21 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Trabajan a diario en el 'horno' de Torreón

GUILLERMO, JOSé, RAúL Y OMAR LABORAN EN EL CENTRO, ZONA MáS CALIENTE

GUADALUPE MIRANDA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 30 de mayo 2018, actualizada 8:39 am

Enlace copiado

Guillermo, José, Raúl y Omar trabajan en la zona más caliente de La Laguna, en donde el termómetro alcanzó los 47 grados hace 6 años y que en donde ayer alcanzó los 46 grados. Trabajan en las calles del primer cuadro de la ciudad, considerado como la "isla de calor" por la Comisión Nacional del Agua, y de la que no pueden "escapar".

Guillermo Molina es vendedor de gorditas de horno en la esquina de calle Acuña y avenida Juárez, en donde permanece desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la tarde debajo de una sencilla sombrilla.

"Es un calor que no se aguanta, está muy feo, está insoportable, hierve el pavimento", dice angustiado pues debe aguantar "pues es la chamba, si no venimos no comemos".

Para enfrentar las altas temperaturas dice, debe mantenerse hidratado, "la sombrita no es suficiente, ya nomás empieza a ventear el aire caliente y quema, ante esta situación no hay como taparte".

Mario Barrios enfrenta algo similar. Es agente vial y pasa hasta ocho horas diarias a la intemperie. Protegerse con bloqueador es necesario, pero reconoce que algunos compañeros sólo utilizan una gorra y nada más.

Para hacer frente a las elevadas temperaturas que se registran dentro del primer cuadro de la ciudad, en la llamada "isla de calor", es necesario hidratarse, "con agüita, jugos todo el tiempo", dice. Todo depende del punto que se le asigne a cada elemento. "Tenemos que estar en cada esquina según el crucero, a algunos que nos toca suerte y agarramos un poquito de sombra, pero hay otros (puntos) en donde definitivamente hay puro sol", cuenta el agente.

Hasta el momento, ni Guillermo ni Mario han sufrido un golpe de calor, lo más que han padecido es dolor de cabeza debido al tiempo prolongado que pasan bajo el sol.

Don José Romero y don Raúl, recorren varias calles del centro con su guitarra y su acordeón respectivamente, en busca de clientes que deseen acompañar sus alimentos con un poco de música. Desde las 9 de la mañana salen todos los días. Recorren las calles de la ciudad muy cercanos a las marquesinas de donde sale un aire fresco y reconfortante, pero nada "como una coca helada porque se me baja la presión", dice don José.

Esta pareja de músicos prefiere retirarse a las 2 de la tarde o si el calor es muy intenso, lo hacen antes. Ambos prefieren salir por las mañanas en busca de clientes, que por las noches, argumentando que es más seguro así. Pese a que ambos rebasan los 65 años de edad, ninguno ha sufrido complicaciones en su salud a causa del calor.

"Los meros calores aquí me tocan, desde las 11 a las 12 (horas) empieza a hervir el pavimento y no hay a dónde moverse”. — GUILLERMO MOLINA, Comerciante

Insoportable

En medio de la zona de calor:

⇒ Los comerciantes pasan jornadas completas sufriendo las altas temperaturas.

⇒ Deben hidratarse para evitar sufrir un golpe de calor.

⇒ En el primer cuadro de la ciudad es en donde se registra la temperatura más caliente de la ciudad.

⇒ Ayer el termómetro en esta zona alcanzó los 46 grados centígrados.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...