17 de junio de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 24 de marzo 2018, actualizada 9:32 am

Enlace copiado

Los agudos observadores de la cosa pública comentan que las elecciones presidenciales y las de la alcaldía de Torreón guardan ciertas similitudes que las vuelven harto interesantes. Lo primero que hacen notar es que en ambos comicios se parte con un amplio favorito: en el caso de la federal, el morenista Andrés Manuel López Obrador, y en la municipal, el panista Jorge Zermeño Infante, quien busca la reelección. Los dos personajes son viejos lobos de mar en esto de la política, con posturas muy diferentes en lo ideológico pero muy cercanas en ciertas formas.

Tanto don Andrés como don Jorge no tienen empacho en asegurar que nunca se les ha hecho un señalamiento directo relacionado con la corrupción, lo cual tienen razón, aunque algunos de los colaboradores que les rodean no pueden decir lo mismo. Y esta realidad la han usado en numerosas ocasiones para descalificar o mostrar cierta, digamos, incomodidad hacia la crítica cuando la Incómoda Prensa les cuestiona cosas que no son de su agrado. Otro aspecto en común que tienen las elecciones es que en las dos pudiera darse un resultado a tercios con las respectivas coaliciones del PAN, PRI y Morena, pero con una alta probabilidad de que en ambas el tricolor termine en tercer lugar, si no se ponen las pilas para enderezar la nave. Curiosamente, los aspirantes priistas comparten el mismo nombre, José Antonio, el "presidenciable" Meade Kureña y el "alcaldeable" Gutiérrez Jardón, además de que sus perfiles son similares, guardando toda proporción. Ambos han sido funcionarios de gabinete con éxito en sus encomiendas, pero con cargas negativas fuertes que tienen que ver más con los grupos con los que han trabajado recientemente y que no gozan de muy buena reputación que digamos: Meade con los tolucos peñanietistas y Gutiérrez con los moreiristas. En el caso de Torreón se dice que la elección pudiera abrirse a tercios con la reciente incorporación del expanista más priista, Ignacio Corona, como suspirante por Morena. Pero no es tanto por el nivel de conocimiento que tiene don Nacho, que seguro algo debe sumar por su cuenta, sino por el arrastre que tendrá el efecto López Obrador en la Perla de La Laguna, en donde la pasada elección presidencial alcanzó una votación cercana a los 75,000 sufragios, nada despreciable y que significan de entrada una referencia que pudiera salpicar a Corona y colocarlo en el terreno de competencia. Habrá qué ver cómo construye su campaña.

***

Si de algo han servido estos primeros meses de transición en Torreón en el Cabildo es para revelar algunos enjuagues del anterior ayuntamiento que permanecían en la sombra. Nuestros subagentes disfrazados de escritorios desvencijados nos comentan que las "maniobras" hechas por la pasada administración para simular un gasto menor en el concepto de gasto por servicios personales alcanzó a los ediles. Dicen que la nómina publicada en el portal de transparencia no reflejaba el ingreso contenido en el apartado de otras percepciones gravables, con lo que el sueldo neto de regidores y síndicos no era en realidad de 37,000 pesillos al mes, como se señalaba en el portal, sino de 44,000. Cuentan que esa es la razón por la que en la nómina de este año aparecen 48,000 pesos en enero y 52 mil pesos en febrero, pues ambos contienen ya la sumatoria del "autoaumento" (asuntos de gente privilegiada) que se dieron los ediles al inicio de su gestión. Según explican los subagentes, en el primer mes sólo alcanzaron a recibir la mitad del aumento, correspondientes a la segunda quincena tras la aprobación, y en febrero salió el recurso completo. Pero esa no era la totalidad de las percepciones, pues aunque se votó y eliminó el polémico gasto para gestoría en 2014, que no era otra cosa que robustecer el ingreso de los H. Representantes de la Sociedad Torreonense, los nada despreciables 20,000 mil pesos se seguían entregando de manera discrecional. Dicen las lenguas viperinas que los ediles acudían directamente a la Tesorería encabezada por Enrique Mota para recibir su sobrecito intacto... "si se portaban bien", pues este ingreso estaba condicionado a la obediencia de los ediles, como dicen que sucede en otros municipios como el vecino Gómez Palacio. Cabe señalar que en la actual administración los gastos de gestoría se eliminaron y prueba de ello son las posturas y votaciones de los mismos ediles, así como los pleitos, dimes y diretes que se traen unos para defender el hueso y otros para recuperarlo. Vicisitudes de quienes gozan de no vivir en el error.

