09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Yuri supera polémica y la quieren de reina

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, martes 01 de marzo 2016, actualizada 9:48 am

Enlace copiado

Como parte de la gira Invencible 2.0 Yuri logró cautivar a todos sus fanáticos y seguidores la noche del domingo; pese a la reciente polémica sobre la promoción de la película Pink, la jarocha logró "sold-out" en el Auditorio Nacional.

Siempre bromista, animada, y con actitud, la ganadora del Premio OTI en 1984, se entregó a su público en una presentación que reunió las canciones que componen su más reciente material "Invencible", junto con el set de éxitos ya conocidos que el público coreó.

"¡Yuri para reina gay!", se atrevió a gritar uno de sus fanáticos, provocando la risa de más de uno. Con un séquito de expertos músicos, la voz de la intérprete de Maldita primavera logró cimbrar el recinto con la potente voz que le caracteriza. Un recorrido nostálgico, y al mismo tiempo fresco y renovado causaron la euforia de mujeres que iban en compañía de sus esposos, o de jóvenes que con todo el talento interpretativo se deshacían al corear Es ella más que yo, Espejo o Amiga.

Yuri, quien con su voz sería capaz de mantener expectante al público, recurrió a toda una suerte de efectos visuales y escenografías para darle un plus a su concierto. Como toda una showgirl, evocó los atuendos del carnaval de Veracruz y sensuales trajes muy al estilo corista de Las Vegas.

La cantante, nominada al Grammy en 1986, expresó a su público: "Me siento muy contenta de estar aquí, con ustedes. Este es el quinto Auditorio Nacional que hago como parte de la gira; todos han tenido algo de especial, pero este es realmente más especial por todos los recuerdos".

Más de 120 minutos en los que la camaleónica cantante pasó de motociclista futurista a sirena, de andrógino torero a asistente sexy de los pits en las carreras de autos. Brillantes vestidos entallados hicieron lucir su curvilínea figura.

Así mismo, la cantante, quien previamente estaba con la disquera Warner Music, adelantó que al finalizar su concierto firmaría contrato de nueva cuenta con Sony Music.

Una noche que reunió a más de tres generaciones. La nostalgia de Yuri al recordar a su fallecida madre Dulce María Canseco y a su hermano Carlos se esfumaron cuando la cantante invitó al escenario a su sobrino, quien de manera sorpresiva le pidió matrimonio a su novia.

Fue el popurrí en homenaje a los ganadores del Premio OTI el que logró que los asistentes dejaran sus butacas y cantaran cada canción; Será mañana interpretada por Juan Gabriel, Vive la vida intensamente de Napoleón, El triste, éxito de José José, Ay amor de Ana Gabriel y la misma Tiempos mejores conmovieron al público.

Canciones como Presa y Al bailar fueron la prueba de que en 38 años de trayectoria, la originaria de Veracruz sigue dando de qué hablar con ritmos que desafían las canciones que consagraron a la intérprete en la década de los ochenta.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...