Columnas social
El Siglo de Torreón Martes 15 de may 2018, 4:13am ... Anterior 2 de 3 Siguiente ...

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA


Dime de qué presumes…

Un vicio muy común entre los enterados en cosas del idioma es hablar rebuscadamente sin necesidad práctica y solamente por el gusto de "apantallar" a quienes le escuchan.

Ya me ha tocado muchas veces: te topas con cada persona que lo que quiere es presumir de que "sabe mucho" y se ponen en un plan muy "sangrón". Es muy molesto de verdad. Por eso, cuando alguien me acusa de que yo regaño a la gente que habla mal, les aclaro de inmediato: ¡para nada! Una cosa es hablar bien, que te entiendan correctamente, y otra muy diferente es ser pedante y presumir que "yo sé más que tú", en el lenguaje o cualquier otro tema.

Cuentan de un señor hacendado que con frecuencia incurría en esas extravagancias aún con la gente del campo que no le entendían ahora sí que "ni progenitora" - ni madre - y aquella forma de hablar sólo servía para que le hicieran bromas y cuchufletas a sus espaldas.

Un día, dicen que estaba un grupo de muchachos agitando sus látigos en el aire para que hicieran ese amenazante y peculiar chasquido que hacen los látigos cuando se les agita vigorosamente. Uno de estos muchachos no lo lograba, y al intentarlo, decía: "hazte arco, chirrión del diablo", porque ha de saber usted que el chirrión es un nombre popular que se le da a este tipo de instrumentos.

Acertó a pasar por ahí el tipo aquel que presumía de hablar con demasiada corrección y le corrigió al chico aseverando que en lugar de "hazte arco, chirrión del diablo", debería decir "conviértete en semicírculo, látigo del espíritu maligno".

El mismo chiflado sujeto, para instruir a uno de sus mozas sobre sus deberes y obligaciones, le decía: "al despuntar la aurora te encaminarás al humilde recinto donde habitan las hijas de Ceres y provisto de un recipiente extraerás de sus exúberos (abundantes) senos el blanco y espumoso líquido que luego se habrá de mezclar con el negro y perfumado néctar de la Arabia", en lugar de decirle: "temprano te vas al establo y ordeñas las vacas porque necesitamos la leche para luego mezclarla con el café".

El muchacho se fue rápidamente a la caballeriza y poco después regresó y le dijo respetuoso a su amo: "Mi amo, ya ensillé la bestia para llevar el recado a Don Héctor Sarabia y les dije a los muchachos que fueran a despuntar la novilla mora".

Hasta ahora, no se ha podido saber que fue lo que entendió el muchacho.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Roberto Arcos: ¿Cómo se escribe, desecho o deshecho?

LE RESPONDO:

Ambas palabras son válidas porque tienen significados diferentes. Desecho es participio del verbo desechar (descartar, eliminar) y deshecho es del verbo deshacer, que significa, entre otras cosas, quitarle la forma a algo.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Más fácilmente se añade lo que falta que se quita lo que sobra.

Por: Columna póstuma de Juan Recaredo




Más de Columnas social

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT