien o suficiente, deudas, tomar alcohol más de lo apropiado, conflictos, y por supuesto, muchas horas de trabajo.

Mi trabajo con pacientes psicóticos en el campo de salud mental, entrenamiento en psicopatologías, mi trabajo en un giro muy complejo (prisiones) y mi propia madurez intelectual y emocional, me trajo nuevamente la palabra alienación, pero esta vez con una perspectiva mas profunda. Me di cuenta que el concepto de alienación era un tema mas común de lo que me había imaginado debido a que todos estamos expuestos a ella, y quizás impactándonos negativamente sin darnos cuenta. Así que acabé por entender que la alienación es una condición mental y emocional, sin embargo, no es considerada una enfermedad mental.

Una persona se aliena cuando es influida intensamente por una idea que es muy convincente, al grado que la adopta sin cuestionamiento. Puede ser una perspectiva relacionada a política, religión, una relación romántica o algún otro concepto ideológico. La persona se obsesiona sobre ciertas ideas y como resultado se distancia de la gente y de su medio ambiente en general o se afilia a grupos que lo aceptan como es. El individuo está consciente de sus alrededores, sin embargo, siente que no pertenece al mundo que lo rodea, por lo tanto, intencionalmente se separa. La persona se siente diferente y generalmente otros lo perciben como una persona rara. No todas las personas alienadas sufren alguna enfermedad mental, sin embargo, muchas de ellas diagnosticadas con algún trastorno se alienan fácilmente debido a los mismos síntomas de la enfermedad.

Recuerdo el caso de un supervisor que trabajaba en una línea de ensamble en una planta industrial. Un empleado sin problemas y trabajador responsable que empezó a mostrar conductas fuera de lo común. Hacía comentarios a sus subordinados sobre un culto religioso con la intención de convencerlos sobre su creencia. Un día, uno de los jefes de planta lo encontró sentado en el piso en medio de la línea de ensamble como si estuviera rezando o meditando. La empresa le pidió que viera a un médico para una evaluación, pero el empleado no regresó a trabajar. Días después, se le vio a esta persona con un grupo en una calle cantando y bailando música aparentemente religiosa y pidiendo donación monetaria. De acuerdo a la persona que lo vio en la calle, la comunicación con él fue normal y sin mostrar rasgos de que estuviera desconectado de la realidad. La razón dada por el abandono de su trabajo fue de naturaleza mística y religiosa, además de su desacuerdo en la forma en que se "explotaba" al trabajador.

Este ejemplo ilustra el caso de un individuo que estaba consciente de sus acciones y sus consecuencias. Su conducta tenía una causa social y decidió desconectarse de su ambiente regular porque no coincidía con sus valores y creencias nuevas. Debido a estas creencias, la persona se sintió culturalmente diferente a los demás y había decidido separarse voluntariamente de su trabajo, familia, amistades y su circulo social en general.

Una situación de alienación puede ser una cosa seria. Una persona alienada está tan centrada en sus propios puntos de vista que no puede reconocer los de la mayoría, por lo tanto, los niega o los ataca si lo cree necesario. De aquí muchas veces se explican los casos de violencia o terrorismo. Estas personas siempre viven con tensión y nerviosismo porque no pueden ajustarse al resto de la población, lo cual los puede empujar a destrucción o auto destrucción. La alienación entonces es una reacción mental y emocional que puede o no estar relacionada a una enfermedad mental y conduce a la persona aceptarse a si mismo al distanciarse de su medio ambiente o afiliarse a grupos extremistas como pandillas, carteles de drogas, o grupos terroristas. Estas personas generalmente responden bien a psicoterapia y se recomienda atención por un psicólogo o psiquiatra. Gracias por su atención a este articulo.

  Por: Mtro. Francisco Pineda




Más de Columnas Social

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT