lector opina
El Siglo de Torreón Sábado 17 de jun 2017, 11:13pm ... Anterior 1 de 1 Siguiente ...

Foro del Lector


La juventud de hoy

Se han concatenado promesas y praxis revolucionarias en el siglo 20. Sufrieron sus propias etapas de terror y derivaron más o menos hacia el imperio. Lo justificaron ilustres intelectuales aun al precio de negar hechos evidentes que acabarían abriéndose paso en la vida colectiva, y no sólo como consecuencia de una propaganda de signo contrario propia del macartismo o de la guerra fría. Así, en la “hipótesis comunista” de Alain Badiou, que cita Santos Juliá: “no oculta los hechos, simplemente los da como no pertinentes: si la revolución y el comunismo se han revelado como una forma de transición, tardía y particularmente cruel, del feudalismo a la más rapaz versión del capitalismo, peor para los hechos. Hay que comenzar una y otra vez de cero para que el espíritu de Hegel no nos pille dormidos cuando de nuevo emprenda el vuelo anunciando otro amanecer que canta”.

Desde luego, la tergiversación de los hechos no es patrimonio exclusivo del marxismo. Aparece en toda ideología que los interpreta, ignora o falsea en aras de su propio interés, ajena a una búsqueda de la verdad a la que se renuncia de antemano en nombre de la praxis. Buenos ejemplos tenemos en la actualidad política de América, de Europa o de China: un fenómeno amplificado por el predominio de la cultura audiovisual y la increíble expansión de las nuevas tecnologías en el debate social. Pero esa excesiva presencia en las redes sociales, especialmente de la gente más joven, se atempera por su tendencia a la abstención: una posible explicación de la distancia entre sondeos y urnas. Porque, por paradójico que parezca, la juventud no está hoy de hecho por la revolución, sometida a la primacía del individualismo conformista.

Enric Barrull,

Girona, España.

Mis padres no saben nada

A partir de la década de los ochenta, especialmente en este país, surge una nueva preocupación para los padres de hijos adolescentes: el riesgo de que estos últimos se conviertan en consumistas de alcohol. En los primeros años, lo que más alarmó a los padres fueron los titulares de los medios de comunicación tras cada fin de semana: “Un adolescente muere en accidente de tráfico. Conducía en estado de embriaguez”; “Joven hospitalizado de urgencia por coma etílico”; “Tres heridos por arma blanca en una pelea cuando bebían en el botellón”. Cada año que pasa se adelanta algo más la edad en la que los adolescentes se inician en el consumo habitual de bebidas alcohólicas. El riesgo de llegar a ser alcohólico es mayor cuanto menor es la edad en la que comienza el consumo.

Para comprender la gravedad de este fenómeno suelen ayudar más los testimonios reales de adolescentes adictos al alcohol que las estadísticas. Por ejemplo, el siguiente:

“Necesito beber. Me preocupa mucho sentirme dependiente del alcohol. Nada he podido hacer por detenerme desde que me inicié a los 16 años para desinhibirme y afrontar mi timidez. Ahora tengo 25 y conozco los efectos letales que este odioso líquido causa en mi cerebro, y, aun así, continúo asesinándome paso a paso. He perdido el control sobre mí misma. La mayoría de los adolescentes de mi edad bebe como si se tratara de un ritual. Por supuesto, mis padres no saben nada”.

JD Mez Madrid,

Girona, España.


Más de lector opina

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT