lector opina
El Siglo de Torreón Martes 20 de jun 2017, 10:29pm ... Anterior 1 de 1 Siguiente ...

Foro del Lector


Mascarada

Los bailes de disfraces de las antiguas cortes italianas de la época medieval nos ilustran perfectamente para dar un parangón de la realidad mexicana, esta que se vive en 2017.

Todos en el baile se conocen, pero usan sus máscaras para autoengañarse; ahí en aquellos eventos se tramaron amoríos, muertes, negocios, vendetas, y desde luego el crimen organizado ya desde entonces floreciente. Damas y caballeros jugaban al escondrijo de sí mismos. Igual en las campañas electorales y en las elecciones. Todos se conocen bien, se saben sus “mataduras” y su lugar dentro del tablero sociopolítico que los protege y a su vez protegen.

Las campañas y las elecciones, son simplemente un baile de disfraces en donde se sabe quién hace trampa, quién esconde cartas y quién hace al árbitro sin serlo.

Vimos desfilar a las promotoras del voto casi arrastrar a los parroquianos para recoger sus despensas; supimos de las dádivas y compras de votos casi en grupo familiar. Esta democracia mexicana “de disfraces” no puede quitarse las máscaras aunque todos saben “ quién es quien”.

El gran juez o sea el tribunal electoral tanto estatal como federal, van a tener mucho trabajo, pero de antemano se sabe que se van a negociar, puestos grandes por pequeños y viceversa, según sea el pago o la carroñada que se reparta.

Lo anterior engendrará el mismo panorama que hoy vemos: el siguiente baile de disfraces. Todos a desempeñar su personaje, o sea arrellanarse en sus sillas ejecutivas y esperar a que otro ejecute lo que en ese momento se espera de cada ganador. Todo puede esperar, los ciudadanos principalmente, porque los bailadores están preparando su siguiente disfraz para seguir en el baile.

Miguel Ángel Hernández,

Torreón, Coahuila.

.

***

Paraíso delincuencial

A lo largo de la historia del mundo, en todos los países ha existido la delincuencia en diferentes tipos y grados; unos motivados por vivencias, otros por genética, algunos por psicopatologías y una mayoría, en los países pobres como México por hambre, falta de oportunidades, precarismo y especialmente por corrupción e impunidad.

Se sabe que más del 95 % de los delitos queda sin coacción en nuestro país, fenómeno derivado por los factores antes expuestos, que constituyen una invitación para todos los estratos socioeconómicos a delinquir.

Asi como existen los paraísos fiscales, México es un gran paraíso delincuencial, en el que como observamos.

Día a día se incrementan los delitos de manera geométrica, integrándose miles de connacionales a las diferentes variedades de violaciones a la “ley” conocidas y por inventar, que llevan a la sociedad a transitar por el México siniestro del temor y del horror de hoy, alejándose cada vez la percepción de una luz del final del túnel.

Francisco Benavides Beyer,

Cuernavaca, Morelos.


Más de lector opina

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT