20 de enero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Mujeres Plenitud

DR. RAÚL DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ
domingo 28 de enero 2018, actualizada 10:29 am


REJUVENECIMIENTO VAGINAL LÁSER

El parto es un evento natural fundamental en la vida de la mujer pero debido a características propias de nuestra especie, tales como una cría de gran tamaño en relación a la madre, puede ocasionar consecuencias negativas en la anatomía pelviana femenina. Como uroginecólogo de clínica las condes y único miembro del láser vaginal rejuvenecen en el Institute de Los Ángeles promovemos un nuevo enfoque de la cirugía vulvo vaginal.

Es bien conocido que el embarazo y el parto producen cambios en los tejidos de la madre (piel, ligamentos, músculos, etc.) Lo cual es aceptado por la mujer en beneficio de la procreación y la satisfacción de tener un hijo. La intensidad de ellos depende de varios factores, tales como, por ejemplo, el volumen que ocupa el embarazo (el tamaño del niño), las características del parto mismo y/o la calidad de los tejidos de la madre. Este último punto tiene mucha importancia y es muy variable entre las mujeres, debido a que se trata de una condición hereditaria y nutrición.

Estas alteraciones de los tejidos también pueden afectar al suelo pélvico, el que esta conformado por un conjunto de músculos, membranas y ligamentos que sostienen los órganos internos (vejiga, útero, recto, uretra). Por lo general, el compromiso de estos tejidos es moderado y no requiere tratamiento o bien pueden solucionarse por medio de la kinesioterapia. Sin embargo, en ocasiones la mujer puede presentar situaciones incómodas y que le afectan su calidad de vida. Ellas son las siguientes:

Prolapso genital

El prolapso genital es el descenso a través de la vagina de sus paredes y en ocasiones también de los órganos pélvicos. Hay de diversos tipos y grados de severidad. Por lo general, la mujer lo identifica como una sensación de peso en los genitales, o bien por la presencia de un aumento de volumen que se evidencia con los esfuerzos. Este puede ser anterior (cistocele), posterior (rectocele), uterino o las combinaciones de éstos.

La combinación de las técnicas clásicas a las que se suman modificaciones modernas y el uso de mallas en el tratamiento del prolapso tal como en las hernias abdominales han disminuido los fracasos quirúrgicos que llegaban al 30% a los 5 años a menos de un 5%.

En la actualidad nuestra cirugía de prolapso genital femenino se apoya fundamentalmente en 5 pilares:

1. - Conocimiento anatómico funcional del suelo pélvico.

2. - Técnicas de reparación sitio especificas.

3. - Uso de mallas.

4. - Uso del láser.

5. - Experiencia clínica.

Amplitud vaginal

Es la pérdida de tonicidad vaginal que se evidencia por una disminución o ausencia de sensación durante el acto sexual. Esta se puede traducir en falta o dificultad para obtener el orgasmo vaginal y la disminución o ausencia de sensación del pene dentro de la vagina. Estamos convencidos que la amplitud vaginal puede ocasionar una disfunción sexual que afortunadamente es reparable. El rejuvenecimiento vaginal láser con excelentes resultados que ya han sido comunicados a la literatura científica mundial en la prestigiosa revista acta obstetricia y ginecológica scandinavica constituyendo la primera comunicación médica en el mundo que respalda el rejuvenecimiento vaginal láser.

Incontinencia de orina por esfuerzo

Es la pérdida de la orina ante el ejercicio, tos, etc. Es decir esfuerzo en general. (Continuará).

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...