lector opina
El Siglo de Torreón Jueves 16 de mar 2017, 1:13am ... Anterior 1 de 1 Siguiente ...

Foro del Lector


‘Mucho es poco cuando se desea otro poco’

El gran problema con los políticos mexicanos, es que raramente tienen vocación de servicio y normalmente sí la tienen para servirse… y bien.

Es notorio como suelen mejorar sustancialmente su nivel de vida a raíz de incursionar en la política o en algunos puestos del sector público. Más de las veces entran con una mano por delante y otra por detrás y al poco tiempo se les nota (además de gandallas, imprudentes y ostentosos) una más que sospechosa y vertiginosa prosperidad por demás ofensiva e indignante.

Se vale tener ambición y desear más, lo que no se vale es que en la búsqueda de satisfacer sus deseos materiales personales, no sólo descuiden, sino además atenten en contra de los intereses y recursos de la comunidad que más bien deberían de reguardar y hacer rendir desde su posición en el poder.

Pero lamentablemente precisamente eso es lo que generalmente llega a pasar. Muchos de los “servidores públicos” es en lo que menos llegan a pensar, más bien todo lo contrario. Tan pronto llegan a la posición que querían, se abocan con entusiasmo y total descaro a buscar por dónde darle “rienda suelta” a sus mezquinas ambiciones.

Para esto, suelen armar “redes” clandestinas que involucran a gente de adentro y afuera de su ámbito. Si llegaran a descubrirse las pillerías (raramente, pero pudiera suceder), pues todos mutis y en todo caso los de abajo serán los primeros en caer, difícilmente a los principales orquestadores y responsables se les molestará.

Sobre todo cuando se trata de cantidades enormes e inimaginables de dinero que fueron a parar a alguna elección (o bolsillo del superior), es precisamente ahí cuando adquieren su seguro de inmunidad gracias a la “lealtad” mostrada al principal beneficiario del cuantioso despojo.

Los delincuentes tradicionales al menos arriesgan el pellejo como tales, en cambio, los lobos con piel de oveja suelen ser personajes estudiados, bien peinados, perfumados, trajeados y en veces hasta admirados y carismáticos. A simple vista se notan inofensivos, lo macabro es que pueden llegar a hacer uso de su poder hasta lograr lo que desean a costa de lo que sea y quien sea.

Estos criminales de cuello blanco y conciencia negra son los verdaderos enemigos del país, al disponer impunemente de recursos que no son de ellos y sí de todos los mexicanos nos despojan de la oportunidad de mejorar infraestructura, servicios públicos, educación y sobre todo disminuir la enorme brecha existente entre clases sociales.

¿Cuántos salones de clase, cuartos de hospital, puentes, carreteras, etcétera, podrían costearse recuperando simplemente lo saqueado por algunos de los exgobernadores tristemente célebres?

Existe la corrupción porque hay impunidad, en este país no es cierto eso de que “el que la hace la paga”… falacia ingenua.

Ya vienen de nuevo las elecciones y promesas huecas y demagógicas de siempre, es sumamente importante una participación masiva y razonada libre de cualquier tipo de interés o compromiso personal.

Jaime Díaz de León,

Comarca Lagunera.

Etiquetas:

Más de lector opina

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT 1