¿Opacidad o austeridad municipal?

Crónicas de oscuridad y urbanidadluis hernández aranda

¿Opacidad o austeridad municipal?

PUBLICIDAD

Escrito por luis hernández aranda 16 de marzo de 2010
General

Una sociedad participativa siempre será un peligro para aquellos gobiernos que privilegien la corrupción sobre el servicio a la comunidad, para aquellas autoridades que busquen ocultar información y no rendir cuentas sobre sus acciones.

A nivel mundial la Organización de las Naciones Unidas, ha promovido alrededor de siete convenciones internacionales multilaterales para promover una reinvención del gobierno buscando mayor participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, la cual no se debe limitar a votar en cada proceso electoral sino por el contrario debe estar involucrada en las acciones de gobierno.

Las sociedades desarrolladas, en todos los aspectos, son aquellas que logran hacer a un lado la apatía social y utilizan la educación cívica como una herramienta para combatir la corrupción.

Bajo esta premisa el 2 de abril de 2009, durante la Administración de José Ángel Pérez, el Cabildo aprobó por unanimidad a los comisionados ciudadanos que junto a funcionarios municipales integrarían el Instituto Ciudadano para el Buen Gobierno del Municipio de Torreón. Incluso en esa misma sesión se aprobó que se asignaran recursos municipales al Instituto, sin embargo se aclaró que funcionaría como un órgano público desconcentrado que tiene autonomía operativa, presupuestal y de decisión.

Por medio de diplomados, todos ellos gratuitos, foros y mesas redondas, así como a través de la Web el Instituto lleva a cabo acciones que proveen de las herramientas necesarias a los ciudadanos para que evalúen y cuestionen la calidad del gobierno y los servidores públicos municipales.

Además busca que los ciudadanos participen en estrategias y acciones de combate a la corrupción, promoviendo su colaboración en la toma de decisiones al mismo tiempo que exigen una solución a sus problemas. Ajenos a intereses partidistas, el Instituto es un garante para vigilar el uso de los recursos públicos y la eficiencia de las autoridades.

Sin embargo, a pesar de que a nivel mundial se promueve la participación de los ciudadanos en el gobierno, la actual Administración municipal busca desaparecer dicho Instituto.

Al menos eso se infiere de las acciones del tesorero municipal, Pablo Chávez Rossique, quien ha dejado al Instituto sin fondos para seguir trabajando, ya que simplemente no ha depositado la aportación municipal que asciende a 225 mil pesos mensuales y que en la página del Instituto (www.buengobiernotorreon.org.mx) puede consultarse el uso de los recursos de una manera sencilla y no como la nómina municipal que aparece en la página web del Ayuntamiento donde se presentan los sueldos de los funcionarios en desorden y que lo único que logran es inhibir la búsqueda.

Al mismo tiempo Chávez Rossique ha ignorado los oficios que le han sido enviados por el Instituto, de ahí que su futuro sea una incógnita, ya que el tesorero no ha dicho si suspenderá los apoyos o si seguirán, con una actitud más similar al de un contador que maneja recursos propios.

Y es que parece que al tesorero se le ha olvidado que su puesto es un cargo público y no puede desempeñarse como si la tesorería fuera su negocio particular, ya que sólo así se puede explicar que mande imprimir recibos sin orden de compra, sin licitación, e incluso sin saber cuánto va a pagar el Municipio como sucedió con los recibos de Simas que incluso hasta erróneo tenía el domicilio fiscal.

A partir de ese hecho el tesorero constantemente se niega a dar entrevistas a los medios de comunicación, a lo cual como persona no está obligado a hacer, pero como funcionario público su obligación es informar a los ciudadanos qué se está haciendo con los recursos públicos.

Desconozco si en su posición de alcalde, Eduardo Olmos, esté informado de estas actitudes de su tesorero. Sería lamentable que desapareciera un Instituto que en menos de un año ha realizado un estudio sobre salarios y tabulador del ayuntamiento de Torreón, además de un análisis básico de la reglamentación municipal, por otra parte en conjunto con la UAdeC, se revisaron más de 50 reglamentos para analizar su vigencia, elementos de técnica jurídica, de modo que se pueda recomendar una simplificación y actualización de toda la reglamentación municipal.

Además el IFE ha mostrado interés en convenir con el Instituto trabajo de formación y participación ciudadana. En este año el organismo participará en la edición 2010 del Premio Nacional a la Innovación Gubernamental que convoca el CIDE, puesto que se reúne con todos los requisitos para obtenerlo.

En su papel de Contralor Municipal, Lauro Villarreal, debería estar interesado en defender un Instituto que puede ser de gran ayuda en su trabajo de vigilar con lupa las finanzas municipales.

Un argumento que podría esgrimir el tesorero para desaparecer el Instituto es el de la austeridad, sin embargo éste resulta poco creíble cuando la nómina ha aumentado y se rentan inmuebles para montar oficinas municipales.

General, 3,854 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de luis antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

luis hernández aranda Blog de luis hernández aranda

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de luis hernández aranda

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora

izmir escort escort bodrum bodrum escort