26 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Democracia vs. partidocracia en el 2018

Actitudes

JOSÉ SANTIAGO HEALY
viernes 03 de noviembre 2017, actualizada 7:43 am


Enlace copiado

¡Ah que difícil ha sido el camino hacia la consolidación de la democracia en México!

Han pesado demasiado los setenta años del imperio unipartidista que prohijó un sistema político paternalista, cerrado y mañoso.

Mientras en España tardaron menos de diez años en consolidar la democracia luego de 30 de una feroz dictadura, en México llevamos ya 17 años de la transición a nivel presidencial y todavía no llega la hora de hablar de un sistema electoral y democrático sólido y confiable.

Viene el tema a colación porque la participación de los candidatos independientes para la elección presidencial del 2018 que tantos esfuerzos y años costó en concretarse, podría convertirse en una ilusión más para las aspiraciones democráticas de los mexicanos.

Fueron 86 los ciudadanos que se registraron para buscar la candidatura independiente, cantidad que podría calificarse de positiva porque evidencia el deseo de muchos mexicanos de participar en una justa electoral sin la necesidad de afiliarse a uno de los nueve partidos nacionales.

Sin embargo, las objeciones no tardan en surgir. En primer lugar, los requisitos para completar el registro son abrumadores. Hay que obtener un total de 866,593 firmas de ciudadanos en un lapso de apenas 120 días. En otros países el periodo para completar los trámites de una candidatura independiente va de seis a doce meses.

En segundo lugar, los aspirantes independientes son muy escasos, la mayoría de los registrados son políticos que pertenecieron a partidos nacionales como es el caso de Margarita Zavala, Armando Ríos Piter y Jaime "El Bronco" Rodríguez, por citar a los más conocidos.

La vía independiente amenaza con volverse una burla para la ciudadanía si se convierte en un reducto de políticos rechazados por los partidos bajo registro. Es decir, en lugar de fundar un partido como sucedía en el pasado, ahora se anotarán como candidatos independientes.

Ante ello convendría establecer candados más sólidos, por ejemplo, que los aspirantes tengan cuando menos cinco años sin membresía partidista. ¿O acaso es independiente del sistema una mujer como Margarita Zavala que deja el PAN y sus 30 años de militante activo para registrarse una semana después como candidata presidencial sin partido?

El tema de los subsidios a los partidos y los presupuestos para el sistema electoral es otro gran tema a debatir y conforme la democracia avance tendrá que ajustarse a la realidad económica del país.

No es posible destinar tantos miles y miles de millones de pesos a los partidos por el simple hecho de obtener un registro y porque supuestamente requieren de un subsidio para sobrevivir.

Tampoco será necesaria la larga y onerosa lista de organismos electorales como los tribunales, fiscalías, institutos, consejos y quien sabe cuántas entidades que además se desdoblan a nivel federal, estatal y municipal.

A pesar de tan enorme aparato electoral, persisten las dudas y sospechas en infinidad de casos sobre la transparencia y legalidad de los comicios que se llevan a cabo en el país.

Es cierto que hemos avanzado si comparamos a los años 80 cuando el robo de urnas, la manipulación de resultados y la consecuente imposición de candidatos del partido en el poder era el pan de todos los días, hasta 1997 cuando inició la ciudadanización de organismos electorales.

No obstante pareciera que hemos vuelto atrás ante la injerencia cada vez más notoria de la partidocracia en los institutos y tribunales electorales, así como en decisiones extrañas como la reciente destitución del fiscal federal contra los Delitos Electorales.

Por todo lo anterior el 2018 será crucial y definitivo para evaluar el tremulante sistema electoral mexicano. Ya es hora que alcancemos una democracia digna y respetable, se han invertido demasiados recursos y años de luchas para ello.

Los medios de comunicación serán factor clave en este proceso, es tiempo también que realicen su trabajo con profesionalismo y decoro, que no se vuelvan parte de esta maquinaria de partidos que ensucia y corrompe todo lo que encuentra en su camino.

Por cierto, ¿cuántos de los 86 aspirantes a ser candidatos independientes en la carrera presidencial llegarán a las boletas electorales? Los expertos dicen que no más de cinco, pronto lo sabremos.

 ÚLTIMAS NOTICIAS

El reciente atentado terrorista cometido en Nueva York por cuenta de un musulmán extremista, cayó como anillo al dedo al presidente Donald Trump para reforzar de inmediato las acciones en contra de la inmigración del Medio Oriente. Lamentablemente Trump no respondió con la misma contundencia en la matanza de Las Vegas cuando buena parte de los norteamericanos exigieron poner más controles a la venta de armas.

Comentarios a [email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...