EDITORIAL
EL AGENTE 007 Miércoles 15 de nov 2017, 8:57am ... Anterior 4 de 10 Siguiente ...

Verdades y rumores


No se sabe si es por la cercanía de la temporada navideña, o porque los invade la nostalgia del cierre de administración y legislatura, pero pareciera que los diputados locales del PAN terminaron por pactar una tregua con el gober Rubén Moreira. Y es que en los últimos días han ocurrido situaciones extraordinarias de concordia que llevan a pensar que algo se acordó por debajo de la mesa, o bien, que ya quieren irse todos a su casa... mientras se preparan para la búsqueda del próximo hueso. Uno de los hechos que más llama la atención es que los secretarios del gabinete de don Rubén se van a ir sin rendir cuentas en el Congreso local. La tradición y la norma indican que luego del informe de gobierno todos los funcionarios de primer nivel deben presentarse ante el órgano legislativo para explicar a detalle lo que se tenga que explicar.

Pero en esta ocasión no será así y los secretarios se despedirán sin dar las explicaciones correspondientes a los legisladores. De los diputados priistas no extraña que guarden silencio, ya que la obediencia -perdón, disciplina- es su principal atributo. Pero de los panistas sí resulta raro que no hayan armado un escándalo, ya que esa es su especialidad -perdón, su función de contrapeso-. La razón de esta falta al protocolo es más curiosa aún. Según los propios blanquiazules, los secretarios no comparecen porque ya no pueden prometer nada para el próximo año. Pero la comparecencia, hasta donde se sabe, no es para hacer promesas, sino para aclarar dudas e informar qué hicieron en el año que termina. Pero para que no digan, los panistas al final remataron con la frase "crítica": "no hay nada que informar", lo cual no es cierto porque, contrario a lo que creen, hay mucho que explicar. En fin. Este extraño asunto se suma al hecho de que los panistas hayan aceptado casi sin chistar que el gober haya presentado su sexto informe sin sesión de preguntas y respuestas. Y si a esto agregamos que los blanquiazules muy poco o nada dijeron de las polémicas reformas al Código Penal, o de los controvertidos nombramientos en cargos clave del sistema estatal anticorrupción, pues el cuadro que se pinta es de una rara condescendencia, sobre todo cuando el PAN estatal mantiene una lucha encarnizada por tratar de conseguir el milagro de la anulación de la elección.

***

El que ahora está en pie de lucha es el tremendo Trife. Y es que desde hace varias semanas varios magistrados han emprendido una campaña para defender a la corte electoral federal de lo que consideran son ataques sin sustento al calor de la contienda que se libra entre el PAN y el PRI por la validez de los comicios del pasado 4 de junio y en los que el priista Miguel Riquelme sacó más votos. La integrante del Trife que más críticas ha recibido es Mónica Soto Fregoso, de quien ya nuestros subagentes disfrazados de mallete habían reportado que guardaba cercanía política con el dirigente nacional del tricolor, Enrique Ochoa, y aún así se le había asignado la tarea de elaborar el dictamen sobre las impugnaciones restantes. Una de las estrategias de defensa que han seguido los compañeros de doña Mónica es mostrar los ataques como si se tratara de violencia política de género, algo que por supuesto los críticos rechazan. Lo curioso del caso es que a la defensa del Trife y sus magistrados más cuestionados también se han sumado connotados integrantes del partido tricolor, aunque estos obviamente dicen que lo hacen porque son muy institucionales. Pero en medio de toda esta telenovela en que se ha convertido la elección coahuilense, sorprendió el discurso que ayer ofreció la magistrada presidente del Tribunal, Janine Otálora Malassis, con motivo de la presentación de su informe ante la Suprema Corte y el Consejo de la Judicatura. Doña Janine reconoció tácitamente que entre el INE y el Trife existen notables diferencias al decir textualmente que, "para armonizar criterios", el diálogo entre el árbitro administrativo y el jurisdiccional "debe ser amplio, abierto y de frente a la sociedad, en aras de fortalecer a la democracia sin atentar contra el orden constitucional". La pregunta es: ¿por qué no se ha dado ese diálogo? Casi al finalizar su perorata, la magistrada presidente lanzó una frase que seguro resonará incluso más allá del fallo que está próximo a dar el tribunal: "la sociedad requiere de árbitros administrativos creíbles y eficaces; también exige árbitros jurisdiccionales fuertes, independientes e imparciales y que velen por el Estado de derecho". A ver.

***

En asuntos más mundanos, cuentan que la estrategia de reclutamiento de policías municipales de Torreón no está dando resultados con todo y que el alcalde Jorge Luis Morán anunció con bombo y platillo que van por 120 elementos más antes de entregar el changarro. Nuestros subagentes infiltrados que responden a la misteriosa clave "matute" nos informan que la convocatoria no está jalando aunque la contratación es casi inmediata. El problema, dicen, es que si bien les prometen darles su uniforme y arma apenas se paren en la corporación, la primera quincena no se les pagaría sino hasta enero de 2018, es decir, que por lo menos un mes y medio estarían trabajando de oquis. Obviamente esto resulta muy poco atractivo para los aspirantes ya que lo que ellos quieren es tener un ingreso para pasar una cálida y alegre Navidad en compañía de los suyos, y no estar arriesgando la vida sin que haya nada a cambio. Comentan que todos los que se han acercado a preguntar así como entraron han salido por esta razón, debido a lo cual el ayuntamiento ha decidido mejorar la "oferta", aunque no la económica. Ahora les están diciendo a los candidatos que si le entran ya, estarán exentos de las pruebas de control y confianza, con lo que les obviarán el penoso y largo proceso de exámenes que, en teoría, son obligatorios para ingresar a cualquier policía en el país. En fin, como que las cosas andan un poco sueltas en la corporación y algunos lo atribuyen a que el teniente Adelaido Flores ya está por dejar la jefatura policiaca no más tarde del 10 de diciembre, o sea, nada más pasando el informe de don Jorge. Mientras tanto, y como una raya más al tigre, un video confirmó lo que ya nuestros audaces subagentes habían reportado varias misivas atrás: que a los policías "reprobados" les estaban ofreciendo no quemarlos en la plataforma nacional de seguridad a cambio de que aceptaran su "renuncia voluntaria" con el objetivo de darles menos dinero de liquidación. Vaya cosas.

***

Un misterio recorre las calles de la zona metropolitana de La Laguna. Resulta que cada año las administraciones estatales y municipales anuncian hartos recursos para acabar con el enorme rezago que existe en pavimentación, pero los baches en vez de desaparecer, proliferan. Cualquier ciclista, transeúnte o conductor se ha dado cuenta de que prácticamente no existe calle sin hoyo, cuando no son verdaderos cráteres. Pero lo más misterioso del caso es que en algunos sectores de vez en cuando sí se ven máquinas trabajando, o al menos empleados haciendo como que trabajan, y de pronto, cuando la vía ya está rayada o preparada para el recarpeteo, hombres y máquinas desaparecen dejando el sitio peor que como estaba. La avenida Juárez oriente y la prolongación Bravo en Torreón, y el Parque Industrial o la calle Mina en Gómez, son sólo cuatro ejemplos. Y para cerrar el cuadro del misterio, los informes de gobierno siempre reportan que las obras fueron concluidas y los recursos invertidos. Todo un caso para nuestro colega Sherlock Holmes.

***

En Saltillo, dicen que el alcalde electo Manolo Jiménez parece panista. Sí, un integrante más del Partido Acción Nacional. Y esto es porque, tal y como lo han venido haciendo los blanquiazules en Torreón desde la pasada administración, don Manolo no deja de quejarse de la deuda a corto plazo. Pero no la del estado, esa a él no le preocupa, como a ningún priista, sino la deuda a proveedores del municipio que encabeza Isidro López. Dicen que bajita la mano ya lleva un mes con el tema y que puede durar hasta media hora hablando de lo mismo frente a los reflectores. No obstante, los subagentes de la peronera capital nos reportan que al principio como que no le quedaba muy claro si la deuda era con proveedores o con bancos, y hasta el propio Chilo, muy quitado de la pena, tuvo que salir a explicarle a quiénes les debía harto dinero. A partir de entonces, don Manolo cambió el discurso para asegurar que el problema no era la deuda sino que no había fondos para pagarla. Vamos, que le van a dejar una broncota, como la que le dejó don Humberto a su hermano Rubén, pero en menor escala.




Podcast: Verdades y Rumores
Etiquetas: verdades y rumores

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT