12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Deja Ramírez un caos en Sedatu

ELIA BALTAZAR / EL SIGLO DE TORREÓN-AEE
MÉXICO, DF, martes 10 de marzo 2015, actualizada 8:22 am

Enlace copiado

Como titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín entregó malas cuentas en la política de vivienda, que el gobierno federal estableció como una proridad en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

Al ahora candidato plurinominal del PRI le correspondió encabezar la transformación de la Secretaría de la Reforma Agraria en Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que comenzó a operar en 2013.

Sin embargo, los resultados de ese primer año de trabajo arrojaron un saldo negativo en uno de los principales ejes de trabajo de la dependencia: vivienda.

En el Informe de la Cuenta Pública 2013, la Auditoría Superior de la Federación describe el mal desempeño de la Sedatu, bajo la conducción de Ramírez Marín.

Las auditorías practicadas a la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) arrojaron deficiencias en sus sistemas de control interno, cumplimiento de objetivos, impacto y avances de sus programas, financiamientos, atención a población objetivo y transparencia en el ejercicio de recursos, entre otros.

De la auditoría practicada al Fonhapo resultaron 11 observaciones. De éstas, hasta el primero de octubre de 2014, ninguna pudo solventarse, por lo que la ASF las mantuvo como recomendaciones al desempeño.

La ASF detectó como uno de los principales problemas del Fonhapo, la operación del programa Vivienda Digna, que contó con un presupuesto de 1,680.6 millones de pesos, a fin de otorgar subsidios para vivienda nueva o para acciones de ampliación y mejoramiento de las viviendas.

En la revisión de la Cuenta Pública 2013, el órgano de fiscalización reportó que el Fonhapo validó 295,149 solicitudes para subsidios del Programa de Vivienda Digna, de las cuales 199,418 (67.6 %) corresponden a solicitudes para ampliación y mejoramiento, y 95,731 (32.4 %) a solicitudes de vivienda nueva.

De ese total, sin embargo, sólo otorgó 33,186 subsidios. De los cuales 58.8 % (19,522) correspondieron a subsidios para la adquisición de una Unidad Básica de Vivienda (UBV), y 41.2 % (13,664) a subsidios para la ampliación o mejoramiento de las viviendas.

No obstante, el Fonhapo no acreditó su aplicación, ni para la atención de los solicitantes de los municipios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, advierte la ASF.

"En ese rubro (la Cruzada Nacional contra el Hambre) tuvo una cobertura de 31.5 % respecto de los 400 municipios determinados en la cruzada en 2013, al atender con los subsidios del programa a los solicitantes de 126 municipios", apunta el documento.

La ASF asegura que las deficiencias de los sistemas de información para estimar las necesidades de vivienda impidieron determinar la contribución de las acciones realizadas con el Programa de Vivienda Digna para la reducción del rezago de la vivienda.

"Derivado de lo anterior, no se pudo determinar si el Fonhapo cumplió con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los hogares en pobreza con ingresos por debajo de la línea de bienestar mediante acciones de vivienda".

OBSERVACIONES

De la auditoría practicada a la Conavi resultaron 12 observaciones. De ellas, seis están solventadas y seis se mantuvieron como recomendaciones al desempeño.

Sin embargo, en su evaluación general la ASF advierte que la Conavi "no coordinó ni dio seguimiento a la política nacional de vivienda, ni llevó a cabo acciones articuladas entre organizaciones e instituciones públicas, privadas y sociales relacionadas con temas de vivienda, para la generación de vivienda digna para todos los mexicanos en un entorno sustentable, y para reducir el déficit habitacional".

La ASF también asegura que Conavi "no atendió las necesidades normativas estatales en materia de vivienda y sólo reportó las necesidades normativas atendidas en 17 municipios, lo que equivale a 0.7 % de los 2,440 municipios del país".

Además, apunta la auditoría, en las actividades para la disminución de los costos indirectos que impactan en la producción de vivienda, la Conavi realizó el análisis en 52 municipios, "sin acreditar la emisión de propuestas, ni las acciones de coordinación con los gobiernos estatales y municipales para la desgravación de los mismos".

Problemas

De acuerdo con el Fonhapo, de los 29.1 millones de hogares en el país.

⇒ 46.6 % tenía un ingreso inferior a la línea de bienestar, y de éstos 20.1 % presentaba carencia por calidad y espacios de la vivienda.

⇒ El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 señala que en 2012 había:

⇒ 2.8 millones de viviendas que necesitaban ser reemplazadas.

⇒ 11.8 millones requerían algún tipo de mejoramiento o ampliación

⇒ El Censo de Población y Vivienda 2010 señala que hay:

⇒ 5 millones de viviendas deshabitadas.

⇒ 2 millones de uso temporal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...