Deportes
El Siglo de Torreón Jueves 20 de ene 2005, 11:22am ... Anterior 5 de 23 Siguiente ...

Primer fracaso de Luxemburgo


0

MADRID, ESPAÑA.- La maldición copera del Real Madrid se engrandeció en los octavos de final ante un equipo de Segunda como el Real Valladolid, que con un gol de Xavi Moré aprovechando el exceso de confianza de Roberto Carlos, apeó a un equipo sin rumbo y sin posición en el campo, que sólo reaccionó con la entrada de Zidane, Raúl y Ronaldo.

Decía Vanderlei Luxemburgo que quería un equipo para cada competición grande en la que el Real Madrid se mantenía con vida. Comprobó que para ganar la Copa del Rey mucho tendría que pulir y que muchos de los recambios a los titulares no tienen calidad suficiente para defender al equipo.

El desorden se adueñó de un once titular desacoplado y un sistema que los jugadores no supieron interpretar. Saltaba al campo el Real Madrid con tan sólo Roberto Carlos de los considerados titulares y por circunstancias. Mejía no está totalmente recuperado de la lesión muscular que sufrió en el encuentro de Zorrilla y Raúl Bravo pasó al centro de la defensa con el mismo desacierto que arrastra en sus últimos encuentros en el Bernabéu de lateral.

El público no entiende de pruebas ni oportunidades. Quería ver ganar a su equipo ante el Real Valladolid, un equipo de segunda división, que, de antemano, parecía renunciar a la Copa quitando del equipo titular sus principales armas con las que lucha por el regreso a la máxima categoría del fútbol español.

Nada más lejos de la realidad. Desde el inicio fueron los dueños del balón ante un Real Madrid perdido, sin rumbo. Luxemburgo sacrificaba los extremos. Dejaba a Solari y Juanfran fuera de la convocatoria y en el banquillo no tenía soluciones al planteamiento inicial.

Tres mediocentros entorpecieron el juego blanco y Jurado no recibió balones. Celades era el más retrasado y Gravesen con Javi García le escudaban en la construcción y buscaban dos carrileros como Arbeloa y Roberto Carlos, poco participativos en sus subidas por banda.

De esta forma, con atasco para generar futbol y sin profundidad, la presión del rival provocaba que los centrales sacaran el balón mal ante el enfado popular que acusaban a los suyos de falta de motivación. Los únicos aplausos se los llevaba el voluntarioso Gravesen por sus robos de balón, en un duelo que moría en el centro del campo.

Así, el Valladolid dio sustos con errores de la zaga blanca en el juego aéreo, y un disparo potente de falta de Sousa que se estrelló en el larguero a los siete minutos.

Un disparo de Owen tras pase de Gravesen, al que reaccionó con una intervención repleta de reflejos Lledó, y otro disparo de Portillo tras un bello recorte, fueron los únicos disparos a puerta.

Tres cambios en el descanso cambiaron de forma radical el panorama. El futbol apareció. La velocidad en el toque y las oportunidades se sucedieron. Ya no importaba la ausencia de extremos. Zidane dio luz al partido, Raúl puso el hambre que faltaba y Ronaldo buscaba su hueco al lado de un voluntarioso Owen que no perdonó.

Su efectividad, resolviendo con solvencia un preciso pase al hueco de Raúl en el minuto 66, parecía sentenciar el partido y la eliminatoria, pero el Valladolid no había dicho su última palabra.

Un exceso de relajación de Roberto Carlos permitió a Xavi Moré recibir con comodidad dentro del área y batir, tras un recorte al brasileño, a César con un disparo raso.

Aparecieron las urgencias, el nerviosismo y el Real Madrid no supo resolver. Owen tuvo todas las acciones de gol pero no acertó y Moré pudo sentenciar, tras un nuevo error de Bravo en el despeje.

