16 de junio de 2019 notifications
menu
Sucesos

Condenan a nigeriana a morir lapidada por infidelidad


jueves 14 de octubre 2004, actualizada 11:22 am


Enlace copiado

Lagos, (EFE).- Un tribunal islámico del norte de Nigeria ha condenado a una mujer de 29 años a ser lapidada hasta la muerte por cometer adulterio, informó un periódico local.

La sentencia afecta a Hajara Ibrahim y fue emitida por un tribunal de la ciudad de Bauchi.

El juez Abubakar Bello explicó que la mujer fue encontrada culpable de tener un embarazo extra marital, lo que viola el código penal "sharia" aprobado en enero del 2000.

Ese reglamento religioso emana de una tradición que interpreta el Corán como base legal de los musulmanes. Sus preceptos, pasados oralmente de una generación a otra, dictaminan las reglas de comportamiento por las que deben regirse.

El código "sharia" está implantado en doce estados del norte de Nigeria y prevé condenas como la flagelación, la amputación y la muerte por lapidación o ahorcamiento, según la gravedad de los delitos.

En la sentencia conocida, el juez señaló que la mujer condenada a muerte confesó haber tenido relaciones sexuales con un hombre de 35 años, Dauda Sani, quien, al parecer, le había prometido matrimonio.

Pero Sani negó haber tenido una relación con la mujer, por lo que fue absuelto por falta de evidencias.

La sentencia, de agotarse todas las apelaciones, será aplicada después del nacimiento del bebé y cuando termine de ser amamantado.

Sin embargo, queda en manos del gobierno estatal la confirmación de la condena, y la mujer también puede apelar a un tribunal superior.

Ninguna de las muertes por lapidación con las que han sido condenadas la última media docena de mujeres ha sido llevada a cabo desde la aplicación de ciertos aspectos penales de la ley "sharia".

Algunos de esos casos están pendientes de confirmación en los tribunales y otros han sido rechazados.

El caso reciente que acaparó mayor atención internacional fue el de Amina Lawal, condenada a morir lapidada en marzo del 2002 por un tribunal del estado de Katsina.

Pero el 25 de septiembre del año pasado un tribunal islámico de apelación rechazó la condena "por defectos técnicos".

El gobierno nigeriano, presidido por Olesegun Obansasjo, está en contra de estas sentencias, y promueve que se agoten todos los recursos legales, hasta los máximos tribunales laicos, para que no se lleven a cabo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...