EDITORIAL
EL AGENTE 007 Miércoles 6 de dic 2017, 7:22am ... Anterior 4 de 10 Siguiente ...

Verdades y rumores


Los primeros nombramientos realizados por el gober Miguel Riquelme han provocado reacciones encontradas entre el respetable y los agudos observadores de la cosa pública estatal. A primera vista, lo que llama la atención es un aparente equilibrio entre las dos principales regiones de Coahuila: La Laguna y Sureste. Y es que el mandamás provincial decidió otorgar el mismo número de carteras a laguneros que a saltillenses, cuatro para cada grupo. No obstante, una observación un poco más reflexiva permite detectar que quienes tienen el control de las secretarías más importantes son de la peronera capital: Chema Fraustro, en Gobierno, es decir, el control político y -al menos por un tiempo- de la seguridad, y Blas Flores, en Finanzas, o sea, el control de los dineros. Pero la observación a detalle también permite percatarse de que ambos personajes pertenecen al mismo grupo que ya va para su tercer sexenio co-gobernando en la entidad con el poder legal.

Los primeros nombramientos realizados por el gober Miguel Riquelme han provocado reacciones encontradas entre el respetable y los agudos observadores de la cosa pública estatal. A primera vista, lo que llama la atención es un aparente equilibrio entre las dos principales regiones de Coahuila: La Laguna y Sureste. Y es que el mandamás provincial decidió otorgar el mismo número de carteras a laguneros que a saltillenses, cuatro para cada grupo. No obstante, una observación un poco más reflexiva permite detectar que quienes tienen el control de las secretarías más importantes son de la peronera capital: Chema Fraustro, en Gobierno, es decir, el control político y -al menos por un tiempo- de la seguridad, y Blas Flores, en Finanzas, o sea, el control de los dineros. Pero la observación a detalle también permite percatarse de que ambos personajes pertenecen al mismo grupo que ya va para su tercer sexenio co-gobernando en la entidad con el poder legal.

Si a esto sumamos que dos secretarías, Cultura y Medio Ambiente, no sufrirán cambio de titular ya que continuarán en ellas Sofía García y Eglantina Canales, respectivamente, pues como que la cosa no pinta para que se anuncie la llegada de una nueva era, ni mucho menos. Ahora bien, por ahí anda también Gerardo Berlanga, exdirector de Obras Públicas, quien quedó en Infraestructura y Transporte y que se dice que fue puesto en su anterior cargo a sugerencia del exgober Rubén, además de que en el sexenio del otro Moreira, Humberto, trabajó como subsecretario regional de Obras Públicas. O sea que, de alguna manera, como dirían en el rancho, son los “mesmos”. Por cierto, de Berlanga se comenta que prácticamente hará lo mismo que hizo en Torreón, ya que dejó pendientes varias obras, como el Metrobús y la pavimentación, a ver si ahora sí las puede concluir. Faltan dos carteras importantes de definir: Seguridad Pública y Sedeso, la primera de suma importancia para el bienestar social y la segunda para la estructura clientelar de cara a la elección de 2018. Entre los que vienen sonando fuerte y que aún quedan pendientes de colocar destacan Xavier Herrera, gerente del Simas y Lauro Villareal, excontralor municipal, quienes pudieran quedar en Desarrollo Social. Para Seguridad, no está claro aún si el teniente Adelaido Flores dará un brinco tan grande como para alcanzar la primera posición o se queda en la estructura. Respecto a Jorge Luis Morán, alcalde de Torreón, se dice que todavía no se cierran del todo las heridas abiertas por su poca actividad en el proceso electoral lo cual contribuyó al desfonde del PRI en la Perla de La Laguna.

***

En donde la incertidumbre continúa a pesar de la ratificación de la zarina de Cultura, Sofía García, es en el Centro de Iniciación Artística Pilar Rioja, mejor conocido como Cinart. Y es que, según los subagentes disfrazados de ventanas rotas, los empleados de dicho establecimiento no han visto un solo peso desde hace varias semanas y les han comentado que no habrá aguinaldo este año. El asunto es que, con las indefiniciones del largo proceso electoral y postelectoral, parece que algunos agarraron esto de pretexto para hacer de agua el dinero de los pagos a los trabajadores, aunque hay quienes aseguran que en realidad no había un cinco. Algo similar a lo que ocurre con los cerca de 600 millones de pesillos que dicen que la pasada administración estatal dejó en calidad de pendiente para su entregar a los ayuntamientos de Coahuila. Pero además se comenta que la situación en el Cinart es cada vez más crítica, ya que los cursos y talleres escasean y las instalaciones se encuentran en condiciones, digamos, poco dignas. Una lástima que pase esto con un sitio que se supone debe fomentar el arte y la cultura en los niños y jóvenes de los sectores de menos recursos económicos. A ver si la zarina se pone las pilas y resuelve este entuerto antes de que concluya el año o, de perdida, con los presupuestos del próximo.

***

En donde también parece que serán los mismos, pero de hace 20 años, es en el ayuntamiento de Torreón que a partir de enero encabezará Jorge Zermeño. Y es que además del gerente general del Simas, que será Juan José Gómez, el que ya anda reconociendo sus futuros territorios es Carlos Sandoval, quien fungió como jefe de la Unidad Catastral cuando el panista gobernó la ciudad por primera vez entre 1997 y 1999. Pero los subagentes disfrazados de escritorios atiborrados de papeles nos comentan que don Carlos ha esparcido el temor por toda la oficina aprovechando sus visitas que hace para ponerse al tanto de los asuntos con la actual jefa del Catastro, Laura Reyes Retana. Y es que, según dicen, el futuro funcionario ha dicho que va a hacer una limpia en el departamento y que no va a dejar a nadie. Además, jura y perjura que va a revisar todas y cada una de las acciones y que va a proceder, incluso penalmente, contra quienes hayan hecho travesuras. Por otra parte, se comenta que la Unidad Catastral será reestructurada por completo al grado de que dejará de pertenecer al organigrama de la Tesorería para convertirse en una dirección a parte que tendrá como principal objetivo la recaudación del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles, una de las fuentes de recursos más importantes del ayuntamiento.

***

En misivas anteriores nuestros subagentes habían adelantado la posibilidad de que la decisión sobre el nombramiento del nuevo jefazo de la Policía Municipal de Torreón se diera bajo la influencia de la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera, cercana al futuro alcalde Zermeño. Pues bien, hay fuertes indicios que apuntan a que Iván Torres, segundo de a bordo de Ricardo Fontecilla Almaraz, director de Seguridad de la vecina ciudad, será el nuevo jefe policiaco de Torreón una vez que Jorge Zermeño Infante rinda protesta y asuma las riendas de la administración municipal. Se dice que Torres es entrañable amigo y de todas las confianzas de don Jorge, quien no dudó en pedirle a doña Lety el favor de transferirlo para que le brinde apoyo en las tareas de seguridad. La interrogante en este caso es quién vendrá a convertirse en el brazo derecho de Fontecilla, quien seguramente requerirá de un apoyo de tal naturaleza para continuar con las labores de prevención y vigilancia en una ciudad donde no se ha logrado alcanzar el número de policías uniformados y en la que, según se comenta, hay indicadores de inseguridad que tienen harto preocupada a la población, pues se murmura que se han registrado privaciones de la libertad que las corporaciones no reconocen en sus estadísticas, pero que según algunos malpensados pudieran tener relación con la concentración de los secuestradores más peligrosos del país en el Cefereso número 14 de esta ciudad. De ser así, la apertura de este centro penitenciario en Gómez Palacio se consolidaría como una de las “herencias malditas” del exgobernador Jorge Herrera Caldera, quien aseguraba que solo sería un penal de media y no de máxima seguridad.

***

El que ha causado sensación en Lerdo es el presidente del DIF, Samir Rivera, hijo de la alcaldesa María Luisa González Achem. Y no es precisamente porque haya destacado por una obra o programa, sino porque en las últimas semanas se le ha visto a bordo de una tremenda camioneta Lobo blanca, equipada, doble cabina, edición especial. Lo primero que ha llamado la atención es saber con qué ojos pagó semejante “nave”, si se supone que su cargo es honorario, es decir, no recibe ni un centavo por sus imprescindibles servicios. Pero lo que ha mucha gente se le hace más extraño es que esa misma camioneta antes la conducía el regidor Carlos Aguilera, alias “¿A poco nos vamos a quedar así?”. Lo que se comenta es que don Carlos le vendió el vehículo al joven Rivera, lo cual no sería raro si no se supiera que la relación entre Aguilera y la señora alcaldesa no es buena desde hace bastante tiempo. A menos de que se trate del comienzo de una nueva era entre ambos personajes y que el trato comercial fue el sello, aunque esto no aclara de dónde salió el dinero.




Podcast: Verdades y Rumores

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


2
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT