21 de enero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA


viernes 09 de febrero 2018, actualizada 4:14 am


La confusión está clarísima

Decimos que algo es lógico cuando es la consecuencia normal de una serie de circunstancias conocidas. Lo lógico es lo que puede esperarse de determinados hechos.

De nuestros archivos de frases, refranes y dichos que hemos ido recopilando a través del tiempo, entresacamos algunas de ellas - algunas frases - que parecen absurdas, pero están fundamentadas en una lógica que no puede refutarse.

Algo tan malo, no puede ser bueno. Es un buen ejemplo de lógica irrefutable. Si algo es malo, no puede ser bueno y si es tan malo, entonces menos puede considerarse como algo bueno. ¿Comprende? ¿Sí? Pues qué bueno, porque yo no me entendí en absoluto.

La confusión está clarísima: pues claro que sí. Cuando algo se confunde y vemos muy claramente que está confundido, es cuando la confusión se con… a ver espérame: la confusión se confunde, pero no… mejor ahí la dejo porque ya me confundí.

El 67% de las estadísticas son falsas. El 67% son falsas y tal vez hasta más, pero esperamos que esta estadística de las estadísticas falsas sea parte del 33% de las estadísticas que no son falsas. Así no se podría refutar lo dicho.

El mayor de los excesos es no cometer exceso. Claro, por eso mi compadre Chuy El Robalito dice que para no caer en excesos, él es abstemio, pero con moderación. Bueno, y ¿sabe por qué le dicen el robalito? Pues porque siempre anda "a media agua".

Debo confesar que nací a una edad muy temprana. En realidad, todos nacimos a temprana edad y hasta podemos decir que nacimos a partir de cero, pero no por eso vamos a refutar lo dicho, aunque unos lo confiesen y otros no.

No hay por qué llamar bebida a la bebida, antes de beberla. Reconozcamos que es una manera errónea de expresarse. No deberíamos llamar bebida a algo que todavía está por beberse, porque ¿si luego nadie se la bebe? Caso similar es el de la comida.

Cuando tienes un martillo en la mano todo se parece a un clavo. No me había fijado, pero es cierto. Empuñamos un martillo y de inmediato nos sale "el carpintero que todos llevamos dentro" y queremos clavar hasta lo inclavable. Así que, cuidado con lo que clavas porque te puedes meter en problemas muy serios.

Y termino con estas tres joyas: 1. El fabricante de ventiladores se queja, ¿y yo qué, vivo del aire? 2. ¿Pudieron rescatar al médico que escribió "auxilio" en la nieve? No, nunca le entendimos a su letra y 3. Nunca discutas con un idiota. Podría ser que nadie note la diferencia.

Escríbale a Juan Recaredo: [email protected]

PREGUNTA DEL PÚBLICO:

Paula Verónica Otero dice: ¿Macerar es lo mismo que ablandar?

RESPUESTA:

No exactamente. Macerar es ablandar algo estrujándolo o golpeándolo, pero puede haber otras formas de ablandar que no sean sinónimo de macerar.

Me retiro con esta reflexión: La multitud en acción es más cruel que cualquier tirano. ¿Cómo dijo? LAS PALABRAS TIENE LA PALABRA.

Por: Juan Recaredo

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...