Viacrucis viviente de Durango termina en El Calvario

Durango LEÓN CARMELO ALVARADO

Cientos de personas presenciaron el Viacrucis viviente que celebró la Arquidiócesis de Durango, el cual culminó en el Cerro del Calvario.

Cientos de personas presenciaron el Viacrucis viviente que celebró la Arquidiócesis de Durango, el cual culminó en el Cerro del Calvario.
Los feligreses comenzaron a llegar al atrio del Arzobispado al filo de las 10:00 horas.
Por diferentes motivos de organización el inicio se postergó hasta casi una hora después.Previamente el arzobispo de Durango, José Antonio Fernández Hurtado, explicó que el Viacrucis, del latín que significa camino hacia la cruz, rememora la pasión de Jesús hace casi dos mil años en Jerusalén.
La tradición cristiana añadió a esta representación 14 estaciones y en cada una se reflexiona un pasaje que vivió Jesús hasta llegar a la cruz.
En casi una hora de trayecto, pese al intenso calor que se sintió, los feligreses siguieron la procesión que culminó en el Cerro del Calvario con la representación de la crucifixión y sus últimas plegarias.Luego siguió la fase de reflexión que implica esta temporada.
"El Viacrucis es contemplar a Jesús que ha muerto por la humanidad, es un ejemplo de aceptación y de ser obediente a la voluntad de Dios".Así lo vivieron las familias enteras que se congregaron a lo largo de la avenida 20 de Noviembre, para acompañar a Jesús y elevar las plegarias correspondientes.
Para ello se dispusieron de templetes a los que subían los personajes para que pudieran ser vistos por la concurrencia.Un vehículo equipado con audio marcaba las oraciones de cada estación.

Viacrucis viviente de Durango termina en El Calvario

11 fotos, Cientos de personas presenciaron el Viacrucis viviente que celebró la Arquidiócesis de Durango, el cual culminó en el Cerro del Calvario. »


viacrucis

Cientos de personas presenciaron el Viacrucis viviente que celebró la Arquidiócesis de Durango, el cual culminó en el Cerro del Calvario.

Los feligreses comenzaron a llegar al atrio del Arzobispado al filo de las 10:00 horas.

Por diferentes motivos de organización el inicio se postergó hasta casi una hora después.

Previamente el arzobispo de Durango, José Antonio Fernández Hurtado, explicó que el Viacrucis, del latín que significa camino hacia la cruz, rememora la pasión de Jesús hace casi dos mil años en Jerusalén.

La tradición cristiana añadió a esta representación 14 estaciones y en cada una se reflexiona un pasaje que vivió Jesús hasta llegar a la cruz.

En casi una hora de trayecto, pese al intenso calor que se sintió, los feligreses siguieron la procesión que culminó en el Cerro del Calvario con la representación de la crucifixión y sus últimas plegarias.

Luego siguió la fase de reflexión que implica esta temporada.

"El Viacrucis es contemplar a Jesús que ha muerto por la humanidad, es un ejemplo de aceptación y de ser obediente a la voluntad de Dios".

Así lo vivieron las familias enteras que se congregaron a lo largo de la avenida 20 de Noviembre, para acompañar a Jesús y elevar las plegarias correspondientes.

Para ello se dispusieron de templetes a los que subían los personajes para que pudieran ser vistos por la concurrencia.

Un vehículo equipado con audio marcaba las oraciones de cada estación.

Comentarios

Fotos más vistas