Un PRI fuerte con un alcalde débil

Crónicas de oscuridad y urbanidadluis hernández aranda

Un PRI fuerte con un alcalde débil

PUBLICIDAD

Escrito por luis hernández aranda 16 de noviembre de 2010
General

El V informe de gobierno de Humberto Moreira mostró que el músculo del PRI en Coahuila está más fuerte que nunca. Moreira puede presumir que en todo el estado su imagen es aplaudida, sólo en Torreón se mantiene una actitud más crítica hacia las acciones de su gobierno. Sin embargo, cada vez son más las voces que simpatizan con su proyecto.

Para lograr esto el PRI, como en los viejos tiempos, ha aglutinado a diversos sectores de la sociedad. Los cuales van desde los habitantes de colonias populares hasta escritores y pintores. Programas como la tarjeta de la gente le ha permitido crear una amplia base social, la cual combina con actividades como la lectura del Quijote, atrapando así a nuevos simpatizantes.

Rubén Moreira a nivel estatal, y Salvador Hernández Vélez como dirigente del PRI en Torreón, están haciendo su chamba con miras a las próximas elecciones. Sin embargo, saben que a pesar de la división que hay en el PAN no deben confiarse.

A pesar de haber perdido las últimas elecciones, el PAN mantiene un voto duro en amplios sectores de la sociedad de Torreón, principalmente en las clases acomodadas.

El primer triunfo reconocido de Acción Nacional en Torreón fue en 1979 cuando Juan Antonio García Villa ganó una diputación federal. Muchos años después el PAN habría de gobernar el municipio hasta en tres ocasiones teniendo como alcaldes a Jorge Zermeño, Guillermo Anaya y a José Ángel Pérez.

El PRI capitalizó los errores de la administración de José Ángel Pérez para regresar a la alcaldía de Torreón el 1 de enero de 2010 con Eduardo Olmos como presidente municipal.

A partir de esa fecha la expectativa era grande y el efecto mediático de las primeras acciones crearon la percepción en la ciudadanía de que en realidad había un "rescate de Torreón".

Después de 10 meses en el poder la percepción es otra. En poco tiempo Eduardo Olmos derrochó el capital con el que llegó a la presidencia. Errores de sus principales funcionarios en las direcciones de Obras Públicas, Atención Ciudadana, Tesorería, el DIF y la Contraloría, han provocado decepción y hartazgo en la población.

A las malas acciones de estos directores hay que sumarle la falta de transparencia del municipio, los cuestionamientos de una nómina abultada, las obras inconclusas y la nula atención a las quejas ciudadanas. Además de los constantes rumores de actos de corrupción en Simas, que por si fuera poco, está en números rojos.

Incluso cada vez son más los sectores que se quejan de la falta de atención de parte del alcalde. Las quejas provienen igual de sectores populares que de algunas cámaras empresariales.

La decepción que está generando la administración de Eduardo Olmos es la principal debilidad que en la actualidad tiene el PRI en Coahuila y particularmente en Torreón, lo que sin duda podría afectar el curso de las votaciones el próximo año cuando deba elegirse gobernador y diputados locales.

Afortunadamente para el tricolor, la división que existe en el PAN no le ha permitido al albiazul capitalizar las fallas de la presente administración.

No hace mucho se escuchaba con fuerza el rumor de que Olmos dejaría la alcaldía para buscar otro puesto. Más allá de lo verídico de este rumor, lo único cierto fue que abonó a la imagen de debilidad que actualmente hay del alcalde. Dicha imagen se debe a la percepción de que al menos en este primer año de gobierno Eduardo Olmos ha sido incapaz de controlar las acciones de sus principales colaboradores, muchos de ellos amigos de hace muchos años del alcalde.

El pasado viernes Eduardo Olmos declaró a El Siglo de Torreón que después de su primer informe haría cambios de directores. Incluso dijo:

"Hay titulares de dependencias que de plano no han presentado propuestas, no he visto que hayan hecho acciones trascendentes ni se hayan ofrecido a coordinar acciones. Como que algunos llegaron con muchos bríos, pero al final, nada", dijo.

Tras las declaraciones del alcalde el Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada y la Canaco se pronunciaron a favor de la destitución de los malos funcionarios ya que muchos de ellos no han dado los resultados esperados.

Si Eduardo Olmos quiere revertir la mala percepción que hay de su administración está obligado a dar un fuerte golpe de timón. Aún tiene tres años al frente de la alcaldía, sin embargo el tiempo no es mucho, sobre todo cuando el enojo en la población cada vez es mayor y en el primer año de la administración dilapidó el voto de confianza que le habían dado los ciudadanos a través de las urnas.

General, 3,625 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de luis antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

luis hernández aranda Blog de luis hernández aranda

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de luis hernández aranda

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora