20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Al Larguero

DESTINO

ALEJANDRO TOVAR
TORREÓN, COAH, martes 17 de julio 2018, actualizada 9:20 am


Enlace copiado

Cada vez que tenemos un muerto en la comunidad, la pregunta se repite, ¿a dónde van ellos? Es como si el viaje inmediato tuviese un destino, es como volver los ojos al cielo con una mirada que no se detiene, que crea espacios y mueve la conciencia, una vez más para la nueva reflexión, sabiendo bien que hemos de ir por esa ruta en cualquier momento, sin poder evitarlo jamás.

Y uno, común terrenal, sigue el camino natural, ese donde se vive siempre, ese donde el desierto nos muestra sus únicas dos caras, una con demasiada tierra, demasiado sol y soledad, así que metidos en la Tercera y Cuarta Ola de Toffel (1928-2016) que pronosticó lo que ahora vivimos en sociedad globalizada, con mundo caótico, interconectado que desarrolla apetitos y deseos.

El arte electrónico, la especialización de la información, impacta al orbe con la promoción de las personas y el domingo mientras el cielo de Moscú lloraba, había más enfoque y cuidado extremo por su majestad Putin que por los héroes del futbol, haciendo olvidar que reprime a Ucrania, que refuerza al poder de Siria y limita a sus medios para un nuevo sistema de distribución masiva.

Quedó atrás la prueba de que no bastan carácter y temperamento a Croacia, puñado de valientes que parecen soldados en guerra extrema, pilotos de ilusiones, máquinas que conllevan el combustible de la esperanza en su fuerza y garra espartana. De poco valió el despliegue de Modric, como un ratón atómico que se cita con la pelota y la maneja con un poder eléctrico.

Lo más difícil de ver es lo que está delante de tus ojos y eran aquellos una tropa de azules que tienen consigo el poder de sus ancestros en el África de los sueños, cuando todo era selva y animales, cuando uno de niño creía en ellos como seres capaces de todo, viviendo entre leones, domesticando elefantes y siendo hombres que ven en el mundo, lo que llevan en su corazón.

Catorce de 23 chicos tienen raíces africanas en el grupo de Deschamps, nacieron en Francia porque desesperados por sobrevivir, sus padres emigraron a barrios marginales y a tomar empleos difíciles y duros. Con ese mapa multicolor, Didier dejó al mundo el tono de la modernidad que no acepta discriminación, sino que se adapta al tiempo, al conjuro del arte mismo de su juego.

Toffel espanta pero está visto que no miente. Vaticinó lo que vivimos como el fenómeno histórico que rige nuestra sociedad, manipulada por los medios, con una competencia cada vez mayor y con la población destinada a combatir la dependencia tecnológica y eludir la soledad, por más que sepamos todos que la sabiduría se encuentra en la verdad, cada vez más distante.

En esa cultura de masas, con los medios señalando el destino obligado, llegan los mensajes que nos hacen pensar en vidas alternas, en ojos que trasmiten y luces que alientan, con un virtuosa manipulación de la verdad. A cada país le corresponde distinto trato, a nosotros nos toca creer que los retazos que trae Santos sobre la hora harán el trabajo de los héroes vendidos en millones de dólares, en secuela de esa costumbre de crear historias con la imaginación y la palabra. Aún sabiendo que somos como el poeta que vive y escribe, alimentándose de la memoria.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...