EDITORIAL
EL AGENTE 007 Miércoles 14 de feb 2018, 6:30am ... Anterior 9 de 9 Siguiente ...

Verdades y rumores


Tal parece que la prolongada ausencia de una cabeza en la nueva Secretaría de Seguridad Pública del Estado ya está haciendo mella. Como sabrá usted, enterado lector, desde mediados de diciembre de 2017 quedó aprobado el paquete de reformas para crear la dependencia y separar las funciones de vigilancia policiaca estatal de la Secretaría de Gobierno, en donde estaba enquistada hasta hace poco la Comisión Estatal de Seguridad. El problema es que, aunque José Luis Chapa está como encargado del despacho, desde enero se viene anunciando que ya se va a nombrar al secretario y que ya falta muy poco. A decir de algunos subagentes que responde a la clave ultrasecreta "Matute", esta situación ha derivado en un relajamiento de la disciplina en la corporación Fuerza Coahuila, en donde los elementos andan muy sueltos haciendo travesuras. Cuentan que las quejas por tratos poco amables y pasadas de mano van en aumento.

Uno de los señalamientos más comunes contra los guardianes del orden del Estado es que en cualquier llamado que atienden o rondín que realizan, ellos primero irrumpen y detienen y luego averiguan. Esta forma de proceder poco ortodoxa ha provocado que lleguen ante el Ministerio Público personas que no se sabe por qué fueron detenidas y al final tienen que ser liberadas porque no hay argumentos para mantenerlas tras las rejas. En consecuencia, las quejas en Derechos Humanos contra los muchachos de Fuerza Coahuila siguen en aumento, lo cual hace pensar que la sombra de los temibles Gates no se ha ido de esa corporación.

***

En los corrillos del Palacio Rosa de Saltillo se escucha que la llegada del nuevo equipo titular mantiene encendidas las alarmas por cambios en la administración estatal. La sacudida del tapete burocrático e institucional incluirá, se pronostica, al ámbito culturero en la entidad. Nuestros subagentes disfrazados de esculturas nos comentan que el gremio artístico espera que ahora sí se presenten cambios en muchas de las instituciones coahuilenses, donde los directores parecen haberse eternizado en los proyectos. En la escena cultural parece no existir aquello del relevo generacional, algo que a todas luces indica que no existe formación de nuevos cuadros, o bien, según dicen los mal pensados, los que tanto critican a los políticos desde la trincheras de las artes no quieren soltar el hueso y pasar a vivir en el error, es decir, fuera de la sagrada nómina. Si de eso depende seguir cobrando, están dispuestos a emular al inamovible director de la ópera del Met de Nueva York, James Levine, a quien subían al escenario en silla de ruedas. Levine fue despedido por un escándalo de acoso sexual y no por los achaques de la edad. Según los subagentes, también se espera que se pongan sobre la mesa temas harto delicados como la obligación que tienen las instituciones culturales de rendir cuentas sobre los fondos públicos que reciben. Porque, aunque no lo parezca, en cultura sí hay dinero, y más de lo que se cree, sólo que se concentra en unas cuantas iniciativas, muy privadas. Muchas de esas acciones y actividades no sólo no especifican su impacto en la comunidad sino que también prefieren evitar la fatiga de informar cómo se gastan el dinero de los contribuyentes. Pero eso sí, el reclamo a los políticos para que transparenten las cuentas nunca falla. En los cafés donde algunos artistas se reúnen para dar caza a las musas se afirma que, con los millones que se destinan a unos pocos proyectos, se podría beneficiar a cientos de artistas locales que viven, o mejor dicho, sobreviven, al día y nunca han visto las jugosas cantidades que les caen del cielo gubernamental a unos pocos bendecidos, los que también se conocen como los becarios eternos.

***

Cuentan que en el ayuntamiento de Torreón los trapos sucios no dejan de salir. Nuestros subagentes disfrazados de escritorios arrumbados nos comentan que en el Archivo Histórico les ha costado harto trabajo corregir los múltiples "pendientes" dejados por la pasada administración. Entre ellos destacan las malas condiciones del edificio que se ubica en la calle Acuña, entre las avenidas Morelos y Matamoros, en donde fueron detectadas y arregladas no tres goteras, sino cascadas, por donde se filtraba toda el agua de lluvia, uno de los peores enemigos de los documentos históricos. Pero lo que más sorprendió a los recién llegados fue darse cuenta de la forma en la que eran manejados los archivos municipales. Y es que, según cuentan, decenas de cajas con miles de documentos fueron localizadas en terrenos a la intemperie, sin protección adecuada, como si se tratara de cualquier cosa. Dicen los que saben que todo esto fue producto de los fuertes recortes que tuvieron que hacer en los últimos meses de la administración anterior que le tocó cerrar a Jorge Luis Morán, y que una de las primeras víctimas fue precisamente el Archivo Municipal, que de por sí nunca cuenta con muchos recursos que digamos. Pero esta versión ya tendrá oportunidad de aclararla el exdirector Rodolfo Esparza, quien tendrá que comparecer ante los señalamientos que se harán o ya se están haciendo.

