Torreón
EDITH GONZÁLEZ Lunes 15 de may 2017, 8:39am ... Anterior 2 de 24 Siguiente ...

El gusto de aprender Matemáticas

Ejemplo. El proyecto de la maestra Sarahí García Juárez fue seleccionado por el INEE como uno de los mejores a nivel nacional. (EDITH GONZÁLEZ)

TORREÓN, COAH.-
EL PROYECTO DE ENSEñANZA DE LA DOCENTE FUE RECONOCIDO POR EL INEE Y ESTÁ PUBLICADO EN SU PÁGINA

Cuando estudiaba en la Escuela Normal, sus compañeros le auguraban que sería una de las maestras más odiadas por la asignatura en la que se especializaba: Matemáticas.

Dos años después de comenzar con su carrera, no sólo echó abajo sus predicciones, sino que las revirtió al convertir su método de enseñanza en un modelo para los maestros de todo México y lograr que sus alumnos "hicieran las paces" con esta materia.

El mérito de la maestra Sarahí García Juárez, originaria de Torreón, es mayor si se toma en cuenta, además del tiempo que tiene ejerciendo su carrera, su edad (24 años), pero sobre todo el entorno en el que se desarrolla, pues es docente de una secundaria ubicada en el área rural, la Lázaro Cárdenas del Río que se encuentra en el ejido Porvenir de Arriba, municipio de Francisco I. Madero.

Su modelo de enseñanza fue reconocido por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) y está publicado en el micrositio especializado en la presentación de los proyectos alternativos de enseñanza en la educación básica y media superior, con el nombre "Valido y Aprendo (Teorema de Pitágoras)".

Pero ¿Qué hizo la maestra Sarahí para lograr este reconocimiento y despertar el interés de sus alumnos en esta materia? Ella despejó la incógnita que muchos alumnos y alumnas tienen al estudiar un determinado procedimiento matemático la cual es ¿Para qué me sirve?.

"Mi intención fue cambiar el concepto que tienen de las Matemáticas y darle otra perspectiva para que le tomen el gusto de aprenderlas", platica.

Su propuesta fue que los alumnos encontraran utilidad de las Matemáticas en su vida diaria, contextualizar las diferentes situaciones planteadas en el libro de texto y así poder palpar e imaginar la situación a resolver.

"En una ocasión les encargué instrumentos de medición que ellos trajeran de su casa, les pedí lo que fuera, hubo quienes se encontraron una vara en el camino, otros listones, un alumno no llevó la tarea, pero dijo: traigo como instrumento de medición mi zapato, los alumnos decían que por qué se lo permitía y yo les dije que era su instrumento de medición y él tendría que resolver las dificultades que se le presentaran con esto".

Con esos instrumentos salieron a distintos sitios para hacer las mediciones de los objetos que asemejaran un triángulo rectángulo y pudieran obtener las medidas de los catetos y la hipotenusa, con la fórmula del Teorema de Pitágoras.

La maestra dice que se trata de enseñar las Matemáticas a través de procedimientos no mecanizados, y como otro ejemplo cita la forman en la que abordó las fracciones en donde el material didáctico fue una tortilla .

"Veo como los muchachos ven, tocan y palpan el aprendizaje, decir una tortilla es un entero, esto es un medio, un cuarto y un octavo y vean la diferencia entre un cuarto y un octavo, todos esos conceptos los van adquiriendo no porque tú como maestro lo transmitas, sino porque ellos como alumnos los crean".

Cuenta que uno de sus estudiantes le platicó que en casa, su madre le pidió un pedazo de tortilla a lo que el preguntó qué tamaño, si un medio, un cuarto o un octavo, lo que significó para la maestra saber que el conocimiento se había quedado en ese muchacho.

"Mi labor docente se enfoca en trata de enamorar a los chicos de la asignatura de Matemáticas, pero no vendiéndoles algo que ellos no puedan ver que es real, porque a los adolescentes hay que mostrarle que las cosas pueden funcionar, que son posibles y es la única manera que te los puedes ganar, entonces no se sienten obligados, ni engañados y hacen las cosas porque les nace, les gusta y ven en ello algo productivo", dice.

-¿Ya se enamoraron de las Matemáticas? se le pregunta.

-Me dicen que ya hicieron las paces- responde entre risas.

Además, en cada actividad la maestra toma en cuenta la opinión de los estudiantes, quienes, dice, deben sentirse parte de la actividad para que la acepten y la hagan convencidos, no obligados.

Otro aspecto que evalúa, es la situación particular de cada estudiante en donde ve desde el aspecto económico, la dinámica familiar y social, entre otras cosas.

En el caso de la escuela de Francisco I. Madero, además de estar en un entorno rural donde una de las principales limitantes que enfrentan es la situación económica, también tienen que lidiar con la ausencia de sus padres, quienes normalmente trabajan la mayor parte del día, o bien, carecen de alguno de ellos y viven con las abuelas.

"Son contextos que impactan en ellos y eso lo llevan al aula. Es complicado porque hay alumnos que tienen tantas cosas fuera de la escuela, que en realidad aprender el Teorema de Pitágoras para ellos puede no tener importancia, pero también hay quienes ven a la escuela como medio de superación, tengo que estar ganándomelos a todos y motivarlos".

Sarahí García Juárez es maestra también del colegio Los Ángeles, ubicado en Torreón, donde de igual manera, imparte la asignatura de matemáticas.

Esto le ha permitido analizar y experimentar los diferentes contextos que tienen sus alumnos, destacando la situación económica. Las ganas de aprender y hacer las cosas bien, dice que son las mismas.

"La diferencia está en el contexto que tienen ellos, yo aplico la misma actividad, les pido instrumentos de medida; en el ejido me llevan una pala, un zapato, listones y acá me traen auriculares, su celular o llegan con instrumentos de medición de sus papás que son arquitectos, al final ambos logran el grado de aprendizaje, pero sus productos son distintos".

La maestra es hija de Norma Juárez y Pablo García, ambos docentes, a quienes agradece haber inculcado el amor por la enseñanza al igual que a sus maestros que, con diferentes métodos, le mostraron el lado bueno de las Matemáticas.

El proyecto de García Juárez fue presentado en la Ciudad de México en el mes de noviembre del año pasado, junto al resto de los proyectos que resultaron electos como innovadores. Todos están publicados en el portal www.inee.edu.mx micrositio "prácticas innovadoras" con la finalidad de que sean consultados por otros docentes e inspirarlos a que innoven sus métodos de enseñanza.

La maestra agradeció al Instituto la convocatoria, pues dijo que les brindó la oportunidad de saber que son muchos los que le apuestan a mejorar sus métodos y les dio la certeza de que "podemos ofrecer a los alumnos, sin importar el contexto, sea una escuela pública o un colegio, una educación de calidad".

Proyecto

El proyecto "Valido y aprendo (Teorema de Pitágoras)" de la maestra Sarahí García fue presentado en la Ciudad de México en el mes de noviembre de 2016.

⇒ Está publicado en el portal www.inee.edu.mx micrositio "prácticas innovadoras", junto al resto de los proyectos que resultaron electos como innovadores.

⇒ El objetivo es que sean consultados por otros docentes e inspirarlos a que innoven sus métodos de enseñanza.



El gusto de aprender Matemáticas

Ejemplo. El proyecto de la maestra Sarahí García Juárez fue seleccionado por el INEE como uno de los mejores a nivel nacional. (EDITH GONZÁLEZ)


Etiquetas: dia del maestro

Más de Torreón

... Anterior Siguiente ...


6
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT