Jardín Morelos, opaco ante el olvido

Durango LEON CARMELO ALVARADO

El ahora llamado Jardín Morelos debería complementar el lucimiento del magnífico templo del Sagrado Corazón; sin embargo, diversos detalles derivados del descuido del lugar han provocado que este espacio carezca del esplendor que podría irradiar.

Con el paso del tiempo se cayó el recubrimiento de las bancas y el vandalismo exhibió el descuido por la negligencia de algunos visitantes.En un accidente automovilístico fue derribado un arbotante que simplemente quedó cortado y así se encuentra actualmente.Cada semana acuden cientos de personas a visitar el templo y, en lugar de contar con un espacio libre y en buenas condiciones, aprecian su deterioro.
Diversos detalles derivados del descuido del lugar han provocado que este espacio carezca del esplendor que podría irradiar.
La fuente, que fue rehabilitada hace algunos años, rara vez funciona.En los alrededores del Jardín también se encuentran algunos carritos metálicos empleados por los boleros para ofrecer sus servicios, pero estos también han sido vandalizados.Los puestos que están sobre la acera norte del Jardín Morelos tienen meses ocupando gran parte de la acera.Cada semana acuden cientos de personas a visitar el templo y, en lugar de contar con un espacio libre y en buenas condiciones, aprecian su deterioro.

Jardín Morelos, opaco ante el olvido

8 fotos, El ahora llamado Jardín Morelos debería complementar el lucimiento del magnífico templo del Sagrado Corazón; sin embargo, diversos detalles derivados del descuido del lugar han provocado que este espacio carezca del esplendor que podría irradiar. »


jardÍn hidalgo,espacios pÚblicos,

Con el paso del tiempo se cayó el recubrimiento de las bancas y el vandalismo exhibió el descuido por la negligencia de algunos visitantes.

En un accidente automovilístico fue derribado un arbotante que simplemente quedó cortado y así se encuentra actualmente.

Cada semana acuden cientos de personas a visitar el templo y, en lugar de contar con un espacio libre y en buenas condiciones, aprecian su deterioro.

Diversos detalles derivados del descuido del lugar han provocado que este espacio carezca del esplendor que podría irradiar.

La fuente, que fue rehabilitada hace algunos años, rara vez funciona.

En los alrededores del Jardín también se encuentran algunos carritos metálicos empleados por los boleros para ofrecer sus servicios, pero estos también han sido vandalizados.

Los puestos que están sobre la acera norte del Jardín Morelos tienen meses ocupando gran parte de la acera.

Comentarios

Fotos más vistas