EDITORIAL
ENRIQUE IRAZOQUI Viernes 3 de mar 2017, 9:55am ... Anterior 4 de 8 Siguiente ...

AMLO ayudando al PRI


No hagas cosas buenas...

Sigue como es natural el camino hacia las elecciones en Coahuila el próximo 4 de junio. Terminaron las precampañas y ahora formalmente han quedado sólidas las candidaturas de los laguneros (era cosa de tiempo nada más) José Guillermo Anaya Llamas de la alianza encabezada por el PAN, donde lo acompañan Unidad Democrática de Coahuila, el Partido Primero Coahuila y el Partido Encuentro Social; y Miguel Ángel Riquelme Solís del PRI en coalición con Nueva Alianza, y el Partido Verde, ambos con registro nacional y los partidos estatales PRC, PCP, PSDI y el Partido Joven, quien es el instituto que vive y sirve al profesor Humberto Moreira y que amagó con postularlo a una diputación local en un distrito en Saltillo, cosa que al final no sucedió.

Con el devenir de los días evidentemente el clima electoral empieza a tomar calor y esta semana fue el caso con dos hechos relevantes.

El primero de ellos fue la gira en el estado que realizó nada más y nada menos que Andrés Manuel López Obrador en apoyo en apariencia en la candidatura de Armando Guadiana Tijerina. El segundo elemento es la publicación de la encuesta de Grupo Reforma donde da cuenta según su propio estudio de las posiciones que guardan los candidatos de cara a las elecciones. La encuesta ubica al priista Miguel Riquelme con 40 % de la preferencia electoral, seguido de Guillermo Anaya quien se reporta con el 36 % de las preferencias. Un mes anterior, el mismo medio reportó a Riquelme Solís con 38 % y a Anaya con 36 %. Le siguen Armando Guadiana de Morena con 13 %, Javier Guerrero con 5 %, Telma Guajardo con 4 % y en la zaga aparecen Luis Horacio Salinas y José Ángel Pérez con el 1 % cada uno. La elección será entre dos, según Reforma.

La visita de Andrés Manuel de suyo es todo un acontecimiento. Es un hecho que el señor es el mejor posicionado en todas las mediciones para las elecciones presidenciales que se celebrarán el año entrante. La lucha ininterrumpida que ha llevado a cabo toda su vida en la brega política, y particularmente desde el año 2000 (lleva 16 años en campaña don Andrés y no se rinde, eso es tesón) lo colocan como el claro puntero, posición que ya había tenido antes de su derrota en 2006 cuando parecía que era inevitable su ascenso, pero una campaña negra en su contra y su "cállate chachalaca" que le espetó al entonces presidente Vicente Fox, entre otras cosas, impidió su ascenso a la presidencia en aquellos años.

La diferencia de ahora es que todo indica que López Obrador ha aprendido y en parte, ha dejado de ser tan extremista y muestra facetas de moderado, atrayendo a una parte del electorado que antes lo rechazaba por su mismo radicalismo. Ya no habla de revanchas, ofrece amnistía a los miembros "de la mafia del poder" aunque no descarta justicia. Esa postura le está funcionando.

Y lo que definitivamente es su fortaleza mayor, es un halo de decencia. Andrés Manuel López Obrador ha luchado desde hace más de una década contra un sistema que parece irremediablemente corrupto, y él puede ser señalado de muchas cosas, menos de eso. López es un político que ha estado bajo la lupa por décadas y nunca sus enemigos le han podido encontrar algo. El presente sexenio donde los escándalos de la Casa Blanca, los gobernadores como Duarte (tanto Veracruz -el obeso y cobarde- Borge, Padrés, Duarte) (el de Chihuahua) han exacerbado el repudio popular ante un sistema político que parece albergar alegremente un nido de ladrones, justo lo que el Pejelargarto no es. Por eso es su popularidad, por eso tiene autoridad moral.

Sin embargo, si bien es cierto que la integridad debería ser un atributo sine qua non para ser servidor público, se necesita mucho más que eso para ser el estadista que necesita este país. Yo dudo que López Obrador lo sea, y estoy seguro que hay más gente decente aparte del tabasqueño, pero la gente quiere revancha y si bien (lo que el propio AMLO dice que no quiere, pero es justo lo que representa), quizá el primero de diciembre de 2018 estará rindiendo protesta como presidente de México.

Pero el futuro inmediato es la sucesión al gobierno del Estado, y la visita de AMLO vino a ayudar al PRI, dígase lo que se diga. Fortalecer a Guadiana que aparece en la encuesta es un distante 12 %, no hace sino ayudar al partido gobernante a dividir a sus opositores. Eso no le importa a López, que Coahuila quede en las manos que sean no le es relevante, él va a lo suyo.

Además, ha quedado de manifiesto que ahora las encuestas pueden fallar a la hora de contrastar con el resultado oficial, ejemplos abundan, pero ésta ahora es una base y la lectura es simple. AMLO, el PRD, José Ángel Pérez ayudan queriendo o sin querer a la prevalencia del régimen actual. El resultado dirá si esta hipótesis se consolida.

Etiquetas:

Más de EDITORIAL

... Anterior Siguiente ...


11
RELACIONADAS
Ver más

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT 1