Torreón
DOMINGO DERAS TORRES Lunes 19 de jun 2017, 8:42am ... Anterior 9 de 17 Siguiente ...

Muere el comercio tradicional en la Morelos

Ventas han bajado en 80 %, nunca había sucedido, fuentes de empleo están en riesgo, está en estudio cerrar la tienda'. (EL SIGLO DE TORREÓN)

TORREÓN, COAH.-
El Paseo Morelos ha significado la reactivación de una de las avenidas más simbólicas de Torreón, pero sólo por la noche y en algunos tramos. Por el día y en la mayor parte de la rúa, el panorama es de locales cerrados o a punto de cerrar.

Para los comerciantes tradicionales establecidos a lo largo de una de las más antiguas y emblemáticas avenidas de Torreón, el Paseo Morelos no cumplió las expectativas de crecimiento para sus negocios que fueron planteadas por el Municipio; para ellos el proyecto es "fallido", ya que en vez de mejorar, afectó su economía. El panorama en el día es de comercios que han cerrado y otros que están por cerrar. Por la noche, abundan los bares y restaurantes.

Los afectados se quejan que han sido impactados en sus finanzas por una obra mal diseñada, carente de una consulta previa y consensuada por parte de las autoridades con la comunidad de comerciantes, situación que los tiene al borde de la bancarrota. Dicen atravesar por un déficit que se agrava cada día, a partir de la puesta en marcha del proyecto diseñado y realizado durante la administración de Miguel Ángel Riquelme, hoy gobernador electo de Coahuila, bajo la supervisión de Gerardo Berlanga, director de Obras Públicas de Municipio.

Salma Chaúl Franch, propietaria de la Zapatería Capricci, en una de las esquinas de avenida Morelos y calle Rodríguez, dice: "Se abrieron de un jalón 14 cuadras para la obra de remodelación, la misma duró de enero de 2015 a diciembre de 2016, la hubieran realizado por etapas para no dañar la economía de los comercios. Los trabajos se prolongaron por casi dos años y perjudicaron las ventas".

/media/top5/lalaguna4muereelcomerciotradicionalenlamo18599331jpg.jpg

"Me voy con las manos vacías después de haber trabajado más de 30 años... Hoy me retiro sin dinero y con deudas". — Salma Chaúl, propietaria de Capricci

A punto de cerrar su negocio, que remata a precios bajos su mercancía, agrega: "Me voy con las manos vacías después de haber trabajado más de 30 años. Si hubiera visualizado que esta obra se tardaría más de lo prometido y con resultados negativos, habría cerrado con anterioridad la zapatería y me hubiera ido sin dinero, pero sin deudas; hoy me retiro sin dinero y con deudas. Mis pérdidas han rebasado el millón de pesos".

"Vea la calle, son casi las 12 del mediodía, no hay gente y parece que vivimos en toque de queda. La avenida Morelos da el aspecto de ser el gran pasillo de un cementerio. Está desolada. Mi negocio se fue a la ruina".

Daniel Camacho Mirazo, propietario de Moi Camacho Deportes, en Morelos 1032 poniente, expresa: "Ya no viene la gente que antes visitaba la Morelos. Los agentes de vialidad nomás tantean a ver qué automovilista se estaciona mal para multarlo, están carísimas las infracciones, por eso los visitantes han disminuido de manera notoria. Los han espantado".

"Este paseo fue pésimamente planificado, no hay áreas sombreadas para los transeúntes, debieron haber instalado bebederos que son muy necesarios en la época calurosa. ¿Quién se sienta en las bancas con este sol insoportable? ¿Por qué no les acondicionaron unos toldos que dieran sombra? Debieron haber trasplantado árboles crecidos que contaran con un sistema de riego".

Moi Camacho Deportes tiene una trayectoria comercial que data de 1969, pero últimamente, dice, "nos han bajado las ventas en un 70 por ciento, la situación es dramática y no hay indicios de que mejore. A los políticos no les importamos. Existen en el Paseo Morelos infinidad de locales vacíos, la obra no reactivó la rentabilidad de los inmuebles, al contrario, vino a demeritar su plusvalía".

La familia de Elisa Fernández Aguilar es propietaria de la tradicional Boutique Valtelina que tiene una antigüedad de 49 años y está en uno de los locales de la planta baja del Hotel Río Nazas.

Coincide con los demás comerciantes: "fue una obra muy mal hecha. Mire nomás, aquí afuera de la puerta de nuestro negocio --señala con su mano hacia el piso--, observe ese registro sin tapa; por causa de este desperfecto se han caído algunas de las pocas personas que transitan. Utilizaron materiales de muy baja calidad".

Elisa se queja de que antes podía estacionar cómodamente su auto en las afueras de su tienda de ropa como también lo hacía su clientela, ahora se ha visto obligada a dejarlo en una pensión distante a una cuadra, donde tiene que pagar una mensualidad que merma sus gastos. "Nuestras ventas han bajado hasta un 60 por ciento", asegura.

Cerca de ahí, Nora Elena Tostado Velázquez, administradora de la tienda de ropa para caballeros Aldo Conti, declara: "Dañaron el negocio donde trabajo y que tiene más de veinte años de antigüedad. Las ventas han bajado en un 80 por ciento, nunca había sucedido esto, nuestras fuentes de empleo están en riesgo de desaparecer porque está en estudio cerrar la tienda. Espero que esto no suceda".

/media/top5/lalaguna4muereelcomerciotradicionalenlamo18599332jpg.jpg
"Ventas han bajado en 80 %, nunca había sucedido, fuentes de empleo están en riesgo, está en estudio cerrar la tienda". — Nora E. Tostado, administradora Aldo Conti

Con un semblante serio y tono triste, explica que todas las personas que trabajan en Aldo Conti tienen familias que mantener y la eventual posibilidad del cierre de su centro de trabajo, tanto a ella como a sus compañeros, los trae preocupados.

"Lo que he observado es que la poca gente que pasa por la Morelos nomás viene a pasear, la clientela que habitualmente teníamos desapareció porque no puede estacionar sus vehículos como antes lo hacía; la tienda ha disminuido sus ingresos. Estábamos ilusionados con el proyecto, pero finalmente nos decepcionó".

'YO YA ME VOY'

Para Blas Pérez Soto, dueño de la antigua Sombrerería Pérez que data de 1929 y entre las calles Falcón y Blanco, el proyecto del Paseo Morelos "fue bueno para ciertos comerciantes del rubro de restaurantes y bares, que funcionan de las 8 de la noche hasta altas horas de la madrugada. Pero para los que nos dedicamos a la venta de zapatos, ropa y demás accesorios de las prendas de vestir nos perjudicó seriamente. Yo ya me voy".

Dice que las ventas de su negocio bajaron hasta en un 90 por ciento, algunas vitrinas ya lucen vacías. El local pronto será desalojado. El malestar de los comerciantes tradicionales del llamado Paseo Morelos es notorio.

A un lado de la sombrerería está Martha Salas, propietaria de una tienda de artículos naturistas con más de tres décadas de vida en la avenida Morelos. "Yo insisto que decayó la circulación de vehículos y la falta de estacionamiento para los mismos nos dañó. Siento que no ganaré nada con quejarme. Yo desearía que regresara el tráfico vehicular por esta avenida. Estamos viviendo un desastre en nuestros comercios".

Para Jesús Héctor de la Garza Villarreal, propietario del Hotel Palacio Real que cuenta con restaurante, el Paseo Morelos estropeó las finanzas de la mayoría de los comerciantes establecidos en esta céntrica arteria. Así describe su situación y la de la avenida:

"Estamos desesperados, angustiados de la situación que se nos presentó, las autoridades municipales nos dejaron la Morelos solamente con un carril vehicular funcionando; el otro quedó cancelado. Prácticamente, la arteria que sirve al tráfico automotriz está a menos de la mitad de su capacidad real. Los semáforos en rojo para los automovilistas que transitan por la Morelos duran muchísimo tiempo, el lapso de la luz verde es brevísimo, además no se puede dar vuelta a la izquierda o en 'u'. Esto nos ha afectado no solamente a nosotros, sino a todo el Centro Histórico".

/media/top5/lalaguna4muereelcomerciotradicionalenlamo18599330jpg.jpg
"Estamos desesperados, angustiados, nos dejaron la Morelos con un carril en función; el otro cancelado". — Jesús de la Garza, dueño de Hotel Palacio Real

De la Garza considera que el beneficio que ha dado el Paseo Morelos comercialmente ha sido sólo en el tramo que comprende del sector Alameda hacia la calle Mina, y de este punto a la calle Zaragoza es donde los perjudicados están solicitando a las autoridades que se permita la vuelta de los vehículos a la izquierda. Demanda que la luz verde de los semáforos dure más tiempo para que circulen con mejor fluidez y número como sucede en las avenidas Matamoros, Hidalgo y Juárez.

"Estoy enterado que algunos comerciantes ubicados en el Paseo Morelos han despedido a varios de sus trabajadores ante la crítica situación financiera que padecen, por el desplome de las ventas. Son más de 20 negocios que han cerrado por la falta de clientela. En el hotel y restaurante, tenemos problemas para pagar la nómina", dice el dueño del hotel.

Critica la indiferencia del alcalde Jorge Luis Morán Delgado, y dice que "nos invitó a que, cuando quisiéramos, nos recibiría, por ello el martes 2 de mayo le solicité la entrevista con una de sus secretarias. La solicitud también la realicé a través del secretario del Ayuntamiento, José Máynez Varela. No hubo respuesta, no les interesó dialogar".

Fidel Martínez García y Fidel García Ramírez, empleados de la Bolería Molina que se ubica en la esquina noroeste del cruce del Paseo Morelos y calle Ramón Corona, también se muestran inconformes ante la caída de su número de clientes. "Este negocio tiene más de 50 años. En nuestros mejores tiempos fuimos más de 18 trabajadores y ahora solamente quedamos cuatro", dice García Ramírez.

/media/top5/lalaguna4muereelcomerciotradicionalenlamo18599341jpg.jpg

"Este negocio tiene más de 50 años. En nuestros mejores tiempos fuimos más de 18 trabajadores y hoy cuatro". — Fidel García, empleado de la Bolería

Leonardo Frayre Medina, propietario de Pelusa 10, entre las calles Cepeda y Rodríguez, coincide. "En mi negocio las ventas decrecieron en un 30 por ciento", comenta.

En el edificio de una de las esquinas de la calle Falcón con Paseo Morelos recién acaban de cerrar unas oficinas en cuyo exterior se podía leer la razón social Casas Picsa. Igual ha sucedido con otros locales que meses antes albergaban comercios, consultorios y oficinas. Hoy están abandonados y en su sus fachadas lucen rótulos con la frase "se renta".

/media/top5/lalaguna4muereelcomerciotradicionalenlamo18599335jpg.jpg
"Esto ha sido un descalabro. Hubiéramos formado un frente para promover un amparo". — Evaristo Olague, dueño del Centro Olivetti

Evaristo Olague Quintero, dueño del Centro de Garantías Royal y Olivetti, en Paseo Morelos 460 poniente, refiere: "Esto ha sido un descalabro. Tuve que despedir empleados. Hubiéramos formado un frente común, todos los comerciantes, para promover un amparo que frenara una obra que nos iba a afectar como así sucedió. Mis clientes me traen máquinas de escribir que tienen que cargar y son pesadas, no pueden realizar una caminata larga hasta mi local, les resulta muy incómodo por no haber estacionamiento a pie de banqueta como antes".

Leticia Rodríguez de Castillo, administradora de Copias Astrain, negocio en la esquina noreste del Paseo Morelos y calle Acuña, señala que la remodelación le afectó en su porcentaje de clientes. "En la mañana más o menos sigue viniendo la misma clientela, pero en las tardes ha disminuido".

Para Rosario Pedraza García, propietaria de la agencia de viajes Turismo Los Ángeles en el 482 poniente, "falta sombra para la acera peatonal, el sol es insoportable en esta época. Si analizamos la obra, más bien fue diseñada para un paseo nocturno y no diurno. Los afectados hemos celebrado reuniones para buscar una solución. Solicitamos asesoría de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, con el fin de que nos orienten para el trasplante de árboles frondosos, típicos de la región para que proporcionen sombra a los peatones".

/media/top5/lalaguna4muereelcomerciotradicionalenlamo18599338jpg.jpg
"En la mañana más o menos sigue viniendo la misma clientela, pero en las tardes ha disminuido". — Leticia Rodríguez, Copias Astrain


Muere el comercio tradicional en la Morelos

Ventas han bajado en 80 %, nunca había sucedido, fuentes de empleo están en riesgo, está en estudio cerrar la tienda". (EL SIGLO DE TORREÓN)

Muere el comercio tradicional en la Morelos

Solos. Son varios los locales comerciales vacíos que lucen el rótulo "se renta". (EL SIGLO DE TORREÓN)


Etiquetas: Paseo Morelos

Más de Torreón

... Anterior Siguiente ...


58
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT