26 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 27 de junio 2018, actualizada 7:53 am

Enlace copiado

A cuatro días de la jornada electoral que definirá buena parte del futuro de la República Azteca, los agudos observadores de la cosa pública comentan sobre los duelos y demás aspectos importantes a los que hay que prestar atención. En Coahuila, no hay que perder de vista cuántas alcaldías pueden cambiar de color. De los municipios más grandes de la entidad, dicen que la única que pudiera tener alternancia es Monclova, ya que el PAN que abandera a Alfredo Paredes llega más dividido que nunca por los corajes de Gerardo “Gallo de Acero” García, quien quería ser el candidato pero su delfín al final se le rebeló. En Torreón, Saltillo y Piedras Negras, todo indica que los partidos y alcaldes gobernantes se mantendrán en la silla, a menos de que se dé una sorpresa. En donde se espera que sí haya una fuerte pelea es en Madero y San Pedro, municipios en donde la Morena del Peje ha tenido un crecimiento interesante como para disputarle al PRI el control del ayuntamiento.

En cuanto a las curules del Congreso de la Unión, la elección del 1 de julio será una especie de desafío para el panista Guillermo Anaya, quien jura y perjura que ganó los comicios para la gubernatura en 2017 pero que se los arrebataron a la malagueña. Si no obtiene la mayoría de votos con su compañera de fórmula Esther Quintana para el Senado, pues quedará en evidencia su perorata. En esa misma votación, hay que ver qué tanto pesará el efecto López Obrador para jalar a Armando Guadiana y colarlo a la curul. En cuanto a las diputaciones, la pitonisa del oráculo dice que el panista Luis Fernando “Hooligan” Salazar no debería tener broncas en el 05, así como tampoco el priista Miguel Mery en el 06. Además, la elección servirá en la antigua Nueva Extremadura como termómetro para ver cómo anda el ánimo con el priismo riquelmista y si termina siendo impactado por la merma que sufre el tricolor a nivel nacional, la cual, de ser grave, podría dejar fuera al exgober Rubén Moreira de la pluri en la Cámara baja. En Durango, la incertidumbre está en si el partido del gober José Aispuro consigue por fin la mayoría absoluta en el Congreso local o tendrá que gobernar el resto de su sexenio con una legislatura en contra. En La Laguna, lo más interesante será ver si la alcaldesa tricolor Leticia Herrera consigue colocar a sus piezas (de otros partidos) en el Senado y la Cámara de Diputados federal para impedir el ascenso de la exmunícipe priista Rocío Rebollo y acotar su influencia de cara a la sucesión en el gobierno provincial. Por último, en el plano federal hay que estar atentos a si, como se rumora, efectivamente se ha dado la orden en el PRI para “trasvasar” votos al candidato frentista Ricardo Anaya con el fin de frenar la llegada de AMLO a la presidencia y atendiendo al llamado de un sector de los ipecos que temen al jefe de Morena y se inclinan por el Joven Maravilla. Pero en caso de que los pronósticos de las encuestas se cumplan y Andrés Manuel llegue a la silla del águila, la intriga estará en ver si consigue la anhelada mayoría en el Congreso federal y cuántas gubernaturas de las que están en juego. No le cambie, esto se va a poner más bueno que el Mundial.

***

A propósito de las elecciones y los cierres de campaña desangelados de López Obrador en algunos puntos del territorio nacional, como ocurrió en Veracruz, el que tuvo en días pasados en la capital de los alacranes no fue la excepción, pues además de la poca afluencia que se registró en la plaza Cuarto Centenario de Durango, se dice que ni siquiera algunos de los priistas refugiados en Morena como candidatos hicieron acto de presencia. Desde luego que no faltaron los fans del “Peje” que, aprovechando la presencia de sombrillas con logotipos de otros partidos políticos, aseguraron que hasta los de enfrente ya estaban apoyando al aspirante presidencial, como si los paraguas fueran a emitir su voto el próximo domingo y como si nadie supiera que estos artículos para cubrirse del sol los puede traer cualquiera sin necesidad de pertenecer a tal o cual partido. A unos días de la elección y tras este acto de cierre de campaña que no fue como esperaban, los expriistas han demostrado que pudo más su ambición de poder que el color del partido que ahora ostentan, y que solamente han aprovechado la popularidad AMLO no por convicción, sino por conveniencia política, aunque dicho arrastre no fue el esperado en la capital.

***

En otros temas, los subagentes disfrazados de calculadoras cuentan que sea cual sea el resultado de la elección, la provincia coahuilense, al igual que aquellas que tienen una deuda bastante gordita, enfrentarán escenarios cada vez más complicados con sus compromisos financieros. Y es que, como usted sabe, informado lector, el Banco de México ha venido subiendo las tasas de interés, que no es otras cosa que el costo del dinero, al ritmo que lo ha hecho la Reserva Federal del Tío Donald (ya no es Tío Sam, porque Sam ya fue deportado). Los aumentos en las tasas se han dado de cuarto de punto en cuarto de punto al grado de llegar hoy a 7.75 %. Para que se dé una idea, cada cuarto de punto representa algo así como 90 millones de pesos más en la deuda de Coahuila, herencia del Profe Moreira I. Con esto, y de acuerdo a las tasas promedio de los 10 créditos que está pagando Juan Ciudadano de su bolsillo, este año la administración de Miguel Riquelme terminará erogando algo así como 3,500 millones de pesillos por servicio de deuda, lo que equivale a casi la totalidad de las participaciones federales que se le entregan a los 38 municipios coahuilenses y algo más que todo el presupuesto de salud. O sea, no hay manera. Y ruegue usted que no sigan subiendo las mentadas tasas.

***

Con todo y los discursos tranquilizantes de las administraciones estatal y local en materia de seguridad pública, no deja de haber inquietud sobre lo que pudiera pasar en la jornada del 1 de julio, el famoso día D. Y es que en medio del ruido que algunas mentes oficiosas y ajenas a todo escrúpulo hacen al difundir versiones de supuestas balaceras o asaltos violentos en plena vía pública, nuestros subagentes que responden a la clave ultrasecreta “Matute” nos comenta de incidentes que sí se han suscitado pero que ninguna autoridad, sea federal, estatal o local, ha tenido a bien reportar. Ojalá y todo sean hechos aislados, como siempre dicen los jefazos de las corporaciones policiales, que la jornada transcurra en santa paz, y que tanto ganadores y perdedores se comporten a la altura. Esto último sabemos que es mucho pedir, pero no está de más hacer los buenos deseos.

***

Dicen los que saben que el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas de la provincia duranguense, Arturo Salazar Moncayo, se está encargando de dilapidar por su propia cuenta la expectativa que aún pudiera generar el llamado “gobierno del cambio” de José Aispuro, quien después de 80 años de gobiernos priistas vino a encabezar la alternancia en este sufrido estado. Y es que uno de los principales compromisos de “El Güero” fue acabar con la corrupción y la pedida de moches a las empresas constructoras que son contratadas para la ejecución de obras con recursos públicos, además de que en el caso de La Laguna se comprometió a privilegiar a las compañías locales y dejar a un lado las foráneas, como una forma de incentivar la economía y su participación en el desarrollo de esta zona. Pues bien, don Arturo no fue la excepción a lo que se hacía en administraciones pasadas y aplica la misma práctica de pedir “cooperación” a las empresas constructoras, además de que, dicen, ya tiene a sus consentidos y difícilmente toma en cuenta las propuestas de otras compañías que no sean las que él gusta favorecer, por presuntos compromisos políticos y económicos. De ahí que constructores locales sigan molestos con el actual gobierno y piden al gobernador que ponga mayor atención en lo que hace el titular de la Secope, pues lo está haciendo quedar mal y evidenciando que al menos este funcionario sigue atendiendo los intereses de los antecesores, es decir del gobierno de Jorge Herrera Caldera.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...