¿Cuántos oídos para escuchar a la gente?

Crónicas de oscuridad y urbanidadluis hernández aranda

¿Cuántos oídos para escuchar a la gente?

PUBLICIDAD

Escrito por luis hernández aranda 15 de febrero de 2010
General

Sólo 40 personas acudieron a la marcha contra la violencia que se llevó a cabo el pasado sábado. La movilización se había promovido por el Facebook como una respuesta ante la inseguridad que se vive en Torreón. Sin embargo la respuesta fue nula, a pesar de que por web cerca de tres mil personas habían "confirmado" su asistencia.

Habrá muchos argumentos para justificar la falta de participación en esta movilización y seguramente el miedo será el más recurrente. Para algunos el argumento será válido para otros no, lo único cierto es que la pobre participación en la marcha del pasado sábado evidencia una vez más nuestra nulo interés de involucrarnos como sociedad civil en la vida de nuestra comunidad.

Es cierto, el sábado se marchaba contra la violencia, pero seguramente el resultado hubiera sido similar si la movilización hubiera sido contra el alza en los impuestos, de la gasolina o simplemente para exigir servicios públicos de calidad.

La cultura en México es la de no participar, estamos acostumbrados a que "papá gobierno" nos resuelva nuestros problemas. Todos nos quejamos, pero nada hacemos para cambiar las cosas.

Para lograr un cambio no se requiere el uso de la fuerza, la revolución sin manos también es efectiva sobre todo cuando va acompañada de ideas y propuestas. Por desgracia no tenemos esa cultura. ¿Cuántos de nosotros hemos solicitado información a través de los institutos de transparencia?, ¿cuántos de nosotros participamos en una organización o trabajamos como voluntarios en nuestra colonia o calle?

Es importante recordar que de acuerdo a datos de una encuesta realizada por Instituto Ciudadano de Buen Gobierno siete de cada diez ciudadanos de Torreón no confían en los demás, lo cual pone obstáculos a la participación cívica para resolver problemas de la ciudad. Este dato nos revela nuestro nulo interés por participar activamente en la solución de los problemas que enfrentamos diariamente como ciudadanos.

Según esa misma encuesta el 74 por ciento dice que los temas de política son complicados y que por lo mismo no participa activamente, además de que les resulta muy "complicado" organizarse.

El dato es similar a la encuesta realizada a nivel nacional por la Secretaría de Gobernación, la cual arroja como resultado que el 50 por ciento de los mexicanos considera difícil organizarse por una causa en común.

Y es que pesar de la diversidad de movimientos sociales que ha habido en el país, los cuales van desde el 68, pasando por el 88 y la elección del 2000, lo cierto es que seguimos renunciando al poder que tenemos como ciudadanos.

Esto queda claro cuando el 71.8 por ciento de los torreonenses piensa que el alcalde es quien más poder tiene para cambiar las cosas. Después los partidos políticos con el 69 por ciento, los medios de comunicación tienen el 63 por ciento y las grandes empresas el 68 por ciento.

Al final de la lista estamos los ciudadanos, ya que según la encuesta del Instituto de Buen Gobierno sólo el 61.4 por ciento de los ciudadanos piensa que puede influir en decisiones del Gobierno. Es decir, ni siquiera creemos en nosotros mismos como sociedad civil y como agente transformador.

Estos datos nos revelan como una sociedad egoísta, donde no nos importa lo que suceda en nuestro entorno mientras nosotros estemos bien. De ahí nuestra nula cultura a la denuncia, ¿cuántos de nosotros nos tomamos la molestia de llamar al ayuntamiento para denunciar que no funciona el alumbrado público? Siempre pensamos que el otro lo hará y sin ningún esfuerzo nuestros problemas se resolverán.

En ciudades como Medellín y Palermo, los problemas de inseguridad disminuyeron en mucho gracias a la participación activa de los ciudadanos, quienes optaron por vivir en la cultura de la legalidad y exigir a sus autoridades que ellos también la cumplan.

Hoy que todo se mueve en Internet, bien vale la pena pensar que la participación ciudadana va más allá de simplemente confirmar la asistencia a una marcha por el Facebook o a quejarse amargamente en foros o blogs, porque como cantara Bob Dylan ¿Cuánto tiempo deben las balas de cañón volar, antes de estar prohibidas para siempre? (Blowing in the wind).

General, 4,372 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de luis antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

luis hernández aranda Blog de luis hernández aranda

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de luis hernández aranda

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora

izmir escort escort bodrum bodrum escort