Grandes obras ¿y los servicios primarios?

Crónicas de oscuridad y urbanidadluis hernández aranda

Grandes obras ¿y los servicios primarios?

PUBLICIDAD

Escrito por luis hernández aranda 18 de noviembre de 2008
textos periodísticos

Finalmente la Zona Metropolitana de La Laguna recibirá el próximo año 250 millones de pesos, 100 millones más que su primer presupuesto este 2008. Los recursos ya han sido comprometidos para proyectos viales, de transporte y de rescate del río Nazas en la zona de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo.

 

 Esto representa una buena noticia para la Comarca, sin embargo llama la atención cómo los alcaldes de los diferentes municipios y los gobernadores de ambos estados ya proyectan obras espectaculares, cuando han sido incapaces de brindar con eficiencia los servicios públicos primarios.

 

Torreón es ejemplo de estos contrastes, mientras los ciudadanos ven con agrado cómo se avanza en la construcción de diferentes sistemas viales, al mismo tiempo padecen los problemas de la falta de alumbrado, agua, así como la falta de cuidado a los parques públicos y las deficiencias en el aseo público ya que no hay depósitos de basura en el Centro.

 

Los puentes que se están construyendo son sinónimo de desarrollo, sin embargo cuando la noche extiende su manto y la ciudad queda a oscuras, Torreón se convierte en un rancho grande.

 

Es ilógico que se planteen las grandes obras para rescatar el Centro de Torreón y reactivar así su dinamismo económico, cuando el alumbrado público de este sector simplemente no funciona. ¿Quién se va a atrever a venir de compras al Centro cuando debe caminar por calles oscuras con el riesgo de sufrir un asalto?

 

El pasado 10 de noviembre El Siglo de Torreón publicó fotografías donde se aprecia claramente cómo sólo la luz del Edificio Arocena ilumina la avenida Hidalgo entre las calles Cepeda y Valdez Carrillo.

 

Comerciantes y habitantes de estos sectores han denunciado en diversas ocasiones que la falta de alumbrado público y de vigilancia por parte de Seguridad Pública, sobre todo después de las siete de la tarde, ha generado el aumento de asaltos a transeúntes y negocios, así como el robo de vehículos y autopartes.

 

La respuesta del Municipio a dicha problemática genera desolación, ya que según Heriberto Martínez, director de Servicios Públicos, se requieren alrededor de 200 millones de pesos para ponerlo en condiciones de modernidad y eficiencia.

 

Sin embargo, la falta de recursos para modernizar el alumbrado público no es impedimento para que el Ayuntamiento coloque espectaculares afirmando “que le están dando al Centro”, en referencia a los trabajos de rescate de este sector, que diariamente está a oscuras.

 

Algo similar ocurre con el proyecto del puente elevado Independencia-Abastos que construirá el Municipio y cuyos trabajos se empalmarían con el paso deprimido de Constitución-Abastos que iniciará en diciembre el Gobierno del Estado.

 

Estas obras obviamente buscan agilizar el tráfico en este sector, sin embargo de nada servirán dichas inversiones mientras persista el problema de los semáforos mal sincronizados.

 

La Administración de José Ángel Pérez, se ha caracterizado por una pésima sincronización de los semáforos, problema que no ha sido solucionado a pesar de las constantes quejas de los ciudadanos en medios de comunicación. Es cierto, el problema no debe ser directamente atendido por el alcalde, pero sí es su responsabilidad demandarle mayor eficiencia a Francisco Torres Suárez, titular de Ingeniería de Tránsito Municipal, quien soluciona todos los problemas de vialidad colocando bordos.

 

Del otro lado del Nazas las cosas no están mejor. Como nunca el Gobierno de Ismael Hernández Deras, ha volteado sus ojos a La Laguna de Durango, particularmente a Gómez Palacio, donde es posible apreciar la construcción de puentes sobre el bulevar Miguel Alemán, al mismo tiempo que la ciudadanía ve cómo se desfasan los tiempos en la ampliación del Periférico Gómez Palacio-Lerdo.

 

Fue el 5 de mayo de 2007 cuando inició la ampliación a ocho carriles del bulevar Ejército Mexicano y la ampliación y construcción de los puentes sobre el canal de Sacramento correspondientes a la segunda etapa, misma que no ha concluido y que se ha suspendido en varias ocasiones, aun así el 29 de octubre de ese año inició la tercera etapa del Periférico, tramo que va del centro comercial ubicado en Hamburgo hasta la llamada “Curva del Japonés” en Ciudad Lerdo, estos trabajos actualmente se encuentran detenidos.

 

El nulo avance en los trabajos ha provocado que la vía sea un verdadero peligro para los ciudadanos, ya que hay peligrosos desniveles entre carriles que impiden el cruce de los vehículos.

 

Según el Gobierno de Durango “la lentitud en la obra de la modernización del Libramiento Periférico Ejército Mexicano, se debió al incumplimiento de la empresa CAINSA”, sin embargo eso no justifica la falta de alumbrado, de señalización y de agentes de tránsito en la zona.

 

Los políticos son especialistas en presumir obras, y sobre todo proyectar las grandes construcciones, pareciera que mientras más grande sea la inversión más aumentarán su popularidad. Por desgracia en esta carrera de anunciar las grandes obras, que son necesarias para el desarrollo de cualquier ciudad, las autoridades se han olvidado de solucionar los problemas básicos de la población como alumbrado, agua, pavimento, aseo de calles y plazas. Que vengan las grandes obras, pero también mejoren los servicios primarios, la ciudadanía se los agradecerá.

 

textos periodísticos, 4,355 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de luis antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

luis hernández aranda Blog de luis hernández aranda

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de luis hernández aranda

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora

izmir escort escort bodrum bodrum escort