22 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

West ataca de nuevo a Swift

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 13 de febrero 2016, actualizada 10:47 am

Enlace copiado

Una enemistad que parecía estar enterrada en el pasado resurgió ayer de manera inesperada, provocando gran polémica en el mundo del espectáculo. Se trata del conflicto entre el rapero Kanye West y la cantante Taylor Swift.

El marido de Kim Kardashian presentó la canción Famous en la cual vuelve a atacar directamente a la intérprete de Blank Space. "Siento que Taylor y yo podríamos tener relaciones sexuales, al fin y al cabo yo hice famosa a esa zorra", dice la letra de su nuevo tema, el cual forma parte de su más reciente disco The life of Pablo.

En 2009, ambos protagonizaron un polémico episodio en los Premios MTV, cuando West subió al escenario para protestar porque Swift había recibido el galardón por Mejor Video Pop Femenino, ya que, a su parecer, Beyoncé era quien debía obtener esa estatuilla. Ante esta nueva situación, los cercanos a la cantante de pop comenzaron a mostrar su malestar inmediatamente a través de internet.

Entre ellos, su hermano Austin, quien subió un video a Instagram en donde salía botando a la basura unas zapatillas deportivas diseñadas por el rapero.

El sitio de entretención TMZ señaló que West había hablado previamente con la cantante de pop sobre el contenido de este nuevo tema y la "broma" que realizaba, lo que ella había entendido.

Sin embargo, el representante de Swift negó esa información y lamentó que Kanye West "dependa de Taylor para vender".

Las críticas hacia el rapero no se hicieron esperar, y la actriz y amiga de Taylor, Ruby Rose criticó a Kayne West.

PRESENTA COLECCIÓN

El Madison Square Garden, en Nueva York, fue el sitio en el que se mostró la última colección de Yeezy, la marca de Kanye West. Sin embargo, el evento se convirtió en un espectáculo en el que la moda no fue lo más importante. El público fue muy diverso: una combinación de invitados que iban de Anna Wintour hasta 50 Cent, la prensa y un gran número de admiradores de West. Ellos esperaban mientras el clan Kardashian-Jenner robaba la atención en el "front-row" con sus atuendos en blanco y rosa, imposibles de pasar desapercibidos. Y eso sólo era el inicio.

El hip-hopero, productor y diseñador es un experto en crear polémica y esta vez no fue la excepción (entre otras cosas mencionó que su sueño es ser el director creativo de Hermès). Además de los fans que obtuvieron entradas gratuitas para el show, millones de personas alrededor del mundo pudieron seguir el evento en "streaming". Asimismo, Kanye no sólo fue el anfitrión del evento, sino que también aprovechó el momento para estrenar su álbum The Life of Pablo.

Cuando por fin llegó el momento de conocer la tercera colección de Yeezy, en vez de una pasarela ordinaria, se mostró a varios modelos estáticos sobre unas plataformas montadas al centro del recinto. Las piezas, creadas en colaboración con la artista de perfomance Vanessa Beecroft, tienen como motivos predominantes las prendas "oversized", "bodysuits" y jerseys rotos. Algo interesante fue la elección de los modelos, pertenecientes a varias razas, de diferentes edades y contexto. Lo anterior creó un mensaje sobre la diversidad en las pasarelas. También es destacable la aparición de las supermodelos Naomi Campbell, Veronica Webb y Liya Kebede, quienes lucieron leotardos negros y largos abrigos de mink.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...