19 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Su lucha no es por dinero

El mundo en el pancracio mexicano sigue tras la muerte del Hijo del Perro Aguayo

HUGO CARRILLO/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, viernes 03 de abril 2015, actualizada 8:59 am

Enlace copiado

"Todos somos como una familia", dijeron La Parka y Psycho Clown sobre el elenco de luchadores de la empresa AAA.

La muerte de Pedro Aguayo, mejor conocido como El Hijo del Perro Aguayo, el pasado 21 de marzo del presente año desató numerosos reportajes y notas sobre el tema, algunos causaron indignación en el mundo de la lucha libre.

La Parka, bajo su llamativa máscara cubriendo gran parte de sus hombros con la capucha que lo distingue, se mostró molesto al momento de escuchar lo siguiente: "¿Es cierto que ganan entre 8,000 y 10,000 entre cada lucha?".

El oriundo de Hermosillo, Sonora, habló acerca de los supuestos sueldos revelados.

"Cuando uno entra a la lucha no quiere ganar dinero, la emoción de subirte a un ring, toda la adrenalina, ésa es tu paga. Conforme vas creciendo vas ganando. Estoy muy indignado, a veces a mí me daban mil pesos, ésas son cifras falsas".

"Cuando empecé había a veces que me pagaban 50 pesos, ponías más de lo que te daban, pero eso era porque buscabas un lugar. El sueldo de los luchadores quieren compararlo como ganan los futbolistas o boxeadores".

INDIGNACIÓN

En la función de AAA que fue realizada en el gimnasio de la Unidad Deportiva de Torreón, el pasado 28 de marzo, tuvo un éxito considerable, con una entrada aproximada de 1,500 personas. La gente fue testigo de una función con actuales estrellas del pancracio nacional.

Previo a la tercera lucha, en el sonido local empezó a reproducir la canción Perros, interpretada por la banda regiomonatana Cártel de Santa, pista que era identificada con la agrupación Perros del Mal, liderados por Pedro Aguayo.

Una gran caravana de luchadores hizo presencia en el ring, entre ellos La Parka y Psycho Clown; la aclamación de la gente se vivió a flor de piel, incluso al borde de las lágrimas en algunos aficionados recordando al famoso "Perrito".

En particular, Taya Valkyrie, luchadora canadiense y apasionada a competencias de fisicolturismo, se veía dolida, con su playera de la agrupación de Aguayo puesta, como si fuera la última vez que la fuera a vestir.

"No me preguntes nada de Pedro (Aguayo)", exclamó Valkyrie con una notable molestia por el tema.

Con un español entrecortado, pero entendible, la anglosajona reclamó por las supuestas notas que han salido entorno sobre la muerte de Aguayo, en especial sobre los sueldos.

"No les debe importar cuánto ganamos los luchadores, estamos aquí porque nos gusta, somos esto por ustedes y para ustedes", exclamó Taya.

La presentación que sostuvo en La Laguna fue la primera que tuvo desde la muerte de Aguayo.

"Hoy es mi primera lucha después que te fuiste al cielo... voy con todo para ti aquí en Torreón. Soy fuerte y más que todo, soy tu Perra del Mal", publicó la canadiense en su cuenta de Instagram.

POR AMOR AL ARTE

Psycho Clown, uno de los actuales referentes de la lucha libre AAA, habló sobre lo que significa ser un luchador.

"Por algo muchos luchadores están yendo a luchar. Si no quieren ganarse esos 20 pesos, pues no van. Es amor al arte, es poco a poco", menciona.

"Cuando estás dando un ejemplo a un niño, eso es padre, cuando los niños quieren ser como tú, no sólo los pequeños, también las personas adultas, es increíble", comenta Psycho Clown, haciendo recuento de las grandes satisfacciones que le da la lucha.

"Buscar la paz y equilibrio", es el lema que maneja la AAA para El Elegido, formidable luchador con físico bien trabajado, pero con sensatez y mucha paciencia, sabe que la lucha libre es una pasión, algo que se lleva en la sangre, situación donde queda de lado el dinero.

"Es como cualquier trabajo, un trabajo que te gusta, y aquí estamos, no lo hacemos por el dinero, lo hacemos por el cariño de la gente", declaró El Elegido.

Un noviembre de 1996, el personaje de La Parka llegó para quedarse, el símbolo del 'huesudo' ha permanecido dentro de la AAA por mucho tiempo.

"Hay gente que ha crecido con La Parka", así lo describe durante todo este tiempo, a punto de cumplir 20 años con el nombre. "Antes de ganar un peso, nos gusta esto, de la lucha te enamoras, yo amo luchar, amo ponerme el equipo, desde el momento que estoy programado, me emociono", explica La Parka.

SUDOR Y SACRIFICIO

El tema de los sacrificios que tiene el luchador no es nuevo en la disciplina. La muerte de Aguayo llegó a poner las miradas en la lucha libre, algo que a través de los años se había perdido y ahora se está componiendo.

La Parka no tuvo privilegios en sus inicios, batalló. Ahora cuenta con esa popularidad y ese carisma que lo distingue; la carrera de los luchadores puede ser dura, pero la recompensa es satisfactoria.

"Cuando me fui a México, mi padre falleció y no supe, me enteré tiempo después. No había comunicación antes, tampoco se puede celebrar cumpleaños con la familia, o tienes que ir un 24 de diciembre o un día primero a trabajar, pero lo hacemos porque nos gusta", recordó.

La ambición de los jóvenes gladiadores deja de lado el dinero, como La Parka en sus inicios, y como miles de otros grandes del pancracio.

"Llegué cobrando 50 pesos y el taxi me cobraba 50 pesos para llevarme a mi casa, no ganaba nada. Vivía en un gimnasio cuando me fui a México, trabajaba haciendo mandados a otros luchadores, de eso vivía. Comía atún y arroz, era la comida de mi semana, imagínate, cuando alguien me invitaba unos tacos, era un lujo para mí".

La cuestión económica es dura con los gladiadores, aun así, todos ellos siguen amando la lucha libre. "Nos gusta lo que hacemos", es la frase de todo luchador, sin importar el recibir sólo unos cuantos pesos.

50 PESOS Ganaba La Parka en sus inicios como luchador, mismos con los que pagaba el taxi
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...