EDITORIAL
NUESTRO CONCEPTO Lunes 25 de sep 2017, 7:38am ... Anterior 3 de 8 Siguiente ...

Una lección entre el desastre


La probabilidad de que ocurriera un segundo sismo de alto impacto un 19 de septiembre, 32 años después de aquél terrible temblor que se mantiene grabado en la memoria colectiva, era muy baja: una en 74, según los expertos. Pero que la sociedad civil mexicana respondiera de la manera que lo ha hecho a esta segunda catástrofe parece no compartir la misma lejana probabilidad. Una vez más, el pueblo de México está dando una lección de solidaridad, hecho por demás positivo en medio de la tragedia, y que supera con creces la reacción negativa que han tenido varios gobiernos y políticos oportunistas, así como delincuentes que han echado mano de la ayuda que no les corresponde.

El pasmo inicial provocado por el sismo de magnitud 7.1 en la escala de Richter, de menor intensidad al de 12 días antes y al de 1985, pero con gran poder destructor, dio paso casi de inmediato a una de las demostraciones de fuerza, capacidad de reacción y voluntad que rara vez se observa no sólo en México, sino en el mundo entero. Un ejército de personas anónimas, en buena parte jóvenes que sólo habían escuchado hablar del espanto de la catástrofe de la penúltima década del siglo XX, se volcó a las calles sin esperar, nuevamente, que las autoridades los llamaran o les marcaran una ruta de acción. Parece que ya sabían qué hacer o, como dijo alguien, si no estaban preparados para un terremoto al final de los simulacros con los que se recuerda el temblor del 85, sí que lo estaban para el momento después.

Interminables cadenas humanas de ayuda. Manos que alejan escombros y acercan víveres. Hombres y mujeres que trabajan por el otro bajo la pertinaz lluvia. Mexicanos de todas latitudes que organizan su centro de acopio y mandan lo que haga falta. Improvisados equipos de rescate dirigidos por quienes ya tienen experiencia. Soldados y marinos que trabajan codo a codo con civiles para al final de la jornada unir sus voces en el Himno Nacional. Puños levantados en señal de silencio a la espera de un ruido de vida bajo el derrumbe. Personas en sillas de ruedas que cargan en sus espaldas, no importa cómo, pedazos de hogares en ruinas. Gente de la más humilde condición que llevan al centro de acopio lo poco que poseen. Son imágenes que le han dado la vuelta al mundo y que muestran el mejor rostro de México, la cara más noble de la Humanidad.

Y el mundo ha observado atentamente y ha reaccionado al gesto de la única manera en la que es posible hacerlo: entregándose al pueblo mexicano. Estadounidenses, japoneses, israelíes, alemanes, españoles, costarricenses, salvadoreños, chilenos, ecuatorianos, venezolanos, colombianos, canadienses y muchos otros le han dicho claramente a los mexicanos “no están solos”. Toneladas de ayuda de todo tipo y cientos de manos y mentes dispuestas a colaborar en el rescate han llegado a estas tierras para formar parte de esta larga cadena espontánea que ha cruzado cualquier frontera.

Si bien este gesto heroico nacional e internacional ha sobresalido, no puede dejarse de lado la mala reacción que han tenido gobiernos y políticos. Desde aquellos que han intentado capitalizar su presencia en la tragedia con fines claramente electoreros, hasta quienes en lugar de apoyar han obstruido el flujo de la ayuda o desviado lo que muchos ciudadanos envían, pasando por los que se pelean por mostrarse más “sensibles” cuando en realidad lo que les importa es sumar votos de cara a la elección de 2018. La gran demostración ciudadana frente a la mezquindad de muchos integrantes de la llamada clase política comienza a configurar lo que parece ser la gran lección en medio del desastre: no es cierto que el pueblo de México tenga el gobierno que merece.


Etiquetas: nuestro concepto

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


2
RELACIONADAS
Ver más
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT