Derrame químico pone en alerta a Durango

Durango EL SIGLO DE DURANGO

El mal manejo de una decena de toneladas de sosa cáustica, que no se aisló adecuadamente de una cantidad no precisada de amoniaco, provocó una alerta química al nororiente de la ciudad, lo que obligó al aislamiento de varias cuadras cercanas al Hospital General 450.

A causa del incidente una persona, cuyos datos no fueron precisados, sufrió quemaduras que obligaron a su atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
El problema inició desde el lunes, cuando después de un accidente registrado en el kilómetro 56 de la supercarretera Durango a Mazatlán, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ordenó el resguardo de ambos compuestos.
Estos fueron trasladados a una bodega ubicada en el cruce de Olmos y San Ignacio, de la colonia Nuevo Industrial, donde de acuerdo al director municipal de Protección Civil, Israel Solano, se dispusieron de forma inadecuada.
Tales compuestos tuvieron contacto con agua y se mezclaron, provocando una mezcla química que incluso se convirtió en una pequeña nube tóxica.
Fue el olor lo que alertó a vecinos de la zona a pedir el auxilio de Protección Civil, cuyos elementos se percataron del riesgo al llegar.
El trabajo para aislar los compuestos inició poco después de las 17:00 horas y se prolongó por horas en las que incluso tuvieron que acelerar el trabajo para evitar que la lluvia se mezclara con los residuos no cubiertos hasta ese momento.
Cabe recordar que el lunes por la madrugada un a un tráiler que transportaba sosa cáustica, amoniaco y acetona se le desprendió un semirremolque, lo que provocó el incendio de buena parte de la carga.El producto restante fue trasladado hasta la bodega de la capital en que ocurrió el incidente del martes.

Derrame químico pone en alerta a Durango

8 fotos, El mal manejo de una decena de toneladas de sosa cáustica, que no se aisló adecuadamente de una cantidad no precisada de amoniaco, provocó una alerta química al nororiente de la ciudad, lo que obligó al aislamiento de varias cuadras cercanas al Hospital General 450. »


derrame quÍmico

A causa del incidente una persona, cuyos datos no fueron precisados, sufrió quemaduras que obligaron a su atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El problema inició desde el lunes, cuando después de un accidente registrado en el kilómetro 56 de la supercarretera Durango a Mazatlán, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ordenó el resguardo de ambos compuestos.

Estos fueron trasladados a una bodega ubicada en el cruce de Olmos y San Ignacio, de la colonia Nuevo Industrial, donde de acuerdo al director municipal de Protección Civil, Israel Solano, se dispusieron de forma inadecuada.

Tales compuestos tuvieron contacto con agua y se mezclaron, provocando una mezcla química que incluso se convirtió en una pequeña nube tóxica.

Fue el olor lo que alertó a vecinos de la zona a pedir el auxilio de Protección Civil, cuyos elementos se percataron del riesgo al llegar.

El trabajo para aislar los compuestos inició poco después de las 17:00 horas y se prolongó por horas en las que incluso tuvieron que acelerar el trabajo para evitar que la lluvia se mezclara con los residuos no cubiertos hasta ese momento.

Cabe recordar que el lunes por la madrugada un a un tráiler que transportaba sosa cáustica, amoniaco y acetona se le desprendió un semirremolque, lo que provocó el incendio de buena parte de la carga.

El producto restante fue trasladado hasta la bodega de la capital en que ocurrió el incidente del martes.

Comentarios

Fotos más vistas