***

Cuentan que se avecina una bronca fuerte para el gobierno provincial de Miguel Riquelme y que tiene que ver con los siempre aguerridos productores agrícolas de La Laguna. Cuentan que por allá de 2015, el gobierno entonces encabezado por Rubén Moreira, la temible Comisión Federal de Electricidad y los productores firmaron un convenio para resolver la sempiterna bronca de los adeudos de estos últimos a la empresa suministradora de energía eléctrica. El acuerdo era que el pasivo moroso iba a ser pagado entre tres: los deudores y los gobiernos federal y estatal a partes iguales. Resulta que la Federación y los campesinos pagaron la parte que les correspondía, pero el gobierno provincial no, seguramente porque, como ocurrió en todo el sexenio pasado, se vio apretado financieramente gracias la deuda bancaria legada por la administración Moreira I-Torres López. Pero resulta que esta semana los productores recibieron oficios por parte de la CFE en donde les informan que como el gobierno estatal no cumplió con el pago que era de su responsabilidad, ahora lo tendrán que cubrir ellos, so pena de que en un plazo no mayo a 10 días se les corte el suministro de electricidad. Dicen los subagentes disfrazados de yunta que este hecho ha motivado ya reuniones y asambleas entre los propietarios y renteros de predios rústicos quienes se encuentran harto enojados porque se sienten engañados por el gobierno provincial anterior, claro, habría que preguntarse por qué demonios no pagaron ellos a tiempo sus propias deudas y si debe un gobierno andar sacando de sus propias torpezas a empresarios al estilo del poco recordable don Luis Echeverría. Pero como don Rubén ya se fue a operar la elección para el PRI Nacional y, de paso, pelear por una diputación federal plurinominal, la bronca se le viene ahora a don Miguel, quien tendrá que poner a prueba sus dotes políticas para evitar que le estalle la bomba en pleno proceso electoral.

***

La siguiente película bien pudiera llevar por nombre el Despertar de las Fuerzas. Y no, no nos referimos a una de las tantas cintas que conforman la zaga de las Guerras de las Galaxias, que ahora Trump y Putin quieren hacer realidad con sus juguetes nucleares espaciales. Nos referimos a las corporaciones estatales de Coahuila que llevan por nombre Fuerza Coahuila y Fuerza Metropolitana. La primera, dicen, ha seguido la ruta de su antecesora, la llamada "Marea Negra", oficialmente conocida como GATE, ya que desde su creación en 2015 a la fecha acumula más de 1,000 quejas por travesuras y pasadas de mano. La segunda, también de reciente creación, ha sido blanco de señalamientos en los últimos días por agentes que se quieren pasar de listos aprovechando cualquier cosa. Cuentan de casos en los que sin razón aparente han detenido a conductores de vehículos para revisarlos y una vez que detectan algo que ellos consideran "sospechoso", asustan a los incautos con el cuento de que les van a quitar la unidad y que ellos serán remitidos al Ministerio Público. Pero cuando las amenazas surten efecto y los conductores ya se muestran amedrentados, proceden al clásico "coopere para que esto se resuelva pronto". Dicen que las "pujas" iniciales han llegado a ser de hasta 10,000 pesillos y que, según como vean la disposición, el sube o le bajan a discreción. Menuda tarea que tiene el flamante secretario de Seguridad Pública estatal, José Luis Pliego, de poner orden en ambas corporaciones.

***

Dicen que a raíz del conflicto derivado de la futura instalación de una empresa química en el medio rural de Gómez Palacio, han salido a relucir las omisiones que caracterizan la operación de la Segunda Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Estado con sede en esta ciudad, la cual al parecer no ha prestado mucha atención a los pobladores y activistas de fuera, hay que decirlo, de comunidades cercanas al sitio donde se ubicará dicha planta. Y es que según hicieron saber algunos afectados a través de sus representantes legales, la titular del organismo, Sara de los Santos Llamas se ha hecho de oídos sordos y a duras penas ha recibido las quejas de quienes se llegaron a sentirse afectados tras los enfrentamientos ocurridos con elementos de las corporaciones policiacas el pasado viernes nueve de este mes, que por cierto dichos activistas comenzaron. Ante esta situación, uno de los defensores legales promovió una queja en contra de doña Sara ante sus patrones, quienes encabezan el organismo a nivel estatal y quienes desde luego le "jalaron las orejas" a la funcionaria. Y es que según refieren dichos defensores, la segunda visitadora se ha encargado de minimizar las denuncias que llegan a su oficina, además de señalarla de aplicar criterios extraños al momento de darle trámite a las quejas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...