Los minutos cayeron como losas. El Real Madrid intentaba ganar apoyándose en tres jugadores, Raúl, Zidane y Ronaldo, que habían entrenado duro por la mañana, y que acabaron viéndose sorprendidos por un equipo de segunda, el Valladolid, que hizo bueno el valor doble de los goles y se ganó con justicia su pase de ronda.

Merengues tristes

Vanderlei Luxemburgo, técnico brasileño del Real Madrid, no ocultó la tristeza que siente tras caer eliminado de Copa del Rey por el Real Valladolid, y afirmó que tienen ?que continuar trabajando? para corregir errores y aspirar a ganar Liga y Liga de Campeones.

?El equipo que jugó fue un riesgo calculado. Estoy triste pero tenemos que continuar. Mirando por el calendario puede ser bueno pero no me gusta salir de una competición. Tengo muchas ganas de ganar siempre. Aunque mirando a Liga y Champions puede ser positivo, a mi no me gusta caer de la Copa?, señaló.

Luxemburgo intentó explicar el once titular que ubicó en el campo y la entrada tras el descanso de tres jugadores, Raúl González, Ronaldo y Zinedine Zidane, que habían entrenado fuerte por la mañana.

?En el futbol hay que correr riesgos para ganar. El equipo estaba jugando muy lento, teníamos cuarenta y cinco minutos para pasar la eliminatoria y entraron tres jugadores que habían entrenado por la mañana. Dieron otro ritmo al equipo pero no sentenciamos?, dijo.

?El futbol es así. No se puede ganar siempre. Lo importante es el trabajo y veo a Raúl más fresco, más vivo y con mucha calidad. Hasta hoy todo estaba saliendo bien y lo malo es que nos vamos de la Copa?, agregó.

El técnico brasileño fue contundente al afirmar que la derrota le sirve para sacar conclusiones de algún jugador y destacó la tristeza que notó en el vestuario.

?Los jugadores están tristes como yo porque nos vamos de la Copa pero conscientes de que hay que trabajar para mejorar. No nos puede afectar al domingo, en una competición diferente. En la Copa siempre caen grandes equipos por un partido en el que no se juega bien. Ahora sé que jugadores pueden soportar un juego más fuerte y quien no. Si jugamos como hoy (ayer) caeremos también en Liga de Campeones, pero no hay que pensar así y dejar esto atrás ?, manifestó.

Por su parte, Sergio Kresic, técnico del Real Valladolid, dedicó el triunfo a Germán Hornos, que se recupera de un grave accidente que apunto estuvo de costarle la vida.

?La culpa del triunfo es de los jugadores. Hemos sabido parar el partido, dormirlo cuando era necesario y hemos aprovechado la ocasión para eliminar al Real Madrid?.

?Ahora vamos a llamar al padre de Hornos y comentarle todo lo que ha pasado. Es nuestra alegría y nuestro deber es compartirla con él?, añadió.

Kresic demostró con su táctica como frenar el juego del Real Madrid y reconoció que el guión del partido lo tenía estudiado con sus jugadores.

?Cuando planteamos el partido pensamos que el Real Madrid podía ponerse por delante, pero sabíamos que tendríamos ocasiones de gol y había que tener acierto para pasar de ronda. Hubo tiempo desde que marcaron para reaccionar, tuvimos frialdad, no nos precipitamos, no perdimos la cabeza y el Real Madrid no puso un ritmo que pudiese desbordar?, analizó.

Real Madrid: César; Arbeloa, Pavón, Raúl Bravo, Roberto Carlos; Celades, Javi García (Zidane, m.46), Gravesen; Jurado (Raúl, m.46); Portillo (Ronaldo, m.46) y Owen.

Real Valladolid: Lledó; Rafa (Aduriz, m.67), Jonathan, Mario, Oscar Sánchez; Xavi Moré, Robles (Iñaki, m.14), Zarandona, Sousa (Chema, m.61), Álvaro; y Losada.

Más de Deportes


... Anterior Siguiente ...
0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:


Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT 1