***

Una vez que fue cubierto ayer el mero trámite de la elección de candidato único en la Máxima Casa de Grillos -perdón, de Estudios- del Estado, ha comenzado a comentarse en los pasillos de la universidad cuáles serán los primeros retos a los cuales tendrá que enfrentarse Salvador Hernández Vélez, primer lagunero en ocupar la rectoría de la UAdeC. El primero de ellos, sin duda, será la relación que mantiene desde hace años con el clan Medina conformado por Manuel, Eliseo, Cecilio y Lorena, quienes llevan varias décadas controlando la coordinación Torreón y sus facultades. Y es que una vez que se siente en la silla ya como rector electo, no interino, dicen que don Chava deberá mostrar que está dispuesto a regir para los intereses de toda la universidad y no sólo para los del grupo que lo ha impulsado en la región, cosa que se antoja difícil. Pero cuentan que lo más complicado de todo será la rendición de cuentas, sobre todo por las denuncias que a nivel nacional han surgido contra ex rectores de varias instituciones de educación superior, entre ellas la UAdeC, por presuntos desvíos de recursos que estaban proyectados para un rubro y terminaron en otros de forma supuestamente injustificada. En este asunto se ha involucrado a Blas Flores, el actual secretario de Finanzas, quien está en proceso de aclarar lo sucedido. Vamos a ver cuál va a ser la postura que asumirá Hernández Vélez una vez que tome al cien por ciento las riendas de la universidad.

***

En los asuntos de la grilla electoral, dicen que las encuestas a nivel regional también han comenzado a circular, aunque muy por debajo del agua. En la peronera capital, las mediciones que el exalcalde panista Isidro López encargó no le resultaron nada favorables, ni con eso de su campaña fallida por recuperar dinero que supuestamente el gobierno estatal de la pasada administración le había retenido. Los resultaron fueron tan desfavorables que a don Chilo no le quedó de otra que aceptar la candidatura por la diputación federal en vez de insistir en ir nuevamente por la alcaldía saltillense, en donde contenderá Carlos Orta, exdirigente estatal blanquiazul en un escenario que no se ve nada fácil puesto que lleva varios años fuera de la arena política más visible. En donde las cosas pintan diferente es en la Perla de la Laguna, ya que según los primeros sondeos el alcalde panista Jorge Zermeño mantiene una cómoda ventaja sobre su más cercano contendiente, José Antonio Gutiérrez Jardón, suspirante del PRI que con todo y gozar de cierto reconocimiento como exfuncionario estatal entre el empresariado, no cuenta con el nivel de conocimiento entre la población. Dicen los conocedores de la grilla electoral que si Pepe Toño quiere meterse en serio a la pelea tendrá que desplegar una campaña muy agresiva para remontar un resultado que hoy se ve complicado para él, sobre todo considerando que don Jorge tendrá en automático los reflectores por ser candidato sin tener que dejar de ser alcalde. Además, se dice que la estrategia de Zermeño está ya armada y que ha comenzado a operarse en las colonias en donde menos arraigo tiene su partido, llevando apoyos y resolviendo carencias. Difícil panorama para el PRI en Torreón.

***

La que de plano ha disparado tiro de escopeta, a ver a cuál objetivo le pega, es la contralora estatal de Durango, Rosario Castro. La vigilante de los funcionarios provinciales no está dispuesta a que la dejen fuera de la jugada en la próxima elección y se ha registrado por partida triple como precandidata. Aspira, primero, a ser candidata a senadora. Si no le sale la jugada, buscará ser aspirante diputada federal. Y si de plano tampoco la dejan, pues, ¿por qué no?, peleará por ser suspirante a diputada local. Lo curioso del caso es que en el proceso interno de las diputaciones locales doña Rosario podría terminar enfrentándose a su némesis, Carlos Aguilera, excalcalde priista y actual regidor lerdense que ante la falta de espacios dentro del tricolor está dispuesto a cambiarse de camisa para ser abanderado de la coalición que encabeza el PAN. Dos ejemplos claros de tenacidad y malabarismo político.


Podcast: Verdades y Rumores
Etiquetas: verdades y rumores

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT