25 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Cancela Ford en SLP una megainversión

LA INYECCIóN DE CAPITAL SE REDUJO A 700 MDD

AGENCIAS
WASHINGTON, EU, miércoles 04 de enero 2017, actualizada 7:50 am

Enlace copiado

La empresa Ford anunció ayer la cancelación de la construcción de una planta de 1.6 mil millones de dólares de producción de vehículos en San Luis Potosí, México, para crear en su lugar un centro de innovación y manufactura en Flat Rock, Michigan.

El presidente de Ford, Mark Fields, hizo el anuncio en una rueda de prensa en Flat Rock, donde elogió los planes de reformas fiscales y desregulatorias del presidente electo Donald Trump, quien criticó a Ford durante la campaña presidencial por sus planes de mudar una parte de su producción a México.

"Que nadie se equivoque. Ford es un productor global, pero nuestro hogar está aquí en los Estados Unidos", subrayó Fields.

Antes de hacer el anuncio, Fields habló telefónicamente con el vicepresidente electo Mike Pence. En una llamada separada, el presidente de la Junta Ejecutiva de Ford Motor Company, Bill Ford, habló con el presidente electo Donald Trump.

Por la mañana Trump había amenazado a la automotriz General Motors Corporation (GMC) con imponerle "un gran impuesto en la frontera" por exportar a Estados Unidos uno de sus modelos que construye en una planta en territorio mexicano.

"General Motors está enviando el modelo Chevy Cruze fabricado en México a los distribuidores de autos de Estados Unidos sin ningún impuesto en la frontera. ¡Fabriquen en Estados Unidos o paguen un gran impuesto en la frontera!", escribió en su cuenta de Twitter.

Cuestionado por la cadena CNN si la decisión de cancelar la planta en San Luis Potosí obedeció a las presiones de Trump, Fields reconoció que fue un "voto de confianza" en el próximo gobierno.

"Primero que nada hicimos lo que tenía sentido para nuestro negocio y esto tiene sentido para nuestro negocio. Y vimos todos los factores, incluido lo que vemos como un ambiente más positivo de manufactura y negocios en Estados Unidos bajo el presidente electo Trump", aseveró Fields.

"Literalmente es un voto de confianza en las política procrecimiento que él ha estado delineando y por eso estamos tomando la decisión de invertir aquí en los Estados Unidos y en nuestra planta en Michigan", añadió.

Ford había anunciado en abril pasado planes para la construcción de una planta en San Luis Potosí para producir vehículos pequeños y crear dos mil 800 empleos, con una inversión de mil 600 millones de dólares.

Fields explicó que una porción de esa inversión será utilizada para construir un "centro de innovación y producción" en Flat Rock, Michigan, para producir los vehículos Mustang, Lincoln Continental y un nuevo vehículo utilitario (SUV) totalmente eléctrico.

El innovador vehículo SUV tendrá un rango de al menos 300 millas (poco más de 482 kilómetros) sin necesidad de recarga y se venderá al público en 2020.

La planta de Flat Rock producirá además un "vehículo autónomo" híbrido que no utiliza volante dirigido al mercado de transporte comercial y que empezará a venderse en Norteamérica a partir de 2021.

En total, Ford anunció planes para la producción de siete vehículos híbridos de gasolina y electricidad, incluidos una camioneta F-150 producida en Dearborn, Michigan, y una versión especial del Ford Mustang con ocho cilindros y eléctrico.

La inversión de Flat Rock ascenderá a 700 millones de dólares en cuatro años y creará 700 nuevos empleos en Estados Unidos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...