Siglo Nuevo
YOHAN URIBE JIMÉNEZ Jueves 1 de feb 2018, 9:43am ... Anterior 1 de 2 Siguiente ...

Cristina Rodlo

Foto: Talent on The Road

Es una de las actrices mexicanas más destacadas en la actualidad, su carrera se solidifica cada día más gracias a su talento y disciplina. Realizó estudios de actuación en el conservatorio The American Musical and Dramatic Academy en la ciudad de Nueva York. En sus inicios participó en varios cortometrajes como DayDreamed y El baile. Después tuvo papeles en el largometraje independiente Red hook black y en la película The condemned.

Luego, Cristina protagonizó 24 Casetas, la primera webserie creada para Twitter filmada en Argentina, Dos lunas para MundoFox, El capitán Camacho y 2091 para Fox, y estuvo en la serie El vato (primera y segunda temporada), de NBC Universo, con gran respuesta del público de México y Estados Unidos. Forma parte del elenco de títulos como Ladrones y Juego de Héroes de la Twentieth Century Fox. Un elemento más recientemente de su filmografía es Como te ves, me vi de Germán Quintero.

En 2016 formó parte de la radionovela Bienvenido a la vida peligrosa escrita por Arturo Pérez-Reverte y dirigida por el cineasta Guillermo Arriaga. Este año, la actriz originaria de Torreón viajará a Los Ángeles, California, para iniciar las grabaciones de la serie Too old to die young, la cual recientemente arrancó su producción bajo la dirección de Nicolas Winding Refn (Drive, Only God Forgives, The Neon Demon).

Sobre la serie: Este proyecto original de Amazon se adentra en los bajos fondos de Los Ángeles para seguir a personajes que comienzan como asesinos y se convierten en samuráis. El elenco lo completan figuras de talla internacional como Miles Teller, Jena Malone y William Baldwin.

En 2017, Cristina filmó el remake estadounidense de la película Miss Bala, al lado de Gina Rodriguez y bajo la dirección de Catherine Hardwicke.

Inicias el año con un gran proyecto...

Para mí, lo que hace interesante este nuevo proyecto es el director. Pudo haber sido una película o una serie, pero elegí trabajar con uno de los directores más reconocidos del mundo; ganador en dos ocasiones de premios Cannes, un hombre que se convertido en un director de culto. Quienes han visto sus películas (creo que la mitad del mundo), saben muy bien cómo le gusta contar sus historias, los colores y matices que usa, su estilo.

Para mí, lo que le va a dar un plus a mi carrera, más allá de si es una serie o una película, es el director. También que es una serie que hace Amazon, que ahorita está creciendo en la oferta de contenidos streaming, y eso implica que le den mucha difusión a este proyecto, la serie está increíblemente bien escrita y los diez episodios son dirigidos por Nicolas Winding. El gancho será el director que trabajará en la producción nueve meses. Formar parte de ella es un logro para cualquier actor o actriz.

¿El streaming permite llegar a más público en el mundo?

Lo que ha hecho es crear mucha competencia, ha hecho que justamente las televisoras grandes y pequeñas se asusten, porque la mayoría del público ahora quiere ver desde la comodidad de su casa y por cien pesos al mes, contenidos de calidad; en el caso de Amazon, por ejemplo, si eres cliente frecuente ni siquiera tienes que pagar un extra para financiar la contratación de actores y directores, además de todo el equipo de producción que se necesita, que es inmenso, para un proyecto.

También creo que nos ha beneficiado en todos los sentidos, ya que al ser streaming te permite llegar a todas partes del mundo y eso hace que aunque sea una serie estadounidense o europea, se involucren actores de Latinoamericana, Europa, Asia, eso se ha vuelto más fácil a través de los nuevos formatos de distribución y, finalmente, a quien más beneficia es al mercado, al circuito del cine.

/media/top5/SNentreRodlo.jpgFoto: Fox
En está serie estará muy presente México…

En toda la serie está México. Aún cuando es un producción estadounidense, hecha con dinero estadounidense, en gran parte de la serie se habla español. Eso le da una identidad más real al producto, así sea que el espectador esté en Europa o Asía, porque identificas aspectos muy importantes de una comunidad como lo es el idioma. Eso hace que se abran más puertas para los actores de otras nacionalidades en el mercado de los Estados Unidos. En este momento hay un gran número de actores latinos en producciones norteamericanas a quienes nos va muy bien.

¿Qué te dejó la serie El vato?

El hecho de que estés en una serie que se ofrece a través de Netflix es definitivo porque si la serie es buena y conecta con la gente te crea un boom. Hay momentos en la vida del actor en los que existen un pequeño y un gran boom. Cuando se presentan, uno los tiene que aprovechar, para mí, El vato fue uno de ellos, otro fue el remake estadounidense de la película Miss Bala porque eso me permitió realizar casting para otras producciones, entonces creo que, en este momento, un gran boom en mi carrera, en México llegó con la serie de Netflix, y en Estados Unidos, con la película de Miss Bala.

Son momentos que tenemos que aprovechar como actores, es lo que intento también con está serie norteamericana y espero que vengan muchos proyectos más, tanto en la Unión Americana como en Europa y, por supuesto, en México. No quiero dejar atrás a mi país, pero lo que sí quiero es ser un poco más selectiva con los proyectos, cualquiera que sea el país en el que se presenten.

¿Cómo ha sido tu camino para llegar grandes producciones?

Pues ha sido muy difícil. Acá en México se suele decir que de la noche a la mañana le pegó, y pues no. Son muchos años de carrera, de constancia, de luchar y batallar. Dejar tu tierra, tu familia, irte a un monstruo de ciudad como Nueva York, sola, con otro idioma, otra cultura. Eso es difícil, pero lo aprovechas por el aprendizaje, en mi caso lo canalicé como actriz. Pero luego de eso fue mudarme a Los Ángeles y, de nuevo, empezar de cero, otra ciudad que no conoces y muy diferente a Nueva York.

Desde que me fui de la casa traté de no pedirle dinero a mis padres, porque ser actriz era mi sueño y siempre tuve claro que tenía que arreglármelas por mi misma. Luego, cuando me mude a México, fue otra vez un inicio, porque lo poco que había construido en Estados Unidos pues, acá no existía, así que fue una larga carrera de tocar puertas, buscar que me conocieran los productores, los directores, poco a poco empezó a sonar mi nombre. Es un trabajo constante, no se da de la noche a la mañana; yo tengo nueve años trabajando y preparándome para hacer mejor mi carrera, para que una oportunidad como ésta se diera.

/media/top5/SNentreRodlo2.jpgFoto: Cortesía Cristina Rodlo

¿Cómo fue el casting?

Fue complicado. Llevaban justo siete meses realizando casting cuando me hablaron a mí. Así que fue preparar el papel, concentrarme en lo que tenía que hacer, porque cuando te dicen quien será el director u otros miembros del elenco, es algo que impone, sabes que es un producción de gran valor y necesitas mucha concentración para entregar lo mejor de ti en un momento que es decisivo, tanto para tu carrera como para tu crecimiento personal.

¿Te costó o te favoreció ser mexicana?

Cuando recién me mudé a Estados Unidos fue muy difícil. En ese momento no se había abierto tanto el mercado hacía los actores latinos. Recuerdo que los comentarios eran: “Es que no pareces latina”, “es que tienes acento latino”, es decir no pareces latina, pero tienes acento latino. En muchos casting me decían “es que te vemos como americana, pero tienes acento latino”; y en otros me decían “es que tienes el acento latino que buscamos, pero no pareces mexicana”. En ese momento fue un problema para mi carrera. Ya no tanto, la industria ha cambiado mucho, pero cuando recién llegué eso te cerraba puertas, porque el concepto de la industria sobre los latinos era que tenían piel morena, bajitos de estatura y subidos de peso. Ya cuando hice Miss Bala nunca me dijeron que no parecía de Tijuana, ahora lo importante es la calidad de la actuación, y ese acento que antes molestaba, ahora es favorable.

¿Eso obliga a que los actores le apuesten más a la interpretación que a la apariencia?

Sí, totalmente. Creo que el rollo de la apariencia fue desplazado, más ahora con todo lo que ha pasado en Hollywood con el acoso sexual y en general en Estados Unidos con los temas de la discriminación. La diferencia con parte de la industria mexicana es que en otras partes, como en Europa, se vive un momento en el que la belleza no es garantía de nada. Lo que vende, lo que genera audiencia, es que la gente conecte con las historias y eso se logra con la actuación; lo que hace que una producción tenga éxito es que el público conecte con el personaje y con la historia.

Eso nos falta en México, seguimos un poco en este cliché de que los protagonistas tienen que ser guapos, pero no, no necesariamente, los personajes deben ser más reales, como las historias. Por eso vemos que en Estados Unidos desde hace un tiempo nos presentan actores muy cercanos, que despiertan interés, que hacen que el espectador se identifique. Eso lo genera su actuación, no su físico.

¿Crees que también las historias estén cambiando?

Sí, eso es definitivo. En México tal vez nos falta. Pero en Europa y en Estados Unidos se cuentan historias reales, cotidianas. No sólo románticas y de narcotráfico. Tienes el drama familiar, el personal, la comedia de enredos, la social y de amigos, toda una gama de historias que se pueden contar. Además, cuando estas se agotan, se inventan otras. Por ejemplo, ayer vi una historia de fantasmas excelente, la película es una joya, además original; nunca había visto algo así. Creo que en México lo que nos falta es encontrar y crear historias diferentes, darle la oportunidad a jóvenes escritores de crear otras cosas, arriesgar, salir de la comodidad de las comedias románticas y del narcotráfico.

¿La comodidad de las narcohistorias?

El narcotráfico es un tema muy cómodo, como las comedias románticas. La industria dijo “esto vende y esto hacemos”; como todo el mundo quiere ver series de narco y películas románticas a eso se dedicó. Pero la gente quiere también ver otras cosas, la falta de creatividad no puede ser pretexto para seguir en lo mismo. Cuando la gente se canse de pagar un boleto para ver esa fórmula, entonces se verán obligados a innovar.

La industria no ha sabido crear cosas distintas, formar públicos. Generar nuevos contenidos, en un primer momento, puede ser difícil, pero abrirá más puertas para directores, escritores y actores. Lo que ha generado el streaming es competencia, mejores contenidos, referentes; y el público ve que existen otras cosas más allá de lo que es cómodo. Los inicios ya están en marcha, por algo las grandes compañías ya están haciendo muchas cosas en México, cada vez se arriesgan más a producir en nuestro país, ese cambio ya empezó y fue gracias a estos nuevos formatos de distribución.

/media/top5/SNentreRodlo3.jpgFoto: Fox


Cristina Rodlo

Foto: Talent on The Road


Más de Siglo Nuevo

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT