16 de junio de 2019 notifications
menu
Columnas Deportes

Al Larguero

ARTE Y SEDUCCIÓN

ALEJANDRO TOVAR
TORREÓN, COAH, martes 06 de febrero 2018, actualizada 9:00 am


Enlace copiado

En el arte de nuestro tiempo, el talento y la picardía más cínica, coexisten y se entremezclan. Tienen como protagónicos a seres que se conquistaron primero, a sí mismos; luego al entorno y despejaron de su mente los temores, dejaron fluir las llamas de su ambición, siempre acompañadas, como una sombra permanente, del delirio al que conduce la gran voluntad.

¿Cómo pudo escapar Brandon Graham de su marca para llegar hasta donde respiraba Brady?. Era un león cuyas garras forzaron el fumble arrebatando la pelota y señalando el camino de la victoria, conmoviendo a todos, sobre todo al matador de ilusiones, al emperador de la NFL, cuya imagen cubrió los medios del mundo toda la semana previa. Fue noqueado por su propia sombra.

Nicolás Maquiavelo (1469-1527) fue un genio incomprendido pero cuyas teorías se adaptan en cualquier rama, 500 años después. El escribió: "Por tanto un príncipe viéndose a sabiendas de adoptar la bestia, tiene el deber de escoger el zorro y el león, porque el león no se puede defender contra las trampas y el zorro no se puede defender contra los lobos. Por lo tanto es necesario tener un zorro para descubrir las trampas y un león para aterrorizar a los lobos".

Justo lo que tuvo el genial Doug Pederson que se la jugó dos veces en cuarta oportunidad en forma atrevida, ya como un estilo de sus Águilas, porque contó con la inteligencia de Foles y la fiereza de Graham. Fue en la misma locura del vértigo verde cuando el QB se desatiende y de pronto aparece como ala cerrada para recibir de Corey Clement y marcar con lanza al corazón.

La prosa poderosa, tan llena de imágenes nos transporta a un mundo de interrogantes, que nos enseñan con este juego, lo veleidoso que son la fortuna y la vida misma. A Nick Foles le acosaba el escrutinio de millones, todos lo miraban pero nadie veía realmente la luz de su talento, él forjó su entrada al recinto de los históricos con una puntería tipo Robin Hood para reclamar el MVP.

Con todas las luces en su rostro, ahora se discute su futuro. Si Carson Wentz, el QB titular se recupera de su tremenda lesión, ¿vuelve también al comando o se va cedido?. Es una y la otra, ¿alguien reclamará la presencia de Foles para su equipo?. Todo es una fiesta de historias para mentes curiosas, que se dan cuando aparece de protagónico quien era uno más del reparto.

Fueron Águilas y Patriotas esta vez pero el ejemplo del americano es para que el soccer no se compare, sino que adopte varias medidas de su éxito y no seguir viviendo a la sombra de un sueño. Fue un domingo donde lo muy esperado, que era Timberlake quedó solo en discreta visión, porque lo maravilloso fue comprobar como el talentoso Foles puede hacer llorar a las piedras.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...